METALURGIA Y
CERAMICA DEL NOA
Es un arte muy desarrollado en esta cultura alcanzando un grado
de perfección notable. Posiblemente la aleación del bronce se
introdujera en esta región en la época de florecimiento de esta
cultura.
Ente los objetos confeccionados en este material se destacan
hachas fundidas con diseños felínicos en el extremo opuesto al
filo como las observadas en el dibujo de la izquierda.
En tumbas se han encontrado hachas en forma de T con hoja
muy delgada y orejas pequeñas con mangos muy elaborados.
No obstante la metalurgia no reemplazó totalmente a la piedra.
Otros objetos metálicos usados fueron pinzas depilatorias de
diseño variado. Algunas poseen mango largo y valvas circulares,
otras representan figuras muy elaboradas como un ejemplar con
un personaje con máscara ornitomorfa y los pies sirvieron como
valvas con funciones depilatoria.
Además se han hallado agujas largas con ojo, brazaletes,
cinceles anchos.
Entre los adornos se destacan los frontales, narigueras y
pendientes.
DENOMINACIÓN DE PLACAS
METÁLICAS
 Denominamos
placas metálicas, con
un sentido lo más general posible a
objetos arqueológicos, bricados en
una plancha delgada que oscila entre
1 y 20 mm de espesor, de oro, plata,
cobre, bronce, otros metales y
aleaciones. Presentan contornos
variados: circulares, ovales,
rectangulares o conos recortados
formando figuras de animales o
humanas
Ubicación de las placas
 Se
las encuentra en las culturas
arqueológicas del NOA y regiones
aledañas, desde el período
agroalfarero temprano hasta el
hispano-indígena (600 ac a 1600 dc)
Metodología de abordaje de Rex
González









Tipología y Tecnología
Iconografía
Uso
Función
Contexto Cultural
Historia Cultural
Relaciones, vínculos y posibles orígenes
culturales
Proceso evolutivo dentro del que están
comprendidas las placas
La religión precolombina del NOA de acuerdo con
la información que brindan las placas.
El examen del "Disco de Lafone Quevedo o Disco de
Chaquiago" está enmarcado dentro de dos perspectivas: la
importancia del estudio de la historia de los Andes
meridionales y "lo andino" como unidad dinámica. Su
análisis nos permite señalar correspondencias interesantes.
Así, se hallarán evidencias que establezcan las vinculaciones
entre los discos y placas de bronce del NO. argentino y
Bolivia, la visión de Pachacuti (que dio origen a la expansión
de los Incas) y la imagen principal (Punchao) del
Coricancha. Para finalizar, se propone nuevos elementos en
favor de la existencia de una deidad polivalente en cuya larga
historia se recoge las "historias sagradas" de varios dioses
andinos
Figura 2.
Placas
Aguada: a)
Placa de
Beni; b)
Placa
Hirsch I; c)
Placa del
Musée de
l'Homme;
d) Placa
de Denver;
e) Placa
Lafone
Quevedo;
f) sin
datos, en
Scott
1998.
Placa N 1 (Circular/Sacrificador)
Placa N 2 (Rectangular/Sacrificador)
A sangre y fuego. Nuevos datos sobre la metalurgia Aguada
Luis R. González1
1 Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti, Moreno 350 (1091) Buenos Aires
La complejidad inherente al proceso productivo de las piezas y los
resultados obtenidos en los estudios sugieren la intervención de artesanos
especializados y entrenados en una tradición técnica, que no es
congruente con una dedicación ocasional y de alcance doméstico. Por el
contrario, puede plantearse que estos artesanos desarrollaron sus tareas
en un marco institucional formalizado y en el cual la producción de placas
(y otros bienes suntuarios Aguada) constituían una actividad con auspicio y
reconocimiento social. Parece claro que el "estilo tecnológico" y las
innovaciones desarrolladas (que marcarían la trayectoria de la metalurgia
del N.O.A. en los siglos que siguieron), no estuvieron sujetos a decisiones
tendientes a optimizar las relaciones de las comunidades con su ambiente
natural, sino que dependieron de niveles superestructurales de la
organización social. En este sentido, se recordará que se propuso, para
explicar la amplia distribución surandina de las placas, que shamanes
itinerantes pudieron haberlas llevado como parte de la difusión del culto
A sangre y fuego. Nuevos datos sobre la metalurgia Aguada
Luis R. González1
1 Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti, Moreno 350 (1091) Buenos Aires
. De acuerdo a ello, la tecnología aplicada en la producción de estas
piezas debió acomodarse a las cualidades físicas requeridas de ellas
como materializadoras del mensaje religioso. Esta dialéctica de
determinaciones y sobredeterminaciones entre el nivel de desarrollo de
las bases productivas y la ideología dominante se muestra con claridad si
consideramos la posibilidad que la placa Bercheni haya sido
manufacturada en la misma región de su hallazgo. Por lo menos para ese
caso, podría proponerse que los representantes religiosos Aguada fueron
también los metalurgistas, lo cual les otorgaría una fuente adicional de
poder al sumar al conocimiento esotérico el conocimiento técnico
necesario para divulgar, en bronce, los principios y los símbolos de los
órdenes cósmico y social.
Se trata de un jarro con asa vertical del estilo deja advertir en negativo, un adorno pectoral
Ambato negro grabado, con la
y en las piernas, posibles perneras con
terminación clásica del pulido que le
las manchas del felino. Un detalle
otorga un brillo característico. La
interesante es la decoración de series de
iconografía corresponde al motivo del
triángulos sobre el pecho y cintura de la
sacrificador que se describe e ilustra en
figura. Podría corresponder a una
el artículo. Posee dos imágenes muy
representación metonímica de la
semejantes una en el frente y otra en el
serpiente. El personaje del anverso lleva
reverso de la pieza, lo cual es también
dardos en sus manos y un apéndice que
muy común, y nos habla de cómo la
termina en una perqueña cabeza de
disposición espacial de las imágenes
felino. El del reverso en cambio no deja
sobre el espacio de la pieza responde a
dudas de que se trata del sacrificador, en
los cánones representativos que
tanto porta un estandarte en alto en cuyo
simbolizan la dualidad. Las figuras del
extremo se encuentra ensartada una
sacrificador que adornan este ejemplar
cabeza humana. LA CULTURA DE LA
AGUADA:
corresponden a la serie del personaje con
Arte Prehispánico Chamánico del Noroeste
cabeza o máscara felínica con las orejas
Argentino
curvas y las fauces abiertas mostrando
Por Ana Ma. Llamazares
los dientes. El cuerpo está trabajado con
Artículo publicado en la revista Precolombart
un enrejado en diagonal que
Nro. 4 del Museo Barbier-Mueller d´art
Precolombí, Barcelona.
Escenas de encuentros entre felinos.
Puco de la colección “B. Muñiz Barreto”,
Museo de La Plata, nro.12061; procede
de la tumba 98, que contenía tres
adultos. Fase Orilla Norte de La Aguada
(sensu Sempé & Baldini, 2002).
Análisis de micro secuencias narrativas
en la alfarería de La Aguada, área andina argentina [1]
Dras. Carlota Sempé & Margarita E. Gentile
Figura 2.- Escenas con figuras humanas y felinos. Puco de la
colección “B. Muñiz Barreto”, Museo de La Plata, nro.12335;
procede de la tumba 129, que contenía un adulto. Fase
Barrealito de Asampay (sensu Sempé & Baldini, 2002).
Análisis de micro secuencias narrativas
en la alfarería de La Aguada, área andina argentina [1]
Dras. Carlota Sempé & Margarita E. Gentile
Figura 4. Una de las piezas de alfarería negro bruñido estilo
La Aguada sector oriental (sensu González). Procedencia:
Ambato, provincia de Catamarca. Alto aproximado 30 cm.
Colección particular de Aroldo Rosso, La Falda, Córdoba.
Dibujo de M. A. Sosa según foto de M.G. (1987). (Gentile,
1999: figura 1-3).
Análisis de micro secuencias narrativas
en la alfarería de La Aguada, área andina argentina [1]
Dras. Carlota Sempé & Margarita E. Gentile
Descargar

Diapositiva 1