VIOLENCIA DE GÉNERO
“La mujer no nace sino se hace”
Simone de Beauvoir
A medida que se resuelven las dificultades
de integración de las mujeres en la
educación, el problema pasa a ser, no el
de «cuántas mujeres estudian, sino el de
cuál es la calidad de la educación y cuál
el ambiente de estudio».
Los obstáculos que encuentran las mujeres
en el sistema educativo son: los
estereotipos presentes en el material
educativo, y la segregación en la
orientación vocacional (la cual afecta
también a la participación de las mujeres
en el progreso científico-tecnológico y en
la educación técnica).
VIOLENCIA DE GÉNERO
Los mecanismos de discriminación se relacionan con
el contenido sexista de los textos escolares, con los
materiales didácticos, y con la relación del
profesorado con sus alumnas, lo que constituye un
currículo oculto que reproduce roles y concepciones
discriminatorias de la mujer.
La consecuente segmentación entre
hombres y mujeres afecta no sólo
las posibilidades de desarrollo de
las propias mujeres, sino también
las de la sociedad.
La violencia, en un sentido amplio,
puede ser entendida como una acción
que entraña un «abuso de poder», en el
que se transgreden por lo menos uno o
dos derechos humanos fundamentales
La cultura marca a los seres humanos con el
género, y el género marca la percepción de
todo lo demás: lo social, lo político, lo
religioso, lo cotidiano. Los géneros femenino
y masculino son elementos de construcción
social
HISTÓRICAMENTE SE TIENEN DOS
GRANDES POSTURAS:
• La construcción social de género. Que tiene
relación con el control de los medios de
producción en la división sexual del trabajo.
• La construcción simbólica de género. Que tiene
relación con los valores e ideología.
VIOLENCIA DE GENERO EN EL SISTEMA
EDUCATIVO
El contexto escolar
constituye uno de los
espacios que más
poderosamente influye
en la construcción de la
identidad personal de
hombres y de mujeres,
y de su futuro proyecto
de vida.
RESUMEN
Las situaciones de maltrato relacionadas con el género en el
CETIS 119 no constituyen un hecho aislado o anecdótico. Se
trata de un fenómeno social que afecta a un número nada
despreciable de estudiantes cuyo papel en este fenómeno puede
ser muy variado, por ejemplo, pueden ser víctimas, agresores e,
incluso, espectadores de este tipo de violencia, por ejemplo
cuando ocurren las peleas.
En este trabajo reflexionamos sobre la importancia de la
coeducación para prevenir la violencia de género. Entendemos
que la respuesta a estos actos no puede ser individual, no basta
con atender a las víctimas, las medidas a tomar deben ser más
amplias e involucrar a profesores, padres de familia, alumnos y
considerar la prevención como una de las formas de erradicar
este problema. Mostraremos, además, algunos de los aspectos
que, a nuestro juicio, resultan imprescindibles para llevar a
cabo una educación basada en la equidad de género.
Descargar

VIOLENCIA DE GENERO