EL DÍA DE LOS ENCARGOS
El día de los encargos era un día súper, súper especial para todos los
niños y niñas de la clase.
Cada niño recibía una tarea o encargo que debía cumplir y ser
responsable de él durante todo el curso.
Cosquillas esperaba este día con mucha ilusión,
como era su primer año en el colegio nunca había tenido la oportunidad de recibir
ningún encargo.
Algunos encargos eran muy interesantes y otros no tanto.
Todos los alumnos pensaban que Cosquillas
recibiría el encargo más especial e interesante
por ser nuevo en el colegio.
Cuando todos ya habían recibido sus tareas: limpiar la pizarra, pasar lista, ordenar
los diferentes rincones y ordenar los juguetes Cosquillas recibió el suyo.
La Señorita Martina le dio una cajita,
al abrirla todos se quedaron sorprendidos.
Dentro había un gusanito verde, muy delgadito y con una carita muy, muy triste.
Todos se alegraron de no tener que ocuparse
de ese bichito tan feo.
Cosquillas se sintió un poco decepcionado,
pero pensó que si ese era su encargo lo cumpliría
por muy feo que fuera el gusanito.
Y así fue….
Cosquillas estudió e investigó en todos los libros que pudo encontrar en la
Biblioteca, la vida, alimentación y cuidados que requería el verde, delgadito y
triste gusano.
Hasta llamó a sus amigos los duendes Luna Llena y Miércoles para que le ayudaran
a cuidarlo
Un día el gusanito se puso más triste que de costumbre. Cosquillas cogió la
cajita con el gusano y fue al Arroyo cantarín a pedir ayuda al HADA del
vestido verde.
El HADA le dio unas hojitas de un árbol muy, muy especial que vive en el
fondo del arroyo Cantarín.
Un árbol con hojas azules y verdes que tienen poderes mágicos y pueden
curar a todos los que las comen.
Un día al levantarse Cosquillas abrió la cajita y sorpresa, sorpresa el gusano
había desaparecido,
pero en su lugar una mariposa
con todos los colores del arco iris salió revoloteando.
Cosquillas daba saltos y saltos de alegría,
cogió la mariposa la puso en la caja y fue corriendo, corriendo al colegio para
enseñarles a todos
la preciosa mariposa.
Todos se quedaron asombrados y ninguno se atrevió a hablar, pues se habían
reído de Cosquillas
durante muchos, muchos días.
Por la tarde, la Señorita Martina dijo que tenía
una sorpresa para todos.
Y así fue….
a media tarde entró en el aula un Señor.
-Este es el Señor Cuidaloto
que tiene una noticia para vosotros.
-Dijo la Srta. Martina
-El gusano que habéis cuidado es muy especial,
es una especie en peligro de extinción,
ahora que se ha convertido en mariposa
tenemos que llevarle a su país.
En todas las escuelas de la provincia dejamos un gusanito
a principio de curso.
Esta es la única escuela dónde el gusanito
se ha convertido en mariposa
por eso este verano todos iremos de viaje a la selva tropical para que viva
allí con su familia.
Todos saltaron de alegría
y el Señor Cuidaloto dio a Cosquillas un súper abrazo
por ser tan, tan responsable.
Y colorin, colorado
Cosquillas
se fue a hacer
rosquillas.
Descargar

El día de los encargos - ASOCIACION "COSQUILLAS"