Una Voz
clama
en el desierto:
"Enderezad el camino
al Señor"
Domingo de la alegría
¡Alegraos, hijos de Sión,
he aquí que amanece
Vuestra redención!
La Navidad se aproxima y la Liturgia es una invitación a la alegría
porque el Señor ya está en medio de nosotros.
Es el "DOMINGO DE LA ALEGRÍA" (Gaudete)
La 1ª Lectura es una declaración de ALEGRÍA,
por la “buena noticia" de salvación, prometida por Dios.
(Is 61,1-2ª.10-11)
- Los israelitas, volvían del exilio
soñando una vida nueva en la patria,
pero quedaron desilusionados
con las condiciones desfavorables que
encontraron.
El pueblo esperaba días mejores.
(frialdad... hostilidad de los
habitantes).
-El Profeta es mensajero de esperanza
para los que sufren
y de liberación para los que están
oprimidos.
- El Pueblo reacciona agradecido
con una actitud de alabanza y alegría.
Este pasaje bíblico es llamado el
"Magnificat" del Antiguo Testamento,
como expresión de un pueblo, que
cree en la renovación, por la presencia
libertadora de Dios.
En la 2ª Lectura,
Pablo exhorta
a la ALEGRÍA:
“Estad siempre
alegres".
(1Ts 5,16-24)
El texto enseña de
dónde nace
la verdadera alegría:
- De la oración:
"rezad sin cesar,
dad gracias";
- De la apertura
del corazón a las
llamadas del Espíritu:
"No apaguéis el
Espíritu..."
- Una vida moral
irreprensible.
* ¿Qué es para ti la alegría?
La alegría cristiana no es una actitud pasajera de unas fiestas,
sino un estado permanente, de quien confía que la vida cristiana
es un caminar al encuentro del Señor que viene.
La Alegría es una de las señales de la presencia de Dios.
En el Evangelio Juan ofrece el gran motivo de la alegría:
“Ya está en medio de vosotros aquel que aún no conocéis..."
(Jo 1,6-8.19-28)
La LUZ del mundo
YO SOY LA LUZ DEL MUNDO
Jn 8, 12
En el comienzo, Juan Bautista, "enviado por Dios", aparece
con una MISIÓN concreta: "Dar testimonio de la Luz".
- Esa "Luz" está en el mundo, mas el mundo no la conoce.
Es necesario querer descubrirla.
La venida de Jesús al mundo, que celebramos, nos recuerda
la presencia discreta de Dios en nuestra historia.
En la segunda parte,
tenemos el "TESTIMONIO
de Juan" sobre su
persona:
Afirma que no es
el Mesías, ni Elías,
ni el "Profeta"...
Es solamente la "VOZ"
que clama en el desierto,
convidando a los hombres
a preparar el camino del
Señor...
Es la "voz" que señala la
única luz que vale la pena
seguir: la de Jesucristo.
Esa "Voz" nos invita a mirar hacia NOSOTROS MISMOS
y ver lo que nos aparta del camino recto del Señor.
- ¿Cuáles son las tinieblas que debemos abandonar,
para dejar que esa "Luz" brille?
- ¿Cuáles los obstáculos que nos impiden andar
nuestros caminos rectos de Dios?
Esa "Voz" nos convida a mirar a JESÚS,
pues solo Él es la "Luz" que ilumina el camino...
Dios inició la Creación, creando la LUZ y disipó las tinieblas.
De ella surgió todo lo que existe. Ella es la vida de los hombres.
* ¿Es Jesús es la Luz,
que ilumina
nuestras acciones?
-Cuando celebro
el nacimiento de Jesús,
celebro un hecho del
pasado, ¿o celebro el
encuentro actual con
Alguien que es la "Luz"
que ilumina mi vida y la
llena de paz y de
alegría?
La Misión
de Juan Bautista
es hoy nuestra misión:
abrir caminos para
la llegada del Mesías,
que es la luz de las
naciones.
Ser una "voz" que clama en el desierto,
anunciando a Cristo presente en medio de nosotros...
- La "Voz" no tiene rosto, es anónima. Ella pasa desapercibida,
transmite el mensaje y después desaparece...
- ¿Qué clase de "Voz" somos nosotros?
- ¿Cuáles los desiertos, en los que tenemos que clamar?
¿En la familia... en la escuela... en el trabajo... en la sociedad?
DOS ACTITUDES OPUESTAS A CRISTO QUE VIENE:
La actitud humilde de Juan:
No usa la misión para su promoción personal;
Solo es una "voz" anónima y discreta
que recuerda, en la sombra, realidades importantes.
* En nuestras actividades, ¿somos discretos y
sencillos, de modo que las personas no nos vean a
nosotros, sino el mensaje que presentamos?
La actitud orgullosa
de los fariseos:
Cerrados en su
autosuficiencia, no
reconocerán la "Luz".
Si cerramos el corazón
a la novedad y a los desafíos
que Dios nos hace,
tampoco nosotros lo
reconoceremos.
Y Él continuará buscando un
lugar donde pueda nacer...
La alegría que los ángeles
anunciaron en Belén
a los hombres de buena
voluntad es posible también
para nosotros, en cuanto nos
dejemos iluminar por esa
Luz.
La alegría de la Navidad
Así nuestra alegría será
un testimonio muy fuerte
de que Cristo ya está en medio de nosotros.
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
- 14.12.2014
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por:
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Formato:
Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción:
P. José Luis Uranga CMF
Música: OUÇO UMA VOZ
CD: Cantos liturgicos CNBB Lit IV - Coral Palestrina
M.: Reginaldo Veloso
http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1