1CoRinTios 1:1-3
por,de,llamados
Hch 18:1-17
Pablo en Corinto
Pablo salió de Atenas y se fue a la ciudad de Corinto. (2) Allí encontró a un judío llamado Áquila, que era de la
región de Ponto. Hacía poco tiempo que Áquila y su esposa Priscila habían salido de Italia, pues Claudio, el
emperador de Roma, había ordenado que todos los judíos salieran del país.[1] Pablo fue a visitar a Áquila y
a Priscila, (3) y al ver que ellos se dedicaban a fabricar tiendas de campaña, se quedó a trabajar con ellos,
pues también él sabía cómo hacerlas.
(4) Todos los sábados Pablo iba a la sinagoga, y hablaba con judíos y griegos para tratar de convencerlos de
hacerse seguidores de Jesús.
(5) Silas y Timoteo viajaron desde la región de Macedonia hasta Corinto. Cuando llegaron, Pablo estaba
dando a los judíos las buenas noticias de que Jesús era el Mesías. (6) Pero los judíos se pusieron en contra
de Pablo y lo insultaron. Entonces Pablo, en señal de rechazo, se sacudió el polvo de la ropa y les dijo: «Si
Dios los castiga, la culpa será de ustedes y no mía. De ahora en adelante les hablaré a los que no son
judíos.»
(7) De allí, Pablo se fue a la casa de un hombre llamado Ticio Justo, que adoraba a Dios. La casa de Ticio
estaba junto a la sinagoga. (8) El encargado de la sinagoga se llamaba Crispo, y él y toda su familia
creyeron en el Señor Jesús. También muchos de los habitantes de Corinto que escucharon a Pablo
creyeron y fueron bautizados.
(9) Una noche, el Señor Jesús habló con Pablo por medio de una visión, y le dijo: «No tengas miedo de hablar
de mí ante la gente; ¡nunca te calles! (10) Yo te ayudaré en todo, y nadie te hará daño. En esta ciudad hay
mucha gente que me pertenece.»
(11) Pablo se quedó un año y medio en Corinto, y allí enseñó a la gente el mensaje de Dios.
(12) Tiempo después, en los días en que Galión era gobernador de la provincia de Acaya, los judíos de Corinto
atacaron a Pablo y lo llevaron ante el tribunal. (13) Les dijeron a las autoridades:
—Este hombre hace que la gente adore a Dios de un modo que está prohibido por la ley.
(14) Pablo estaba a punto de decir algo, pero el gobernador Galión dijo a los judíos:
—Yo no tengo por qué tratar estos asuntos con ustedes, porque no se trata de ningún crimen. (15) Este es un
asunto de palabras, de nombres y de la ley de ustedes, así que arréglenlo ustedes. Yo, en estas cuestiones,
no me meto.
(16) Galión ordenó que sacaran del tribunal a todos. (17) Entonces los judíos agarraron a Sóstenes, el
encargado de la sinagoga, y lo golpearon frente al edificio del tribunal. Pero esto a Galión no le importó
nada.
1Cor 1:1-3
• 1Co 1:1-3 Pablo, llamado a ser apóstol de
Jesucristo por la voluntad de Dios, y el
hermano Sóstenes, (2) a la iglesia de Dios
que está en Corinto, a los santificados en
Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos
los que en cualquier lugar invocan el nombre
de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y
nuestro: (3) Gracia y paz a vosotros, de Dios
nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
1Cor 1:1-3
• 1Co 1:1-3 Pablo, llamado a ser apóstol de
Jesucristo por la voluntad de Dios, y el
hermano Sóstenes, (2) a la iglesia de Dios
que está en Corinto, a los santificados en
Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos
los que en cualquier lugar invocan el nombre
de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y
nuestro: (3) Gracia y paz a vosotros, de Dios
nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
“llamado a ser apóstol”
• 1Co 15:9-10 Porque yo soy el
más pequeño de los apóstoles,
que no soy digno de ser
llamado apóstol, porque
perseguí a la iglesia de Dios.
(10) Pero por la gracia de Dios
soy lo que soy; …
•
Rom 1.1;11:13; 1Cor 9:1; 15:9; 2 Cor 1:1; 11:5; Gál
1.1; Efe 1:1; Col 1:1; 1Ti 1.1; 2Ti 1:1
“la iglesia de Dios”
•
•
•
•
•
Jesucristo aparece, 10 veces en 10 versículos
La iglesia es de (POSESION)
La iglesia es de (DEPENDENCIA)
La iglesia es de (IDENTIDAD)
La iglesia es de (FINALIDAD)
“a los santificados en Cristo Jesús”
“invocan el nombre de nuestro Señor
Jesucristo”
1Cor 1:1-3
• 1Co 1:1-3 Pablo, “enviado” de Jesucristo por la
voluntad de Dios, y “otros hermanos”, (2) a la
iglesia de Dios, “suya, dependiente de El, que se
identifica con Él, cuyo fin está en Él” que está en
Chamartin, “recordad que sois apartados para
Dios “ en Cristo Jesús, llamados a ser “imagen
suya” con todos los que en cualquier lugar
invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
“lo que no quiere decir que nos pertenezca en
exclusividad” (3) Gracia y paz a vosotros, de Dios
nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
Descargar

1CoRinTios 1:1-3