El amor y la ley
Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere
misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
La dadiva de Dios es vida
Ser y hacer
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Vida Eterna
Religión pura
Hacedores de la palabra
No nos engañemos
Implantar la palabra de
Dios en nuestro corazón
Vivir una nueva vida
Hay que nacer de nuevo
Sin
La dadiva
acepción
de Dios
de personas
es vida
ElSer
amor
y hacer
y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque no hay acepción de
personas para con Dios.
¿Cuánto menos a aquel
que no hace acepción de
personas de príncipes. Ni
respeta más al rico que al
pobre, Porque todos son
obra de sus manos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta:
Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y
guardarse sin mancha del mundo.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¡Ay de vosotros, fariseos!
que amáis las primeras
sillas en las sinagogas, y las
salutaciones en las plazas.
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Y los escribas y los fariseos, viéndole
comer con los publicanos y con los
pecadores, dijeron a los discípulos:
Sin acepción de personas
¿Qué es esto, que él come y bebe
El amor y la ley
con los publicanos y pecadores?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
Porque si en vuestra
congregación entra un
hombre con anillo de oro y
con ropa espléndida, y
también entra un pobre con
vestido andrajoso
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Entonces están haciendo discriminaciones y juzgando con mala
intención (DHH).
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Si actúan así, se hacen jueces de los demás, y jueces injustos. ¿Acaso
Jesucristo
seanosin
de (PDT).
personas.
hacer eso
esacepción
discriminar?
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:
Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en
pie, o siéntate aquí bajo mi estrado
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
¿no hacéis distinciones
entre vosotros mismos, y
venís a ser jueces con
malos pensamientos?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
fue invocado sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
Cumpliendo
la
ley real
fue
invocado
sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Pero vosotros habéis
afrentado al pobre. ¿No os
oprimen los ricos, y no son
ellos los mismos que os
arrastran a los
tribunales? ¿No blasfeman
ellos el buen nombre que
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
Cumpliendo
la
ley real
fue
invocado
sobre
ha elegido Dios a los pobres de este
vosotros?
Sin
deshonrar la fe
mundo, para que sean ricos en fe y
Sin acepción de personas
herederos del reino que ha
El amor y la ley
prometido a los que le aman?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
¡A la ley y al testimonio! Si
no dijeren conforme a esto,
es porque no les ha
amanecido.
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
¡A la ley y al testimonio! Si
no dijeren conforme a esto,
es porque no les ha
amanecido.
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
¡A la ley y al testimonio! Si
no dijeren conforme a esto,
es porque no les ha
amanecido.
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
¡A la ley y al testimonio! Si
no dijeren conforme a esto,
es porque no les ha
amanecido.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Y en su vestidura y en su
muslo tiene escrito este
nombre: REY DE REYES Y
SEÑOR DE SEÑORES.
Hermanos míos amados, oíd: ¿No
ha elegido Dios a los pobres de este
mundo, para que sean ricos en fe y
herederos del reino que ha
prometido a los que le aman?
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor
Jesucristo sea sin acepción de personas.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Yo Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Amando
al prójimo
Yo
Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
de tu pueblo, sino amarás a
tu prójimo como a ti mismo.
Amando
al prójimo
Yo
Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Maestro, ¿cuál es el gran
mandamiento en la ley?
Jesús le dijo: Amarás al
Señor tu Dios con todo tu
corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande
mandamiento. Y el
segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los hijos
Quebrantamos la ley
de tu pueblo,
sino amarás a
Si no como
amamos,
tu prójimo
a tipecamos
mismo.
Amando
al prójimo
Yo
Jehová.
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta
sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor
no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis
acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por
la ley como transgresores.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
Porque cualquiera que
guardare toda la ley, pero
ofendiere en un punto, se
hace culpable de
todos. Porque el que dijo: No
cometerás adulterio, también
ha dicho: No matarás. Ahora
bien, si no cometes adulterio,
pero matas, ya te has hecho
transgresor de la ley.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
El amor vence al juicio
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La misericordia y la verdad
se encontraron;
La justicia y la paz se
besaron.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.
Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por
la ley de la libertad. Porque juicio sin misericordia se hará con
aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el
juicio.
De manera que la ley ha sido
nuestro ayo, para llevarnos a
Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe.
La ley nos lleva a Cristo
La ley nos condena
Quebrantamos la ley
Si no amamos, pecamos
Amando al prójimo
Conforme a las escrituras
Cumpliendo la ley real
Sin deshonrar la fe
Sin acepción de personas
El amor y la ley
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,
éste es semejante al hombre que considera en un espejo su
rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego
olvida cómo era.