Criterio de estructuración
del libro
en dos secciones
Algunos elementos formales
apoyan la hipótesis de
estructuración
del libro
en dos partes
1.
En la primera parte (1-10)
Yahweh se dirige sólo a Moisés
para transmitirle
sus instrucciones
dirigidas a los israelitas
hv,mo-la, ar"q.YIw:
wyl'ae hw"hy> rBed:y>w:
rmoale d[eAm lh,aome
laer"f.yI ynEB.-la, rBeD:
~h,lea] T'r>m;a'w>
1,2 Y
llamó a Moisés
y le habló Yahweh
desde la Tienda del
Encuentro diciendo:
2 Habla
a los
israelitas
y diles...”
En la segunda parte (11-27)
el mismo Yahweh
se dirige un cierto
número de veces
a Moisés y a Aarón…
…ya que, tras su consagración
en Levítico 8 también éste
se hace portavoz y mediador
entre Yahweh y el pueblo
La primera vez
dónde aparece
en ese rol
Levítico 11,1-2
“Yahveh habló a
Moisés y a Aarón,
al lado de Moisés
diciéndoles:
es precisamente
v2 Hablad a los
al comienzo del
Israelitas
capítulo 11
y decidles...”
Levítico 13,1 Yahveh habló a
Esta fórmula
Moisés y a Aarón, diciendo…
sólo aparece
Levítico 14,33 Yahveh habló a
cuatro veces
en el Levítico
Moisés y a Aarón diciendo…
Levítico 15,1 Yahveh habló a
Moisés y Aarón diciendo…
Sin duda ha sido introducida
en esos lugares
por los editores del libro
con el fin de señalar la división
entre las dos grandes partes de la obra
2.
Desde el comienzo
de la segunda sección
aparece también
el tema de la “santidad”
Levítico 11,43-45
11,43
No os hagáis inmundos con ninguna clase
de bicho que se arrastra, ni os hagáis
impuros con ellos, para que no os
contaminéis por su causa.
11,44
Porque yo soy Yahveh, vuestro Dios;
santificaos y sed santos, pues yo soy santo.
No os haréis impuros con ninguno de esos
bichos que se arrastran por el suelo.
Levítico 11,43-45
11,45
Pues yo soy Yahveh,
el que os he subido de la tierra de Egipto,
para ser vuestro Dios.
Sed, pues, santos
porque yo soy santo.
Ahora bien, la exigencia de santidad
–”Sean santos porque yo soy santo”–
está aislada en esta parte del libro
y no reaparece sino mucho más tarde…
Levítico 19,2 Habla a toda la comunidad
de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo,
Yahveh, vuestro Dios, soy santo.
Levítico 20,7 Santificaos y sed santos;
porque yo soy Yahveh, vuestro Dios
…20,26 Sed, pues, santos para mí,
porque yo, Yahveh, soy santo, y os he separado
de entre los pueblos, para que seáis míos.
Levítico 21,8 Le tendrás por santo, porque él
es quien presenta el alimento de tu Dios;
por tanto será santo para ti, pues santo soy yo,
Yahveh, el que os santifico.
Levítico 22,32-33 No profanéis mi santo nombre,
para que yo sea santificado en medio de los
israelitas. Yo soy Yahveh, el que os santifica,
v33 el que os ha sacado de la tierra de Egipto
para ser vuestro Dios. Yo, Yahveh.
Además, Levítico 11,43s
tiene un equivalente casi literal
en 20,25s…
20,25 Habéis de hacer separación entre animales
puros e impuros, y entre aves impuras y
puras; para que no os hagáis abominables,
ni con animales ni con aves, ni con lo que
se arrastra por el suelo; porque os he
separado todo eso como impuro.
20,26 Sed, pues, santos para mí, porque yo,
Yahveh, soy santo, y os he separado
de entre los pueblos, para que seáis míos
La señal de Levítico 11,43 tiene como
finalidad –en una lectura sincrónica–
mostrar que la idea de “santidad” está
presente en la segunda sección del
Levítico desde la primera serie de leyes
sobre las prohibiciones alimenticias
Levítico 11 contiene pues
en su comienzo y en su conclusión
elementos que marcan
una división importante
y señalan el comienzo
de una nueva sección
División en cuatro secciones


Levítico 1-7
Levítico 8-10

Levítico 11-16 Leyes de pureza
e impureza

Levítico 17-26 «Ley de santidad»
Los sacrificios
Inauguración del culto
+ Levítico 27 Apéndice acerca de ofrendas
para el santuario y promesas
Descargar

Diapositiva 1