Mateo
2:1-11
Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey
Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha
nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y
venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se
turbó, y toda Jerusalén con él. Y convocados todos los
principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les
preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le
dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por
el profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la
más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti
saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel.
Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos,
indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición
de la estrella; y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y
averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le
halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le
adore. Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la
estrella que habían visto en el oriente iba delante de
ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba
el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy
grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su
madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus
tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.
Los sabios de Oriente
buscaron a Jesús;
llevaban tesoros
y los ofrecieron al
verdadero Rey: Jesús
Debemos buscar
siempre a Jesús, no solo
en estas fechas, y
ofrecerle lo mejor de
nuestros tesoros
La palabra
“regalo”
Regale donum es un regio obsequio,
un presente digno de un rey, un
auténtico regalo. El adjetivo en
cuestión es regalis, regale, que se
forma a partir de rex, regis = rey.
Significa por tanto real (de realeza),
majestuoso, dignísimo, regio.
"A cuerpo de rey", que decimos en
español castizo. Eso conecta con
la teoría y la expresión de que
"cada uno tiene un rey en el
cuerpo". Para lo que sirven el
regalar, el regalarse y toda clase
de regalos es para complacer al
rey que cada uno llevamos
dentro.
Estas épocas son especiales
para regalar lo que
queremos a quien
queremos. Y el grupo de
personas que venían de
Oriente eso hicieron en el
nacimiento de Jesús.
A. La búsqueda del nacido con
diligencia (v.2)
1. Desde que vieron la estrella
2. Desde que llegaron a Jerusalén.
3. Cuando re-encontraron la
estrella.
Los magos diligentemente buscaron
a Jesús, y lo hicieron hasta
encontrarlo, siguieron dirección
sobrenatural y apoyados por las
profecías expuestas por los escribas
delante de Herodes, llegaron hasta
Belén.
Ellos tenían algo que hacer en Belén
y no pararían hasta encontrar a
Jesús y cumplir su cometido.
B. El encuentro con propósito (v.11)
1. Postrándose (v.11)
2. Lo adoraron (v.11)
3. Le ofrecieron presentes (v. 11)
a. Los tesoros tienen tinte profético
b. Los tesoros siguen siendo tesoros
c. Los tesoros vienen de un corazón dispuesto
d. Los tesoros se ofrecen voluntariamente
La adoración implica la preparación
para ser transformados por Dios
para darse a si mismos.
Todo el mundo en estas fechas reconoce el
nacimiento de Jesús, sin embargo, pocos
saben acerca del propósito de su venida.
Quienes ya le conocemos, sabemos que Él
vino a salvarnos y a morir por nosotros y que
vendrá otra vez para que estemos siempre a
su lado. Es por eso que vemos con tristeza...
A. La motivación de buscar a Jesús
1. Por Conveniencia
2. Por Necesidad
3. Por Amor
B. El valor que el mundo el da al
nacimiento de Jesús
1. Comercial
2. Familiar
C. Nuestro compromiso para
esta navidad
1. Pensar
2. Valorar
3. Decidir
D. Nuestro regalo para Dios:
1. Consciente
2. Voluntario
3. Trascendente
En nuestros tiempos se ha
perdido el verdadero significado
de la navidad al regalar para
recibir; el regalar lo barato o lo
caro; el regalar para acallar
nuestra conciencia; en fin, el
regalo se desvirtúa y se
comercializa al mejor postor.
Los creyentes tenemos el regalo
más grande; nos fue dado para
compartirlo y estas fechas son
importantes y claves para
hacerlo. Que podamos compartir
el regalo que Dios tiene ha
preparado para un mundo sin Él.
El mundo actual ha cambiado la palabra
Navidad por Vanidad, esforzándose en
su egoísmo y olvidando a la persona que
nació en esa fecha.
¿Quién es más importante en éstas
fechas y de quién se habla más: Jesús o
el personaje que la publicidad llama
Santa Claus?
Y mire la diferencia entre Jesús y el personaje
llamado Santa Claus.
Santa se pasea en trineo; Jesús camina entre
nosotros.
Santa viene una vez por año; Jesús siempre
está al lado del creyente.
Santa llena tus calcetines con regalos; Jesús
suple todas las necesidades de los Hijos de
Dios.
Santa baja por tu chimenea; Jesús toca a tu
puerta y espera a que le invites a tu corazón.
Para tomarte una foto con Santa tienes que
hacer una fila; Jesús está siempre a tu lado,
basta que menciones su Nombre.
Santa te deja sentarte en su regazo; Jesús te
ofrece su hombro y sus brazos te consuelan.
Santa tiene una barriga llena de algodón;
Jesús tiene su corazón lleno de amor.
Santa tiene que preguntarte "¿Cómo te
llamas?"; Jesús sabe tu nombre y te conoce
desde antes que nacieras.
Santa se ríe "Jo, jo, jo"; Jesús sabe que a veces
no te son tan importantes si de nada te
ayudan, ni te dan esperanzas.
Santa tiene ayudantes para que le hagan los
juguetes; Jesús hace nuestras vidas, repara
corazones y es el Maestro.
Santa te puede dejar un regalo si te portas
bien; Jesús sin importar como te comportes,
hizo el regalo de su vida, la que ofreció por ti.
Santa te hace reír; Jesús te puede hacer
volver a vivir.
Por eso, en vez de un vacío saludo de "Feliz
Navidad"; estrecha a tus hermanos en la fe y
diles: "¡Gracias a Dios Jesús ha nacido en ti!
Recuerda, Jesús es el motivo de esta Navidad
Se acerca el 24 de
diciembre y mucha gente
ha preparado sus regalos
para sus seres queridos.
¿Ha pensado en regalarle
algo al Rey de Reyes?
¿Qué tal su servicio?
¿Que tal su puntualidad?
¿Qué tal su asistencia más fiel?
¿Qué tal su obediencia en el
bautismo?
¿Que tal su vida dispuesta donde El
quiera y cuando El quiera?
Piense en aquellos que ama,
pero piense en Aquel quien
le ama y vino a nacer para
morir por usted.
¿Qué te daré de regalo?
Descargar

Diapositiva 1