En 1952 el NIST logra por
primera vez la medición exacta
de la frecuencia del cesio para
el reloj atómico.
Imagen tomada de http://whyfiles.org/078time/
El reloj de cesio funciona con base a la
radiación que generan las
estructuras
hiperfinas del átomo.
Las estructuras
hiperfinas son las
perturbaciones que se dan por el cambio en
los niveles de energía de los electrones. Para
que se generen estas estructuras, los
átomos son previamente ralentizados y
enfriados por un bombardeo con láser, y se
pasan por una propagación de microondas
generadas por un oscilador electrónico y un
radioemisor, que al estar en la misma
frecuencia con el átomo, cambia el nivel de
energía de sus electrones.
Descargar

Slide 1