La indiferencia se manifiesta al no dar el
valor real a algo que tiene importancia,
pero también se puede deber a la falta de
conocimiento.
Al profundizar en el conocimiento
pudiéramos ya no ser tan indiferentes.
Esto puede ocurrir a diario en nuestros
trabajos por ejemplo, sabemos cuanto nos
ha costado llegar a nuestro objetivo, otra
persona al no saber
cuanto nos hemos
esforzado puede ver nuestro trabajo con
indiferencia y pudiéramos pensar :
¡que desconsiderado no sabe darle el
valor real a mi esfuerzo!
Lo cierto es que cualquier trabajo que
hagamos genera un esfuerzo y por eso se
paga.
Hoy en día
tenemos
información
de todo
tipo y por
muchos
medios
podemos
llegar a
conocer
muchas
cosas.
Cada quien de acuerdo a su gusto se
informa de lo que le interesa, siendo
indiferente para lo que cree que no
tiene relevancia.
A lo largo de la historia han habido
acontecimientos que no pueden pasar
inadvertidos y tampoco deberíamos ser
indiferentes.
Para poder tener las Sagradas Escrituras
con la facilidad de hoy día, recopiladas
en un solo libro muchos hombres en la
antigüedad han trabajado duramente,
otros han sufrido persecución y hasta
algunos llegaron a morir por defender la
palabra de Dios.
Otro hecho fundamental para la raza
humana es la muerte de Cristo Jesús en la
cruz, nada mas y nada menos la visita de
Dios a nuestro planeta tierra, esto no
debería causar indiferencia a nadie.
¿A caso puede dar igual que el mismo
Dios gratuitamente nos libre de la muerte
eterna, simplemente humillándonos a El y
aceptándolo en nuestros corazones como
Dios y Señor todopoderoso?
Si te da curiosidad averigua por ti mismo y
no dejes de leer las Sagradas Escrituras.
Leyendo la Biblia dejaras de ser
indiferente a sus palabras, dejaras de ser
religioso si alguna vez lo has sido. El
Espíritu Santo de Dios morará en ti, notaras
que comprenderás sus palabras y te
asombrarás de lo maravilloso que es el
conocer la verdadera libertad.
Darás el justo valor al sacrificio de Cristo
Jesús en la cruz, Dios con su gran amor
te recompensará de una manera
inimaginable no dejándote morir jamás
y vivirás con El eternamente.
Descargar

La indiferencia - LaVerdaderaRiqueza