Para hacer un buen año
se necesita buena gente…
Los grandes
y los pequeños.
A un buen año le vienen bien
las personas simples,
o no tanto…
Pueden ser personas espectaculares,
famosas
o desconocidas…
Para hacer un buen año
hacen falta los intelectuales,
los técnicos
y no pueden faltar los románticos.
Se necesitan personas creativas,
capaces de aprovechar todos los recursos
y de no rendirse ante las vueltas de la vida.
Un buen año se hace
con gente abierta al cambio
y a las cosas diferentes…
… aunque parezcan muy extrañas.
Con los que necesitan estructuras
y los que prefieren sentirse muy libres.
En un buen año están los planificadores,
los detallistas
boceto
y los que saben improvisar.
Son imprescindibles
las personas constantes,
las generosas,
las dulces,
las de espíritu joven en cualquier edad,
las que miran al futuro
y las que recuerdan sus raíces.
Para hacer un buen año hay que tener
personas capaces de reflexionar
y de reflejar.
Hacen falta los equipos,
los que prefieren cierta soledad
y los que forman redes.
Un buen año necesita que estemos juntos
y que demos luz a nuestros sueños
para lograr una realidad maravillosa.
…muy maravillosa...
FELICIDADES
FELICIDADES
y gracias por ser buena gente.
Descargar

Diapositiva 1