12Por
tanto, como el pecado entró en el mundo
por un hombre, y por el pecado la muerte, así la
muerte pasó a todos los hombres, por cuanto
todos pecaron. 13Pues antes de la ley, había
pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no
se inculpa de pecado. 14No obstante, reinó la
muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que
no pecaron a la manera de la transgresión de
Adán, el cual es figura del que había de venir.
X
Espíritu
Santo
PADRE
X
ESPIRITU
SANTO
HIJO
Espíritu
Santo
13el
cual nos ha librado de la potestad
de las tinieblas, y trasladado al reino de
su amado Hijo, 14en quien tenemos
redención por su sangre, el perdón de
pecados.
4Ciertamente
llevó él nuestras enfermedades,
y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos
por azotado, por herido de Dios y abatido.
5Mas él herido fue por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados; el castigo de
nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos
nosotros curados. 6Todos nosotros nos
descarriamos como ovejas, cada cual se
apartó por su camino; mas Jehová cargó en él
el pecado de todos nosotros.
• Reconciliarnos con Dios
• Salvar lo que se había perdido
• Deshacer las obras del diablo
• Libertarnos del pecado
• Trasladado a su reino
• NOS COMPRO
• NOS LIMPIO
• NOS TRANSFORMO
• NOS SALVO
7No
seáis, pues, partícipes con ellos.
8Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas
ahora sois luz en el Señor; andad como hijos
de luz 9(porque el fruto del Espíritu es en
toda
bondad,
justicia
y
verdad),
10comprobando lo que es agradable al
Señor. 11Y no participéis en las obras
infructuosas de las tinieblas, sino más bien
reprendedlas;
PADRE
X
ESPIRITU
SANTO
HIJO
Espíritu
Santo
Descargar

Diapositiva 1