Emergencia
en El Salvador
7 Y 8 DE NOVIEMBRE DE 2009
CECADE
Las lluvias del pasado 7 y 8 de noviembre en El Salvador, dejo,
deslaves e inundaciones que el fin de semana devastaron parte
del territorio salvadoreño, según el más reciente balance del
Servicio Nacional de Protección Civil.
Las intensas precipitaciones, asociadas a la tormenta tropical Ida y a un
sistema de baja presión en el océano Pacífico, afectaron a cinco
departamentos, donde se reportan 58 desaparecidos y 14 mil damnificados.
El fenómeno meteorológico destruyó 24 puentes
y más de 40 escuelas, y causó pérdidas millonarias en
la agricultura y la ganadería.
Los poblados más afectados fueron los ubicados
en las faldas del volcán Chinchontepec, del departamento
de San Vicente, donde aún continúa la búsqueda de los desaparecidos.
Hasta el momento el gobierno contabiliza 13 mil 680 evacuados en 118
refugios temporales distribuidos en siete departamentos.
Las intensas precipitaciones provocaron 108 deslaves e inundaciones en por lo
menos cinco departamentos del país y entre ellos los más afectados son San
Salvador, donde se encuentra la capital, y San Vicente.
Las lluvias dejaron como resultado 102 zonas con daños severos en el suministro de
energía eléctrica, especialmente en la zona central y paracentral del país, pero
también indicaron que a la fecha, en 70 de ellos ya se restableció el mismo.
El desastre del fin de semana destruyó mil 779 viviendas,
200 de ellas en su totalidad .
Zonas salvadoreñas devastadas
por las lluvias asociadas a la tormenta tropical
Rocas, muchas de ellas de más de una tonelada,
llenaban las calles adoquinadas..
Vehículos y casas surgían entre montañas de lodo
En la espera de ser auxiliados y evacuados por comandos de salvamentos,
al ver completamente inundadas sus viviendas.
,
Ningún lugar resultó más golpeado que Verapaz, un poblado agrícola pobre de
7.000 habitantes en la pendiente del volcán Chichontepec, ubicada
aproximadamente a 50 kilómetros (30 millas) al este de la capital, San Salvador
Un poderoso río de lodo, arrasó con Verapaz, un pueblito de San Vicente,
rocas y agua que arrasaron el pueblo durante la madrugada del domingo.
Varias instalaciones hoteleras situadas en las costas y en los parques Thilo
Deininger, Los Chorros, Apulo, Parque Balboa, Cerro Verde y Amapulapa, que
resultó el más dañado por el colapso de cinco muros.
El Ministerio de Agricultura y Ganadería indican que podrían
perderse al menos 105 mil quintales de frijoles de la actual cosecha,
estimada en 2,15 millones de quintales
108 deslizamientos de tierra, 13 inundaciones de gran envergadura
y 12 desbordamientos de ríos, fenómenos que mantienen
a muchas comunidades incomunicadas
Ante la magnitud de la catástrofe, el parlamento decretó el estado
de calamidad a fin de movilizar los fondos del Estado para atender
a las víctimas del desastre y trabajar en la reconstrucción del país.
25 por ciento del territorio
salvadoreño permanece bajo riesgo
de deslaves y avalanchas
Como consecuencia de las tormentas, los aludes y las inundaciones
provocadas por las lluvias y el desbordamiento de ríos, muchos,
lo han perdido todo.
”Nací acá,
igual que tu y juntos hemos vivido muchas cosas,
nos ha llovido sin parar durante días,
pero nunca nos hemos ahogado.
La tierra a temblado, pero jamás nuestro espíritu.
Después vinieron las balas, las detuvimos con escudos de
sentimientos,
Escuchamos bombas, pero sonaron mas fuertes los latidos de
nuestros corazones
Y con los apagones, fue cuando mas brillo en nosotros la esperanza.
Muchos nos quedamos a ayudar, otros nos fuimos para ayudar desde
lejos.
Hoy seguimos acá, de pie con la frente en alto, por eso te digo, si
pudiera volver a nacer,
nacería igual que la primera vez,
nacería Salvadoreño”
.
Descargar

La Vulnerabilidad en El Salvador