LA LITERATURA DEL
SIGLO XVII. Lírica Barroca
TEMA 16
(PÁGS. 328, 329, 330, 331, 332, 333, 334, 335,
336, 337, 338)
índice
 Marco histórico y cultural
 Tipos de poesía barroca
 Grandes poetas
 Luis de Góngora
 Francisco de Quevedo
 Félix Lope de Vega
Marco histórico y cultural
(decadencia política y social)
 Antecedentes: siglo XVI, la
derrota de la Armada Invencible
(1588)
 Monarquía absoluta- figura del
valido (arbitrariedad y
corrupción)



Felipe III
Felipe IV
Carlos II
 Decadencia económica: (Lujo y
miseria)



Pérdida de territorios
Inflación económica
Descenso demográfico



expulsión de los moriscos
Emigraciones a América
Varias pestes
 Decadencia social:







Se revitalizan viejos prejuicios
sociales y religiosos: figura del
hidalgo cristiano viejo
Despoblación del campo
(Aparición de mendigos)
Fuertes subidas de impuestos
(los nobles no pagaban)
Contraste: ricos y pobres
Solo trabajan: labradores,
artesanos y comerciantes
Aumento de títulos nobiliarios
comprados
Valores: honor, fama y limpieza
de sangre
CULTURA BARROCA
 Rasgos: brillante,
recargada y variada.
 Aumento de lectores
 Hondo pesimismo:


Clima de inseguridad
Alejamiento del ideal
humanista
 Contrastes:



Profunda religiosidad/ cinismo, sensualidad, burla
Idealismo embellecedor/ descarnado realismo
Ts. Metafísicos/ intrascendentes, triviales o burlescos
Venus y Marte, Tintoretto. La mitología-vida cotidiana
Arte y literatura
 Finalidad: impresionar o
provocar admiración
 Valoración de:


Lo desmesurado
La ornamentación deslumbrante
 Irrealidad en:


El embellecimiento
En lo desagradable
 temas variados:



mitología/ cotidianos
Pesimismo: desengaño
Lo culto/ lo popular
LÍRICA
 Contrastes:
 Temas: Graves/ intrascendentes
 Tonos: reflexivo/ burlesco
 Estilos: culto/ popular
 Temas: similares al Renacimiento
pero con otro tratamiento



Mitología
Religión
Vida y muerte
 Métrica: sonetos, romances,
décimas, silvas
 Tendencias: conceptismo y
culteranismo
Carpe diem en el Renacimiento
En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre;
marchitará la rosa el viento helado.
Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.
Carpe diem en el Barroco
Mientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
mientras a cada labio, por cogello.
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello:
goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
no sólo en plata o vïola troncada se vuelva,
mas tú y ello juntamente en tierra,
en humo, en polvo, en sombra, en nada.
Conceptista
Culterana
Centrada en el intelecto: Se basa en ideas o
conceptos
Centrada en la creación de un lenguaje
poético diferente de la lengua común
Recursos: paradojas, antítesis y polisemia,
elipsis, metáforas
Intensificación y acumulación de recursos
estilísticos metáforas, hipérboles
Concisión expresiva y brevedad
Brillantez formal: cultismos, neologismos,
sintaxis latina, alusiones mitológicas
Más prosa y que poesía
Más poesía que prosa
Autores: Francisco de Quevedo y Baltasar
Gracián
Autores: Luis de Góngora
Luis de Góngora (1561-1627)
 Vida:
 Ascendencia noble
 Cargos eclesiásticos
 Enemistad con Quevedo
 Poesía
 Lenguaje poético brillante, culto,
elitista
 No pretende reflejar la realidad, sino
transformarla (Sensorial y bella)
 Nuevo mundo de metáforas y belleza
 produce admiración aunque no
expresa sentimientos
 Tendencias: poesía culta y poesía
tradicional
Poesía culta de Góngora:
Fábula de Polifemo y Galatea
De este, pues, formidable de la tierra
Bostezo, el melancólico vacío
A Polifemo, horror de aquella sierra,
Bárbara choza es, albergue umbrío
Y redil espacioso donde encierra
Cuanto las cumbres ásperas cabrío,
De los montes esconde: copia bella
Que un silbo junta y un peñasco sella.
Un monte era de miembros eminente
Este que —de Neptuno hijo fiero—
De un ojo ilustra el orbe de su frente,
Émulo casi del mayor lucero;
Cíclope a quien el pino más valiente
Bastón le obedecía tan ligero,
Y al grave peso junco tan delgado,
Que un día era bastón y otro cayado.
Poesía popular de Góngora: romances y letrillas
Da bienes Fortuna
que no están escritos:
cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.
¡Cuán diversas sendas
Se suelen seguir
En el repartir
Honras y haciendas!
A unos da
encomiendas,
A otros sambenitos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.
.
A veces despoja
De choza y apero
Al mayor cabrero,
Y a quien se le antoja;
La cabra más coja
Pare dos cabritos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.
Porque en una aldea
Un pobre mancebo
Hurtó sólo un huevo,
Al sol bambolea,
Y otro se pasea
Con cien mil delitos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos
Poesía autobiográfica:
se marcha de la corte por el desengaño sufrido
De chinches y de mulas voy comido,
Las unas culpa de una cama vieja,
Las otras de un Señor que me las deja
Veinte días y más, y se ha partido.
De vos, madera anciana, me despido,
Miembros de algún navío de vendeja,
Patria común de la nación bermeja,
Que un mes sin deudo de mi sangre ha sido.
Venid, mulas, con cuyos pies me ha dado
Tal coz el que quizá tendrá mancilla
De ver que me coméis el otro lado.
A Dios, Corte envainada en una villa,
A Dios, toril de los que has sido prado,
Que en mi rincón me espera una morcilla.
Francisco de Quevedo (1580-1645)
 Vida
 Intensa acividad política
 Intrigas palaciegas, destierro y prisión
 Obra
 Poesía grave:
Tono desgarrado
 Temas: vida, muerte, tiempo
 Tono pesimista


Juegos de ingenio:
Sátiras burlescas y disparatadas
 Experimentación lingüística
 Visión crítica de la sociedad

Estilo de Quevedo
 Metáforas originales
 Neologismos o jitanjáforas
 Uso especial de categorías
gramaticales
 Juegos de palabras: antítesis,
paradojas y polisemias
A Apolo siguiendo a Dafne Bermejazo
platero de las cumbres,
a cuya luz se espulga la canalla:
la ninfa Dafne, que se afufa y calla,
si la quieres gozar, paga y no alumbres.
Si quieres ahorrar de pesadumbres,
ojo del cielo, trata de compralla:
en confites gastó Marte la malla,
y la espada en pasteles y en azumbres.
Volvióse en bolsa Júpiter severo;
levantóse las faldas la doncella
por recogerle en lluvia de dinero.
Astucia fue de alguna dueña estrella,
que de estrella sin dueña no lo infiero:
Febo, pues eres sol, sírvete de ella.
Poesía filosófica existencial de Quevedo
¡Ah de la vida!” … ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.
¡Que sin poder saber cómo ni adónde,
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.
Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto;
soy un fue, y un será y un es cansado.
En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.
Félix Lope de Vega Carpio (1562-1635)
 Poeta sencillo y natural
 Tipos de poesía:
 Tradicional
 Culta (sonetos): amorosa y religiosa
 Poesía épica
 Variedad de tonos:
 Humano
 Burlesco
 autobiográfico
Poesía amorosa de Lope de Vega
Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.
Poesía religiosa de Lope de Vega
Pastor que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño,
Tú que hiciste cayado de ese leño,
en que tiendes los brazos poderosos,
vuelve los ojos a mi fe piadosos,
pues te confieso por mi amor y dueño,
y la palabra de seguirte empeño,
tus dulces silbos y tus pies hermosos.
Oye, pastor, pues por amores mueres,
no te espante el rigor de mis pecados,
pues tan amigo de rendidos eres.
Espera, pues, y escucha mis cuidados,
pero ¿cómo te digo que me esperes,
si estás para esperar los pies clavados?
Descargar

LA LITERATURA DEL SIGLO XVII