NUESTRA MAYOR NECESIDAD
Seminario correspondiente
al capítulo 1: "Un llamado de Dios"
INTRODUCCIÓN
• En los próximos minutos nos fijaremos
en las declaraciones que aparecen en el
capítulo uno que muestran el llamado de
Dios a un reavivamiento espiritual en su
pueblo.
• Como resultado de este seminario
veremos que el reavivamiento no es un
programa de la iglesia, sino un pedido
directo de Dios que no debe ser ignorado
por nosotros.
INTRODUCCIÓN
• En la cita anterior Dios establece que la iglesia
debe gastar la mayor cantidad de tiempo,
dinero y talentos en ayudar a cada miembro de
la congregación a tener una vida espiritual
saludable.
• Por otro lado dice la cita que todo el que tiene
que hacer algo en la iglesia debe procurar
primero ayudarla a reavivarse, esto es un
llamado directo a los que dirigen.
DIOS PONE EL REAVIVAMIENTO
EN PRIMER LUGAR
• "La mayor y más
urgente de todas
nuestras necesidades
es la de un
reavivamiento de la
verdadera piedad en
nuestro medio.
Procurarlo ha de ser
nuestra primera
obra". (Pág.. 5)
DIOS LLAMA A UN REAVIVAMIENTO
DIRIGIDO POR ÉL.
• "Deben realizarse un
reavivamiento y una reforma
bajo la ministración del
Espíritu Santo". (Pág. 10)
DIOS PIDE QUE SE HAGAN
ESFUERZOS PARA BUSCARLE
• "Debe haber esfuerzos
fervientes para obtener
las bendiciones del Señor,
no porque Dios no esté
dispuesto a conferirnos
sus bendiciones, sino
porque no estamos
preparados para
recibirlas". (Pág.. 5)
EL LLAMADO DE DIOS ES
PERSONAL
• "Hay personas en la iglesia que no están
convertidas y que no se unirán a la
oración ferviente y eficaz. Debemos
hacer la obra individualmente. Debemos
orar más y hablar menos. Abunda la
iniquidad, y debe enseñarse a la gente
que no se satisfaga con una forma de
piedad sin espíritu ni poder"... (Pág. 6)
EL LLAMADO DE DIOS ES
PERSONAL
• "…estamos esperando
que algún poder
apremiante venga a la
iglesia antes de que nos
despertemos?
¿Esperamos ver que se
reavive toda la iglesia?
Ese tiempo nunca
llegará". (Pág. 6)
DIOS LLAMA A LA IGLESIA Y A LOS
DIRIGENTES A DESPERTAR
• "Levántese la iglesia y
arrepiéntase de sus
apostasías delante de Dios.
Despiértense los atalayas y
den un sonido cierto a la
trompeta. Tenemos una
amonestación definida que
proclamar. Dios ordena a
sus siervos: ¡Clama a voz en
cuello, no te detengas, alza
tu voz como una trompeta!
¡Anuncia a mi pueblo su
rebelión y a la casa de Jacob
su pecado!" (Isaías 58: 1)
(Pág. 9)
DIOS LLAMA A LA IGLESIA A
TRABAJAR Y A ORAR
• Debe levantarse la iglesia para
la acción. El Espíritu de Dios
nunca podrá venir hasta que
ella le prepare el camino. Debe
haber un ferviente
escudriñamiento de corazón.
Debe haber oración unida y
perseverante y, mediante la fe,
una demanda de las promesas
de Dios. (Pág. 9)
DIOS LLAMA A QUE SE EVITE UN
DESASTRE ESPIRITUAL
• "Dios demanda un
reavivamiento y una
reforma espirituales. A
menos que suceda esto,
los que son tibios serán
cada vez más
detestables para el
Señor hasta que él
rehúse reconocerlos
como a sus hijos".
(Pág.. 10)
CONCLUSIÓN Y APELACIÓN
• No podemos negarlo ni
malinterpretarlo, Dios nos esta
llamando como iglesia y como
individuos a reavivar nuestra
vida espiritual.
• Lo hará esta iglesia?
• Lo harás tu?
• !Dios nos bendiga!
Descargar

Un llamado de Dios