LAS POLIS
Grecia en la Antigüedad no logró construir un estado unificado cada
ciudad se constituyó en un estado independiente: La Polis, que
comprendía a varios núcleos de población, de los que uno era el más
importante, y también el campo periférico.
Cada polis tenía sus propias leyes ,y eso las diferenciaba. Al principio de
la época arcaica la forma de gobierno era la monarquía, pero con el
tiempo los reyes perdieron el poder a favor de los grandes
propietarios(a los que llamaban “los aristoi” =los mejores) mientras el
pueblo, demos, estaba a merced de esta oligarquía. Las luchas políticas
fueron inevitables y entonces surgió la figura del tirano, que se hizo con
el poder y, sirviendo en muchos casos a su ciudad con honestidad,
preparó el camino a la democracia.
CARACTERÍSTICAS DE LAS POLIS
1º. La perfección para el Estado consistirá necesariamente en reunir una
justa extensión y un número conveniente de ciudadanos.
2º. Debe ubicarse en un lugar de difícil acceso para el enemigo y de salida
cómoda para los ciudadanos.
3º. El emplazamiento, si puede elegirse, es preciso que sea bueno a la vez
por mar y por tierra; preferiblemente se elegirá un lugar cerca del mar.
4º. La ciudad debe estar amurallada, con torres y puestos de guardia, y
contener dentro de sus muros agua y fuentes naturales.
5º. Para la existencia de una ciudad son indispensables los elementos
siguientes: la subsistencias, las artes, las armas, cierta abundancia de
riquezas y el sacerdocio.
TROYA
SITUACIÓN Y CRONOLOGÍA
La ciudad de Troya se encontraba en
la meseta baja de Frigia, en Asia
Menor, en la costa oriental del mar
Egeo a una distancia de 25 a 30
kilómetros de la desembocadura del
Bósforo. A su alrededor había una
llanura y a lo lejos se podía observar
el azul del mar, el Helesponto.
Actualmente, esta zona perteneciente
a Turquía está cercana al estrecho de
los Dardanelos.
Troya fue un gran foco de cultura del III al II milenio antes de
Cristo. Aproximadamente en el siglo XII a. C., la floreciente
población de los troyanos fue destruida; la tradición griega
considera esta destrucción obra de los aqueos: los basileus de
Micenas y de los otros centros de Grecia en aquel tiempo figuran
en las antiguas tradiciones de las campañas troyanas como jefes de
los ejércitos que aislaron Troya. Esta información está escrita en los
poemas homéricos la Ilíada y la Odisea.
ANTIGUAS POBLACIONES
EN LUGAR DE TROYA
La más antigua colonia de Troya en la colina de Hissarlik corresponde
al comienzo del III milenio a. C. Los habitantes de esta población se
encontraban todavía en el régimen de la comunidad gentilicia
primitiva. Se ocupaban de la agricultura y la ganadería, a lo que
contribuyó la fertilidad del territorio circundante.
En la segunda mitad del III milenio, sobre las ruinas de la primera
población, desaparecida según parece a raíz de un incendio, surgió más
rica, rodeada de gruesos muros, la población de la segunda Troya. Los
habitantes de esta ciudad utilizaron el bronce y los metales preciosos,
tales como el oro y la plata.
Esta era la época de la descomposición de la comunidad gentilicia
primitiva. La riqueza de la aristocracia alcanzó grandes proporciones,
como «el tesoro de Príamo».
Al rápido desarrollo de la metalurgia contribuían las posibilidades de la
riqueza mineral del Asia. El desarrollo de la producción creaba las
condiciones para un activo intercambio. El comercio se realizaba no sólo
con los vecinos más cercanos, sino con las poblaciones de la parte
oriental de la cuenca egea.
En esa época, Troya fue rodeada con gruesos muros, que alcanzaban la
altura de tres metros, con algunas torres y puertas. Toda la fortaleza
ocupaba relativamente poco espacio, de 175 a 190 metros de diámetro.
Esta población desapareció a finales del III milenio entre las llamas. El
momento de la destrucción de Troya coincidió con el fortalecimiento de
los aqueos que habitaban en el interior del Asia Menor.
SOCIEDAD
La familia: Base fundamental de la comunidad. La familia está
compuesta por el matrimonio y su descendencia. Dentro de la familia
existen dos tipos de relaciones:
- La del matrimonio: el hombre es el cabeza de familia.
- La de padre-hijo.
La comunidad: La comunidad más desarrollada y más perfecta es la
polis, con su autonomía política y su autosuficiencia..
Las mujeres: La mujer durante toda su vida debe ser obediente, de niña al
padre y de casada al marido. Las mujeres llevan una vida hogareña
marginadas, su deber era cuidar del hogar, los hijos y el marido. Los
matrimonios eran llevados a cabo por acuerdos familiares. Las mujeres tenían
habitaciones propias donde pasaban la mayor parte de su vida. No participaba
en la vida política, en los ejercicios gimnásticos, en las guerras ni en los
preparativos bélicos.
Los esclavos: Eran lo más bajo de la sociedad, la mayoría eran
extranjeros ya que el orgullo heleno no les permitía esclavizarse a
ellos mismos como griegos. Los esclavos se poseían por derecho de
guerra, por ser comprados o por ser hijos de esclavos de la propia
casa.
Cuando llegó la democracia esta clase no desapareció. Los filósofos
estoicos exigieron la abolición de la esclavitud, pero sé
conformaron con decir que el espíritu de todos es libre por igual y
que la esclavitud es tan solo algo exterior.
LA LEYENDA DE LA GUERRA DE
TROYA
LA CAUSA DE LA GUERRA
El juicio de Paris, el concurso de belleza mas famosa de la mitología y
el consiguiente rapto de Helena, provocaron la guerra de Troya.
Helena, el premio obtenido por Paris en este certamen, era hija de
Zeus, el dios del cielo, y de Leda, una bella mujer a la que había
seducido transformado en cisne. Paris o Alejandro era hijo de Príamo,
el rey de Troya. Ya antes de nacer había habido augurios de que por
su causa ocurriría un gran desastre para su ciudad. Paris se llevó a
Helena a Troya, mientras la desolación y la rabia se apoderaban de
Menelao, el rey de Esparta.
LA GUERRA
Muchos de los reyes y caudillos de Grecia se aliaron para vengar esta
afrenta y se concentraron en Áulide para zarpar hacia Troya bajo el
mando de Agamenón, el poderoso rey de Micenas y hermano de
Menelao. Por fin todo estuvo a punto y los barcos zarparon hacia el
Helesponto para rescatar a Helena. Así comenzó la guerra mas
famosa de cuantas recuerda la humanidad.
La historia de la guerra es complicada. A lo largo de los 10 años que
duró el conflicto se sucedieron aventura, incidentes y batallas, y
hasta los dioses del Olimpo intervinieron a favor de griegos o
troyanos según sus preferencias personales. Hera, Atenea y Posidón
dieron su apoyo a los griegos, y Afrodita, Ares y Apolo a los troyanos.
LOS HEROES
Entre los héroes más famosos del bando griego está Agamenón,
el rey de Micenas y el caudillo de las tropas griegas. Además de
Menelao, el marido burlado y rey de Esparta, participó también
Aquiles, el más valeroso guerrero griego, con su escudo Patroclo,
al frente de sus Mirmidones. También destacaron el gigantesco
Áyax, Néstor, el anciano rey de Pilos, Diomedes, rey de Tirinto, y
el astuto Ulises, rey de Ítaca.
En el bando troyano, además de Paris estaba Príamo, el rey de
Troya, y su hijo Héctor, que ostentaba el bando del ejército
troyano. Deífobo, otro de los hijos de Príamo, tuvo una destacada
actuación. A ellos hay que unir a Eneas, un príncipe troyano
reservado para un gran destino, hijo del troyano Anquises y la
diosa Venus o Afrodita. Entre los aliados de los troyanos estaban
Pentesilea, la reina de las Amazonas.
PATROCLO
Las amenazas de Aquiles, de retirarse del combate, se cumplieron y los
troyanos contraatacaron arrinconando a los griegos contra sus naves.
En el campamento aqueo cundió el desanimo. Ante la desmoralización
de los griegos, Patroclo suplicó a su amigo que regresara a combate.
Aquiles no cambió de idea y al final Patroclo le convenció para que le
dejara ir a él, se vistió con la armadura de su amigo. Los troyanos,
creyeron ver aterrados como Aquiles participaba en la batalla y los
acorralaba junto a las murallas de Troya. En medio del fragor del
combate Patroclo perdió el yelmo y Héctor le reconoció al instante y se
dirigió contra él y le mató.
MUERTE DE HÉCTOR
Cuando la noticia de la muerte de Patroclo llegó al campamento
griego, Aquiles rompió a llorar y, después de hacer las paces con
Agamenón, decidió volver al combate para vengar a su amigo, no sin
antes ofrecer unos magníficos funerales en su honor.
De nuevo los troyanos descubrieron con horror que Aquiles
sembraba la muerte entre sus filas y los arrinconaba junto a las
murallas de Troya. Los troyanos se batieron en retirada y sólo
Héctor quedó fuera y se enfrentó al héroe griego en un terrible
duelo.
Después de pelear como un valiente, Héctor, sucumbió a manos de
Aquiles, que le clavó la pica en la garganta, el único lugar que tenía
al descubierto.
Aquiles ultrajó el cadáver de Héctor durante tres días. Príamo logró
introducirse en el campamento aqueo y llegar a la tienda de Aquiles. Éste
accedió a devolver el cadáver de su rival a cambio de su peso en oro. Los
troyanos reunieron todo el oro que pudieron, pero resultó insuficiente.
Polixena, una hermana de Héctor, arrojó desde la muralla un pesado collar
de oro y la balanza se equilibró. Por fin los troyanos pudieron recuperar el
cadáver de Héctor para rendirle honras fúnebres.
LA MUERTE DE AQUILES
Aquiles, conmovido por la generosidad de Polixena, se enamoró de ella y
decidió pedir su mano a Príamo. Cuando se dirigía a la entrevista para
discutir las decisiones de la boda, Paris, emboscado y con la ayuda del dios
Apolo, le disparó una flecha envenenada que le alcanzó en su único punto
vulnerable, el talón, y le mató.
LA CAIDA DE TROYA.
EL CABALLO DE TROYA
Según un oráculo, sería inexpugnable mientras los griegos no
consiguieran las armas de Hércules, en poder se Filoctetes, y el
Paladio, una estatua de Atenea que se guardaba en la ciudadela de
Troya. Ulises consiguió robar la estatua y las armas de Filoctetes.
Pero la idea más brillante de Ulises fue la construcción de un caballo
de madera con la ayuda de Atenea. En su interior ocultaron a la flor y
nata del ejército griego y lo abandonaron en la playa, mientras los
demás simulaban la retirada y el fin del asedio. A pesar de las
advertencias de algunos clarividentes como Laoconte y Casandra, hija
de Príamo castigada a profetizar el futuro sin que nadie la creyera, los
troyanos, engañados por un espía griego, Sinón, deciden introducir el
caballo en la ciudad, derribando las murallas para que este pase.
Completamente desprevenidos, los troyanos pelearon su última batalla.
Aquella noche Troya fue saqueada incendiada y destruida, y muchos
troyanos perdieron la vida. El cruel destino se había cumplido
finalmente. Helena volvió a Grecia.
DESCUBRIMIENTO DE TROYA.
HEINRICH SCHLIEMANN
Los antiguos nunca dudaron de la existencia de Troya, siempre
sintieron admiración y nostalgia por aquella gloriosa civilización
desaparecida, y visitaban el lugar en el que pensaban que se habían
levantado en su día las altas murallas de la ciudad de Príamo.
No obstante, siglos más tarde la existencia de Troya y de los grandes
héroes que combatieron en torno a sus murallas se consideraron
fruto de la imaginación de Homero y otros poetas. Para la mayoría de
la gente se trataba nada más que de unas fascinantes leyendas, pero
surgió alguien convencido de todo lo contrario: HEINRICH
SCHLIEMANN.
Animado por el éxito, Schliemann realizó también excavaciones en la Grecia
continental. Primero en Micenas, donde descubrió la acrópolis y las tumbas
reales además de un impresionante tesoro, y luego en Tirinto y en
Orcómeno.
Los magníficos palacios de Príamo y Agamenón volvían a ver la luz y, con
ellos, los héroes que un día vivieron y murieron allí. Heinrich había
demostrado que la guerra de Troya tuvo realmente lugar.
Descargar

TROYA