CON EL CORAZÓN
APENADO
Por favor no toques el ratón
No quiero vivir la fiesta de la Trinidad
apartando la mirada del mundo.
No puedo estar alegre y celebrar la «fiesta de Dios»
olvidando a sus hijos e hijas, torturados, aterrorizados,
violados y degradados de mil maneras.
Me resulta imposible escribir algo sugerente sobre el misterio
de Dios cuando llevo meses con el corazón encogido por la
fuerza destructora del mal.
Necesito creer en Dios «Padre» de todos los
pueblos y religiones, fuerza creadora que nos
quiere bien a todos.
Necesito creer en Jesús, «Hijo de Dios» y hermano,
a quien podemos agarrarnos para no olvidar nuestra dignidad.
Necesito creer en el «Espíritu transformador»
de Dios que no abandona nunca a ningún ser humano.
Necesito creer en el «Espíritu transformador»
de Dios que no abandona nunca a ningún ser humano.
Necesito dejarme alentar por él
para no caer en la desesperanza.
Es mejor construir que destruir
Es mejor hacer el bien que dañar
Es mejor la paz que la guerra
Es mejor acoger que rechazar
Besar que no besar
Ser que no ser
No me puedo imaginar otra manera de vivir
Que amando a Dios y alabando su misterio de Amor.
No me puedo imaginar otra manera de vivir
Que amando a Dios y alabando su misterio de Amor.
Texto: José Antonio Pagola
Música: Ernesto Cortazar
Http://www.granosdemaiz.com
Descargar

Diapositiva 1