Francisco Coll
Una vida asentada sobre
roca firme
Mamá, quiero ser sacerdote!
Su alma grande albergaba siempre deseos
sublimes.
Se fue forjando desde sus primeros años…
Ese pirineo agreste que le vio nacer,
… y se acostumbró a trabajar para su sustento …
Los días grises, no le hacían vacilar …
Su celo apostólico le devoraba …
Cuando la noche oscura le parecía interminable...
Descargar

Diapositiva 1