LLAMADAS A
SEMBRAR AM R
Para ti que eres
Joven y buscas el
sentido de tu vida
preguntándote:
¿Qué puedo hacer
para ser feliz?
Te invito a que
escuches la voz de
Dios, que
de corazón a
corazón
quiere hablarte en
el Silencio del
Amor,
en el Silencio de
la Contemplación.
“¿No ves que te tengo
en la palma de mis
manos?, tú eres
preciosa ante mis
ojos”. Quiero contar
contigo para
derramar mi Amor
Aquí estoy Señor,
ayúdame a descubrir Tu
Voluntad
Quiero presentarte
a una joven audaz y
de gran celo
apostólico que con su
vida anunció el
Amor de Dios Padre.
Su nombre:
María de Jesús Crucificado Pétkovic
María Petkovic despertó al mundo un 10
de Diciembre de 1892, en Croacia
Isla de
Korcula,
Pueblo: Blato.
En el seno de
una familia
cristiana, rica
de valores y
virtudes y
bienes
La conocían como “la pequeña María”.
Era la predilecta de su
padre quien practicaba en
alto grado la justicia y de
él aprendió el Amor a Dios,
lo consideraba como “santo
viviente” y muchas veces
rezaban juntos o en silencio
el Santo Rosario
Terminaba la Oración con la
lectura de un pasaje de la
Biblia.
Cultivaba
el
espíritu
de
Oración
buscando
la
soledad
para la
contemplación.
Escribía en su diario:
“Estaba con la mirada fija
en el el cielo y de repente,
siento mi alma sumergida en
Dios. Contemplaba y tenía la
sensación de sentirlo
realmente a Él, Padre
Celestial, Dios
Todopoderoso, el que todo lo
abarca, el cielo, el mar, las
estrellas”.
A los
12 años
recibe
la Primera
Comunión
y es el
primer
cambio
fuerte en
su vida
Se enamoró de Jesús
y desde entonces
Jesús fue todo su
Amor y alegría.
“Largo rato me quedé
después de la Santa
Comunión en íntimo
coloquio con Jesús y
en el día buscaba la
ocasión para
sentarme para gozar
de su real
Presencia”.
Enamorada de Dios
expresa su Amor
incondicional con el
Voto Perpetuo de Amor
y Virginidad a la edad
de 14 años,
el 21 de Noviembre,
con el único deseo de
trabajar para Él
para que los hombres
lo conozcan y lo amen.
Como joven entusiasta
por anunciar el Reino
de Dios, dirigía varias
Asociaciones de su
Parroquia, tanto
espirituales como
caritativas.
Se dedicaba también a la
enseñanza escolar y educación de la
fe de los niños y de los más pobres,
de las jóvenes, de las viudas.
Como Francisco pregunta al
Señor:
¿Qué quieres que haga?
Su espiritualidad se basa en el
Amor y la Confianza en Dios
Padre que cuida de sus hijos,
con Amor Misericordioso.
Al mismo tiempo, toma la
espiritualidad de San Francisco
para vivir en Sencillez,
Humildad, Trabajo y Alegría.
Tras un período de
tiempo de
Discernimiento
Vocacional, decide
ir a una Vida de
Claustro para vivir
oculta al mundo
en oración y
sacrificio, en un
Amor íntegro a
Dios, como una
humilde sierva.
Viene la primera
Guerra Mundial con
todas sus
consecuencias lo que
afecta a su pueblo.
Su corazón sensible ante el
dolor, quiere introducir un rayo
de amor y calor en los que
sufren, pero también es muy
fuerte el deseo de ofrecer su
vida de oración y sacrificio en
la vida Religiosa de Claustro.
El Obispo José Marcelic,
que de niña le había
Confirmado, le dirigía
espiritualmente, la visita
en Blato y le dice:
“Quédate en tu pueblo, Dios dirá
después lo que quiere de ti” María
obedeció y dirá después:
“Ahora veo que el Señor se ha
valido de él para darme a conocer
su Santísima Voluntad”.
Gracias a su obediencia y
disponibilidad al Amor a Dios,
se inicia una nueva Familia
Religiosa en la Iglesia, que
unen la oración con el
apostolado, impregnado de la
Misericordia.
Las “Hijas de la Misericordia
de la Tercera Orden Regular
de San Francisco”,
nacen oficialmente el 04 de
Octubre de 1920.
Hoy trabajan en Croacia,
Bosnia_Herzegovina, Serbia
Alemania, Italia, Canadá,
Rumanía, Argentina,
Paraguay, Chile y Perú
Su fin principal es
la Educación de los niños y
jóvenes, los Hogares para niños,
Salud, Catequesis en la
Parroquias, Misiones, y
otras obras de Misericordia.
“Como verdaderas “Hijas de
la Misericordia” deben ser
semejantes al Padre de
Misericordia y trabajar para
salvar las almas.
El Padre con el Verbo Divino y el
Espíritu Santo trabajan sin cesar...
También nosotros hemos de pensar en
nuevos trabajos por la Gloria de Dios y
la salvación de los pobres hombres”.
(M.F. 02-VII-50)
“Sólo una cosa
es necesaria,
María eligió la
mejor parte”
Si en tu corazón sientes:
• Dolor al ver tanto sufrimiento en el
mundo.
•Deseo de amar íntegramente a Jesús,
servir y aliviar el sufrimiento de la
humanidad
•De trabajar en fraternidad para testimoniar
el Amor de Dios.
•De que toda su riqueza sea Jesús
y su Reino.
•Espíritu misionero para Evangelizar.
•Buena Salud física, psicológica y
espiritual, Jesús te dice: VEN Y SÍGUEME.
MADRE, tu ejemplo nos
invita hoy, a decir también
“Si”
Si deseas conocernos, puedes
entrar en:
www.figliedellamisericordia.org
http://marijapropetog.hr/
http://www.hijasmisericordia.org.ar/
Descargar

Llamada