La liturgia es el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo. Cuando se
ora litúrgicamente, son Cristo (cabeza) y la Iglesia (sus miembros)
los que oran, ejerciendo el culto público íntegro.
“Donde dos o más están reunidos en mi nombre, allí estoy YO en medio
de ellos”. Mt 18, 20
La Misa es el acto más importante de toda la Liturgia. Es el centro de toda la Liturgia.
En la Misa: Se nos regala la Palabra, que nos ilumina y nos guía.
Se actualiza el sacrificio de Cristo crucificado.
Se vive la fiesta del banquete con la comunidad de la Iglesia.
Se puede recibir el cuerpo de Cristo sacramentalmente.
(El canto, la cercanía de los hermanos y todos los signos
nos hablan de la gloria futura de los hijos de Dios).
Los Salmos.
El rezo de los Salmos, hecho en comunidad o
individualmente por personas consagradas, conforman la
oración litúrgica oficial de la Iglesia.
Los Salmos son la Oración Bíblica, la oración de los judíos y los
cristianos. Los Salmos forman la oración con 3.000 años de
existencia.
Los Salmos (150compuestos por el Rey David y
otros escritores inspirados), los judíos los
rezaban cantando como hoy lo hacen los
monjes, las religiosas y como lo hacen también
las Parroquias y sus sacerdotes.
Los Salmos son plegarias, oraciones de
arrepentimiento…, alabanzas al Dios Creador, etc.
BREVIARIO (LITURGIA DE LAS HORAS)
Los fieles que celebran la Liturgia de las Horas (breviario) se unen a Cristo,
nuestro Sumo Sacerdote por la oración de los Salmos, la meditación de la
Palabra de Dios, los cánticos y las bendiciones, a fin de ser asociados a la
Oración Litúrgica y Universal que hace la Iglesia para Gloria de Dios.
Participar en la celebración de cada uno de los 7 Sacramentos
es aconsejable siempre para adentrarse en toda la riqueza de la
Liturgia de la Iglesia.
Descargar

Diapositiva 1 - Presentaciones del Catecismo