El mundo de
Gabriel García Márquez
Soy Gabriel José García Márquez
Nací en Aracataca, Magdalena,
un 6 de junio de 1927.
Soy el mayor de once hijos,
fruto de los amores contrariados
de mis padres.
Esos amores contrariados son el origen de mi obra:
El amor en los tiempos del Cólera
Nicolás Márquez,
mi abuelo,
es la persona más
importante
en mi vida:
solía contarme muchas
historias
Muchas de estas historias aparecen en Cien Años de Soledad
Así que crecí entre los
cuentos de mi abuelo y
las supersticiones de mi
abuela, en la Costa
colombiana.
Márquez incluye la magia y la brujería popular en sus obras.
Además nos recuerda que la realidad, muchas veces, supera a la ficción.
Mi primera lectura fue “Las mil
y
Una noches”, a los diez años,
pero no empecé escribiendo gran
literatura, sino “mamando gallo”
a través de mi humor costeño,
con
artículos en revistas.
Ya en la universidad, estudié
Derecho, pero lo que más me
interesaba era la vida en los
cafés literarios y el contacto con
la gente.
Entonces me interesé en el
periodismo: desde allí, pude
expresar mis opiniones sobre el
mundo, abandoné el Derecho y
empecé a escribir crónicas y
cuentos para el diario El
Espectador.
Esta época fue muy
importante, porque me enseñó a
estudiar la realidad de cerca,
ser muy crítico y meterme en
líos por mis opiniones.
Y aunque, como reportero,
empecé a viajar por el mundo,
nunca salí de Aracataca, de la
Costa y sus historias.
Aracataca cambió su nombre por “Macondo”, el pueblo inventado por García Márquez
Las costumbres de las gentes
que recogí en estos pueblos, su
abandono y las historias que me
contaron los viejos coroneles de
la guerra civil , se convirtieron
en “Cien Años de Soledad”
En 1982, por primera vez en
la historia se concedió un
Premio Nóbel de Literatura
a un colombiano. Cuando lo
recibió, García Márquez
dijo: “Este es un
reconocimiento a nuestras
largas y legendarias estirpes
latinoamericanas,
condenadas a vivir en el
olvido y la soledad”
“Escribo para que mis amigos me
quieran más; no por el dinero, ni la
fama, sino para que me quieran más…
pero es triste, porque a veces quienes
decían que eran mis amigos sólo
estaban a mi lado por ser famoso, y yo
sólo podía seguir escribiendo, aunque
nuestro afecto no fuera sincero”
Hoy, a sus 81 años, Gabo vive
en México y sigue escribiendo
la realidad desde la magia de lo
popular y lo cotidiano.
El IV Congreso Internacional
de la Lengua Española,
realizado en Colombia en 2007,
le rindió homenaje y nos
recordó su magnífica obra, que
nos llena de orgullo como
colombianos y que conoceremos
de cerca a través de nuestro
Plan Lector de 8°
Descargar

Acércate a Gabo