La Intervención Francesa y
República Restaurada
La figura de Juárez
• Un indio un tanto introvertido y poco dado a los
discursos, aunque un hábil político, que había
mostrado ser capaz de gobernar un estado, como
lo hizo en Oaxaca en 1847. Su gestión se
caracterizó por lograr el equilibrio económico y la
realización de obras públicas como caminos, la
reconstrucción del Palacio de Gobierno, la
fundación de Escuelas Normales, levantamiento
de una carta geográfica y del plano de la ciudad
de Oaxaca. Muestra de esto fue que duplicó el
número de escuelas en Oaxaca, de 50 que había
en todo el Estado a 100 o más.
El cambio del perfil de presidente
• En la obra Juárez y su tiempo, Justo Sierra señala que
hasta la llegada de Juárez solamente ocuparon la
presidencia soldados “vicepresidentes como Gómez
Farías, que apenas tuvo tiempo para romper uno que
otro dique para abrir camino al torrente fecundo de la
Reforma; , como Peña y Peña y Ceballos, que pasaron
rápidamente por el poder o algunos otros por
accidente Corro, Alamán, Vélez… No hemos tenido
antes de Juárez presidentes civiles; medios civles,
algunos militares probos Victoria, Bustamante Herrera
(un Cincinato), Arista, Comofort…El ejécito no los
toleró, sólo quería Santannas;…
Comienza a gobernar Juárez
• El 11 de enero de 1861 Juárez entró a la
capital de México y así concluyó
prácticamente la guerra de Reforma (18581860). Y si la guerra se saldaba con el triunfo
de la causa republicana, los problemas que
caracterizaban al país nos permiten hablar de
una inestabilidad crónica.
una situación realmente crítica la que
enfrentaría el presidente Juárez
• la desarticulación de la economía por más de tres años de
conflicto armado,
• un erario insuficiente para cubrir las necesidades de la
administración pública,
• una precaria infraestructura en comunicaciones que propiciaba
el aislamiento y
• la configuración de amplias zonas geográficas como cotos de
poder de caudillos regionales, altos niveles de analfabetismo en
el campo y levantamientos armados locales,
• así como la presencia endémica de numerosas partidas de
bandoleros y de una parte del ejército conservador que, luego
de ser derrotado y decretada su disolución a finales de 1860,
merodeaba dispersa en diversas zonas del territorio nacional.
Poner orden
• En este sentido, el 5 de junio de 1861 el
gobierno de Juárez expidió un decreto en el
que se ponía precio a la cabeza de varios jefes
conservadores. El artículo primero del decreto
decía: "Quedan fuera de la ley y de toda
garantía en sus personas y propiedades, los
execrables asesinos Félix Zuloaga, Leonardo
Márquez, Tomás Mejía, José María Cobos,
Juan Vicario, Lindoro Cagiga y Manuel
Lozada".
La moratoria
• La nación se encontraba sumamente
empobrecida a consecuencia de las continuas
guerras civiles y no podía solventar los
desventajosos préstamos solicitados en el
extranjero por los gobiernos "legítimos o
usurpadores". En estas circunstancias, Juárez
se vio precisado a decretar, el 17 de julio de
1861, una ley por la cual se suspendían los
pagos de la deuda externa durante dos años.
Juárez cancela la moratoria
• La promulgación de esta ley motivó que los gobiernos de
Inglaterra y Francia rompieran relaciones con México y
concertaran, junto con España, la llamada Alianza
Tripartita.
• El acta del acuerdo se firmó en Londres el 31 de octubre,
y con ella se abría paso a la intervención militar.
• La propaganda difundida en estos países sostenía que
Juárez no tenía el apoyo de la nación y que ésta vería con
beneplácito una intervención en su contra.
• Vista la dimensión del problema, el presidente consideró
pertinente derogar la ley del 17 de julio y ordenó, el 23
de noviembre, el restablecimiento de los pagos de la
deuda externa.
La amnistía
• De manera significativa, el 29 de noviembre el
gobierno decretó una ley de amnistía dirigida a los
militares conservadores que aún se encontraban en
armas. La medida buscaba evitar que terminaran
actuando a favor de la intervención, y cabe destacar
que entre los amnistiados figuraban individuos como
Mariano Trujano, Juan Argüelles y Manuel Lozada, cuya
trayectoria no había sido ajena al bandolerismo.
Aunque también se excluía a individuos de siniestra
memoria, como el general Leonardo Márquez, vistos
los asesinatos que cometió durante la guerra de
Reforma.
La invasión extranjera
• Pero todo fue inútil: el 17 de diciembre de
1861 las tropas españolas ocuparon Veracruz,
el 6 de enero de 1862 llegó la escuadra inglesa
y el día 18 el ejército francés.
La salen unos de los invasores
• El primero de marzo, después de las
negociaciones vinculadas con los Tratados de
la Soledad (9/ ii /1862) Salieron del país
españoles e ingleses. Los franceses, sin
embargo, permanecieron en el país y
decidieron avanzar hacia la capital el 19 de
abril.
Comienza la guerra
• Ante la situación Juárez decretó la amnistía
para los conservadores e impulso la creación
de guerrillas. En tanto Ignacio Zaragoza
preparó la defensa de Puebla de las tropas
francesas. El Conde de Lorencez se confió a
pesar de la advertencia de Almonte, quien se
había integrado al grupo francés. El 4 y 5 de
mayo el mejor ejercito de mundo fue
derrotado. Napoleón ante al noticia mando
30 mil hombres más.
El retroceso de los liberales
• Finalmente, el 17 de mayo de 1863 la ciudad de
Puebla fue tomada por los invasores y las "fuerzas
auxiliares" conservadoras que los apoyaban.
Semanas después, el gobierno de México se trasladó
a San Luis Potosí y la capital fue ocupada el 10 de
junio: antes y después de la caída de Puebla el
ejército republicano no sólo se enfrentó a los
franceses sino que también combatió a las "bandas
conservadoras" que operaban en diversos puntos del
país.
Un francés con poder real
• Cuando Juárez salió de la capital se formó una
regencia en tanto arribaba el nuevo
gobernante, que estuvo integrada por
destacados generales, civiles y eclesiásticos,
pero que fue decorativa pues las decisiones
las tomaba el Mariscal Achille Bazaine.
• En tanto Maximiliano de puso como condición
que el pueblo mexicano lo llamara, así que se
recogieron miles de firmas. El 10 de abril de
1864 Maximiliano aceptó el trono
Maximiliano aceptó
• Maximiliano firmó dos tratados con Napoleón
III, justo antes de tomar posesión, que México
pagaría la expedición francesas y que
mantendría 28 mil soldados hasta 1865 y
luego se iría reduciendo. Además, de
conceder un préstamo por 175 millones de
francos, de los cuales solamente 8 los recibiría
Maximiliano, pues lo demás era para pagar la
deuca mexicana con los intereses franceses
Maximiliano llegó
• A fines de mayo de 1864 llegó Maximiliano y Carlota,
frio recibimiento, en Orizaba, Puebla y c. de México
el asunto mejoró muchísimo y lo mejor de la
sociedad agasajó a la pareja real.
• Algunos liberales colaboraron con Maximiliano,
esperanzados en que se lograra el orden e influidos
por las ideas liberales del emperador.
El Emperador resultó liberal
• Embelleció la ciudad, construyeron el gran paseo imperial,
puso alumbrado público de gas, pavimento calles.
• Maximiliano, anunció que no suprimiría la tolerancia de culto
y la nacionalización de los bienes del clero.
• Maximiliano creía que las leyes eran esenciales y promulgó el
estatuto de imperio el 10 de abril de 1865, seguido de un
código civil, una ley agraria, una ley de trabajo, esta última
devolvía la tierra a los pueblos indios y les concedía a los que
no tenían. También aprobaba una jornada de 10 máximo,
anulaba las deudas, prohibía los castigos corporales y limitaba
la tienda de raya.
Más propuesta del Imperio
• Promovió la educación y las actividades de
corte científico. Carlota impulsó la educación
femenina.
• Por otra parte, dividió el país en 50
departamento, trato de impulsar el desarrollo
económico, autorizó el funcionamiento de un
banco central (el banco de Londres, México y
Sudamérica). Asimismo, autorizó la
construcción del ferrocarril México Veracruz.
Juárez huye
• Las acciones del emperador provocaron que
Juárez tuviera que desplazarse al norte, pues
el ejercito francés y las fuerzas conservadoras
fueron controlando prácticamente todo el
país. Además, algunos estados que habían
afines con Juárez, empezaron a colaborar con
el imperio. En 1865 los liberales solamente
retenían pequeñas zonas, pero realizaban una
continua lucha de guerrillas, lo que mantuvo
vivo el movimiento.
Conflicto al interior del grupo
liberal
• En ese mismo momento, el Gral. Jesús González
Ortega, Presidente de la Suprema Corte de Justicia,
exigió desde EU que Juárez le entregará la
presidencia pues había finalizado su periodo
constitucional. Juárez recurrió a poderes
extraordinarios ante la guerra y no cedió el poder.
• A fines de 1865 las cosas cambiaron, fin de la guerra
de EU reconocimiento del gobierno de Juárez y
recursos para financiar al ejercito liberal.
Comienza la crisis del Imperio
• El imperio empezó a tener el problema de todos los
gobiernos mexicanos falta de dinero. En Europa
Napoleón consideró la retirada de las tropas ante la
consolidación de la Confederación Alemana.
• Maximiliano llamó a sus generales conservadores,
que había mandado a Europa un poco por
descontento, entre ellos Miramón y Mejía. Le pidió
apoyo a su hermano Francisco José, quien le
proporcionó 3000 hombres que los EU impidieron
que llegaran a México.
Comienza la caída del Imperio
• Carlota viajó a Europa a hacer cumplir los tratados, pero
no tuvo éxito, perdió la razón. Maximiliano pensó en
abdicar, pero sus ministros lo convencieron de no
hacerlo, aunque al final lo abandonaron a su suerte.
• A inicios de 1867 la situación era muy favorable a los
fuerzas juaristas que recuperaron el país con excepción
de Puebla y Veracruz, el emperador pretendió hacerse
fuerte en Querétaro. Porfirio Díaz tomó Puebla el 2 de
abril de 1867 con lo que abrió el camino para que Juárez
regresara a la capital.
La derrota del Maximiliano y de los
Conservadores
• Miramón le recomendó a Maximiliano
abandonar Querétaro, pero no le hizo caso y
finalmente cayó la ciudad y fueron tomados
prisioneros Maximiliano, Ignacio Mejía y
Miguel Miramón, quienes fueron juzgados y
sentenciados a los pena de muerte por
traición e invasión. El 19 de junio de 1867
fueron ejecutados en el cerro de las
Campanas.
Regresa Juárez
• El 16 de julio de 1867 Juárez regresó a la Cd. De
México y fue recibido con gran fiesta popular.
• Los conservadores y monarquistas al fin habían sido
derrotados completamente. En lo sucesivo la lucha
por el poder sería solamente entre liberales.
• Agosto de 1867 Juárez convocó a elecciones con tres
candidato el mismo presidente, Sebastián Lerdo de
Tejada y Porfirio Díaz
El nuevo orden
• Díaz héroe de la guerra representaba los intereses de
los militares, poco representados en el gobierno, a
pesar de que ellos habían derrotado al imperio.
• Juárez tenía que asumir la presidencia con el débil
poder que le daba la constitución al ejecutivo ante el
legislativo así que promovió la creación del Senado.
• Además, Juárez promovió la reelección, que dio a
Díaz el principal motivo de sus levantamientos
armados
• La economía estaba otra vez mal, pero al guerra civil de EU
había impulsado áreas productivas en el norte del país,
especialmente el algodón, harinas y alimentos, lo que
favoreció el crecimiento de Piedras Negras, Laredo, Monterrey
y Matamoros.
• Juárez se dedicó a reorganizar la administración y arreglar la
hacienda pública. José María Iglesias y Matías Romero
analizaron la situación y establecieron un plan que llevo a que
en 1870 México por primera vez elaborara un presupuesto
gubernamental (ingresos y egresos
• Favoreció las inversiones, las comunicaciones, telégrafos
caminos y ferrocarriles y la colonización. Pretendieron fundar
un banco nacional de emisión que uniformara la moneda
circulante, pero solamente pudieron conservar el banco
fundado por Maximiliano.
Otros asunto importantes
• La educación para Juárez fue un asunto
prioritario y en 1867 promulgó una ley que la
declaraba gratuita y obligatoria la educación
elemental y fundaba la escuela Nacional
preparatoria.
• Normalizó las relaciones internacionales, con
EU conservó lo más sano posible la relación, y
pretendo recuperar la relación con España,
Francia y gran Bretaña, sin mucho éxito.
Nuevamente a elecciones
• Convocó a elecciones en 1871, con un
contrincante tenaz, Díaz, quien volvió a perder
las elecciones, aunque ahora organizó su
levantamiento con el Plan de Noria el 8 de
noviembre. El movimiento dividió a los
liberales, aunque Juárez se mantuvo en el
poder hasta su muerte, el 18 de julio de 1872.
En ese momento el movimiento de Díaz
perdió su razón de ser.
El bandolerismo
• Es conveniente señalar que la aparición del
bandolerismo es un fenómeno anterior a la
Intervención. Unos años antes, al promulgarse la
Ley Lerdo el 25 de junio de 1856, las
comunidades indígenas fueron objeto de una
seria desarticulación en su modo tradicional de
vida al quedar comprendida en el decreto la
desamortización de sus tierras comunales;
formalmente estas tierras habrían de subdividirse
y podrían ser detentadas como propiedad privada
por los miembros de las comunidades
Condiciones favorables
• Jean Meyer, que, como "casi todos los estados comenzaron la
repartición de las tierras de comunidades antes de la Reforma", la
disposición legal referida se presenta más como uno de los momentos
críticos del proceso de disolución de la comunidad rural que como su
punto de partida.
• Sus causas históricas, la secuela de efectos económicos adversos
dejada por los continuos movimientos armados anteriores a la guerra
de Reforma misma; al método de reclutamiento forzoso (la leva)
utilizado por los diferentes bandos para levantar sus ejércitos,
propiciando con ello una deserción que, junto con la desmovilización
de contingentes, contribuía a la formación de grupos de individuos ya
desarraigados y armados.
• De esta manera, si el capital no le ofrecía una alternativa como fuerza
de trabajo asalariado al campesino sin tierra, al desertor o al
desmovilizado, el bandolerismo disponía de un contexto
socioeconómico que no dejaba de serle propicio.
Más condiciones
• El bandolerismo social es así un fenómeno
asociado a sociedades en las que predominaba la
agricultura y compuestas, "fundamentalmente,
de campesinos y trabajadores sin tierra;
oprimidos y explotados por algún otro: señores,
ciudades, gobiernos, legisladores o incluso
blancos". El escaso desarrollo de las vías de
comunicación, aunado a los efectos insidiosos de
una administración complicada e ineficiente, se
cuenta entre las causas que favorecían el
surgimiento de este fenómeno
La Intervención Francesa y los indios
• Con la intervención francesa salen a flote
problemas socioeconómicos rezagados por la
turbulenta política mexicana. Maximiliano y
sus colaboradores más cercanos coincidieron
en valorar al indio como elemento vital en el
progreso del país. Tanto por su cantidad
numérica (tres cuartas partes de la población),
como por sus peculiares condiciones, el indio
representaba un problema presente y futuro
para la política imperial.
Mejorar las condiciones de los
indios
• Los republicanos no desdeñaron el asunto,
trataron de convencer al país de que
únicamente bajo el sistema de gobierno por el
que ellos luchaban podrían los indios obtener
mejores condiciones de vida, ya que, cuando
menos jurídicamente, estaban en igualdad de
condiciones que el resto de los ciudadanos.
La integración de los indios y las
dificultades
• La realidad, sin embargo, era distinta, muchas
barreras sociales y económicas separaban al
indio. Para incorporarlo a la vida nacional, el
gobierno de Maximiliano fundó la Junta
Protectora de Clases Menesterosas, encargada
de prestar ayuda a los indios. Sus funciones
abarcaban desde litigios de tierras hasta
suministro de alimentos y dinero.
La educación como instrumento de
integración
• Sin embargo pensó que por medio de la
educación se integrarían efectivamente a la
nacionalidad mexicana. Según él, había que
empezar por desterrar de ellos sus costumbres y
su lengua. Multiplicar escuelas en las zonas
indígenas le parecía indispensable, pero
consideraba a la educación como arma de dos
filos ya que la experiencia había demostrado que
los indios ilustrados ayudaban a sus compañeros
a rebelarse contra los propietarios. Hacer bien al
indio -decía- era más por México, que por el indio
mismo.
Los indios y la economía
• La ubicación del indio dentro de la economía
del país fue otro tema de discusión en los
periódicos. Se estimó que la distribución de la
propiedad tanto urbana como rural no era
equitativa, por lo que afectaba al pueblo
impidiéndole adquirir una educación que le
ayudara a elevar su nivel de vida y creando en
él un sentimiento de desigualdad social.
La complejidad del Sistema
• Perry analiza a lo largo de su texto esas realidades:
a)
b)
c)
d)
El republicanismo minoritario, es decir el hecho de que haya sido
una minoría la que hacía política, y que haya sido una abstención
generalizada cada vez, más la regla general en las elecciones.
El liberalismo económico, que creaba un campo contradictorio
entre el credo liberal y la realidad mexicana, resumida en la poca
capacidad del gobierno para hacer gastos, en su insolvencia fiscal
y en la dislocación económica que el país padecía.
La empleomanía, es decir el gusto tan mexicano por encontrar
"destino" en un puesto público, tan escaso y tan disputado que los
burócratas forman facciones políticas cuyo único lazo de unión es
conservar el puesto, y el correlativo efecto de que los burócratas
estuviesen controlados por sus jefes políticos.
El caudillismo, expresión del regionalismo, sus complejas y
contradictorias relaciones entre sí y con el federalismo. Además, la
actitud de los liberales que aplauden el federalismo pero
abominan del regionalismo.
El caudillismo
• Por otra parte, el caudillismo resultaba esencial para el
gobierno del país porque se basaba en:
1) el intenso regionalismo del país,
2) la posibilidad de los caudillos de nombrar y cambiar a los
jefes políticos locales,
3) el poder del caudillo y de sus jefes políticos de armar
ejércitos,
4) en el control económico y
5) en su jefatura carismática. e) El centralismo ejecutivo, es
decir la oposición entre un ejecutivo débil y un legislativo
fuerte, o en otros términos la oposición entre los
partidarios de una república parlamentaria y de una
república presidencial.
Las facultades extraordinarias
• f ) Las facultades extraordinarias. Durante la República
Restaurada hubo tantas rebeliones que los gobiernos,
apelando al sentimiento de unidad nacional amenazado,
tenían que modificar su liberalismo suspendiendo los
derechos civiles y haciéndose conceder facultades
extraordinarias.
• g) Las elecciones. El pueblo tenía ante las elecciones una
desconfianza basada en los hechos. En México, "si no es el
gobierno, ¿quién haría las elecciones? Quiénes vayan a
gobernar y cómo son cuestiones políticas demasiado
importantes [...] para dejar que un destino electoral las
decidiera"
Descargar

Diapositiva 1 - Escuela Judicial del Estado de Campeche