Pasionistas
SALMO 16
Protégeme, Dios mío,
pues me refugio en ti.
Ya digo al Señor: «Tú eres mi bien».
Los dioses y señores de la tierra
no me satisfacen.
Multiplican las estatuas
de dioses extraños.
Nunca derramaré sus libaciones
con mis manos,
ni tomaré sus nombres en mis labios.
El Señor es mi parte
de la herencia y mi copa,
mi suerte está en tus manos.
Me ha tocado un lote delicioso;
sí, mi heredad es la más bella.
Bendigo al Señor que me aconseja,
hasta de noche me instruye
interiormente.
Tengo siempre al Señor
en mi presencia.
Con él a mi derecha jamás vacilaré.
Por eso se me alegra el corazón,
exultan mis entrañas,
y mi carne reposa serena;
porque no me entregarás a la muerte,
ni dejarás a tu fiel
que conozca el sepulcro.
Me enseñarás el camino de la vida,
lleno de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha.
PLEGARIA - CANTO
TUS PALABRAS ALIENTAN MI VIDA.
TU PRESENCIA CONFORTA MI FE.
ERES VIDA, VERDAD Y CAMINO,
ERES FUERZA QUE AYUDA A VENCER.
No te tomes descanso en la lucha.
Sé testigo del Reino de Dios.
Sigue siendo ese trigo que muere
para ser una espiga mejor.
Es posible que digan algunos
Que es absurda tu forma de ser.
Piensa entonces que no eres del mundo,
aunque Dios te ha sacado de él.
(E. Vicente Mateu – Disco: “CREEMOS EN EL AMOR”– Musical PAX)
Descargar

Salmo 16 (15)