Curso TSH
El Aura
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
El Aura
El aura es el campo electromagnético que
rodea y ocupa nuestro cuerpo.
Está compuesta de 7 capas
© Copyright Graciela Bárbulo 2005c
Relación Aura-Chakras / 1

El aura y los chakras son dos maneras de
expresar la presencia de las energías
cromáticas dentro del cuerpo y a su alrededor.


El número de matices, tintes y tonos de un color
es infinito, como lo son los diferentes aspectos
mentales, emocionales, físicos y espirituales que
se reflejan en el aura en forma de colores.
Cada capa del aura se relaciona con un
chakra.

© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Así, cada capa asume el color del chakra que le
corresponde, pero si nos adentramos en su estudio,
percibiremos que cada una responde a una vibración y
cualidades específicas.
Relación Aura-Chakras / 2
Los chakras se expresan a través del aura. Y es de esta
manera que permiten la comunicación de nuestra individualidad
con el exterior (“lo otro” o “los otros”).
El interés de TSH está dirigido sobre todo
a las 4 primeras capas porque, de estas,
las tres más densas corresponden al “aura
de la salud”.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Aura de la Salud




Se refiere a las 3 primeras capas
Son las más fáciles de percibir
Reflejan nuestra salud física y el funcionamiento de nuestra
personalidad
Las emanaciones de éstas son básicas para detectar la salud
del individuo en los campos:




© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Físico
Etérico
Emocional
Mental
Primera capa: Cuerpo etérico



Es la capa más fácil de
visualizar.
Relacionada con el estado
del cuerpo físico.
El éter es un estado
intermedio entre la materia y
la energía.
Se percibe como una sombra sutil que se extiende de 1,5 a 5 cm.
más allá del cuerpo físico.
Aspecto de un haz luminoso blanquecino grisáceo.
A través de éste cuerpo, los chakras se perciben como torbellinos
formados por esta misma energía.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Segunda capa: Cuerpo Emocional
Estructura mucho más fluida
que la del cuerpo etérico.
 Relacionada con los
sentimientos del individuo

Se percibe como luces de colores que bailan en el cuerpo
etérico, excediéndolo.
En función del tipo de sentimientos o emociones, los colores
varían desde claros, vivos pastel (sentimientos puros, altruistas,
alegres, positivos), a colores más apagados u oscuros
(sentimientos confusos, negativos, egoístas …).
Estas nubes pueden ser proyectadas fuera del cuerpo vibracional
propio si representan un sentimiento dirigido al entorno, a
cualquier persona o situación.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Tercera capa: Cuerpo Mental




Sustancia más fina que la del cuerpo
emocional.
Relacionada con los pensamientos y los
procesos mentales.
Representada por colores, contornos y brillos.
El color representa la emoción, y la forma el
tipo de pensamiento.
Se percibe básicamente como luces brillantes que viajan a gran
velocidad, desprendiéndose del cuerpo físico, ya que al tratarse de
proceso mental, se expande en el vacío.
Los pensamientos altruistas, generosos, ágiles, pueden ser percibidos
como chispazos que surgen del cuerpo aural de la persona y viajan por el
espacio a gran velocidad, desapareciendo tras una estela.
Los pensamientos más densos suelen quedarse anclados en el cuerpo
emocional. Son más apagados y de formas más grandes. Parecen tener
gravedad.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Cuarta capa: Nivel Astral
(Plano búdico. Energía del Amor)
Define el puerta a través del cual las energías sutiles de los
chakras 5-7 se vinculan con los chakras 1-3, más densos.
Relacionada con el amor y, al confluir en ella las dos cualidades
energéticas, espiritual y física, define los dos tipos de amor:
-El universal, puro, trascendente, no nominativo.
-El personal, que conlleva una dosis de posesión, puesto que arrastra
el ego en el que está ubicado el deseo y el afán de posesión y
materialismo.
Está compuesta por formas con los 7 colores del arco iris, aunque
aquí son más claros que en el cuerpo emocional.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Tercer Ojo
A través del desarrollo del tercer ojo podemos tomar constancia
de la realidad de toda la información aquí plasmada acerca de los
chakras y el aura.
El chakra correspondiente al tercer ojo es el 6º.
Se vincula con la glándula pineal.
El tercer ojo se puede desarrollar a través de:


El entrenamiento de la vista.
La evolución de la conciencia, que lleva implícita la
capacidad de percibir “más allá”.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Apertura del tercer ojo
Logramos la verdadera apertura del tercer ojo, y no sólo la
capacidad de visualizar mediante un entrenamiento concreto a
base de ejercicios visuales, como consecuencia de un desarrollo
interior propiciado por una limpieza espiritual, por lo tanto
mental, emocional y física, que promuevan el desarrollo de la
glándula pituitaria.
Cuando desarrollamos el tercer ojo como consecuencia de un
desarrollo espiritual, sentimos nuestra capacidad de visualizar
como un regalo divino. Lo que hemos hecho para alcanzar este
logro es eliminar todo aquello que a lo largo de nuestra
existencia terrena habíamos añadido a nuestra naturaleza
divina, y que nos impedía expresarnos como dioses.
Al recuperar nuestra condición divina, recuperamos también
algo olvidado: la percepción y el poder divinos.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Percepción e Intervención
Al desarrollar la visión de este modo, desarrollamos no
sólo la capacidad de percepción, sino también la de
intervención.
Esto quiere decir que todo aquello percibido por
nosotros será susceptible de ser corregido también
por nosotros, pero esto será así siempre y cuando
nuestra energía emisora sea más sutil que la de
aquello percibido que pretendemos modificar.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Ejercicio
Desarrollo del tercer ojo mediante visión
periférica.
© Copyright Graciela Bárbulo 2005
Descargar

TSH