El oso de de la fotografías siguientes fue cazado en
Alaska por la Guardia Forestal, pero después de
haberse desayunado a tres turistas.
Es el más grande encontrado en Alaska hasta hoy, y se
ha iniciado una campaña de advertencia a los turistas
que hacen caminatas en los bosques cercanos a
Anchorage. Hicieron falta 4 balas de Calibre 223 y 7
balas Calibre 7.62 mm, y tres días de persecución del
oso para que éste muriera.
Al final lo encontraron comiéndose la presa que
aparece en la tercera foto. Se piensa que este oso
podría ser el ejemplar más grande cazado en el mundo.
Las fotos hablan por sí solas.......
Vean el tamaño de la cabeza!, es impresionante!
La garra es tan ancha
como el tórax del cazador
que la sostiene…!
Este es el último turista que el oso se estaba comiendo.
Una escena impactante!
Descargar

Diapositiva 1