De repente...
Percibí al mirar el cielo,
con sus nubes deslizantes
formando dibujos al azar,
que solamente mis ojos
entienden sus formas.
De repente...
Deseo abrazar la luna,
para hacer un collar de estrellas
de modo que todos perciban,
cuánta es la felicidad
que se refleja en mi mirada.
De repente...
Percibo que mi vida
es mas alegre,
más luminosa y
más linda que ayer.
Noté que...
La luz se encendió iluminando los caminos de mi corazón,
la vida volvió con pinceladas de colores e inusitada alegría,
las flores se abrirán y perfumarán
mi jardín de esperanzas,
en el muelle de mis sueños,
el paraíso del amor desembarcó.
El silencio solitario de la noche,
gano la complicidad de alguien especial,
que tranquilamente con sus versos
me entrelazo el alma y el corazón.
A cada nuevo día...
Me siento flotar en las melodías suaves,
que abrigan nuestros versos,
con los secretos que guardamos en nuestros corazones.
En las sonrisas espontáneas,
en nuestras miradas soñadoras
y en la sensación de nostalgia
que llena cada despedida...
Consigo al fin percibir,
que estoy infinitamente...
amando y siendo amada.
Es... ¡Es éste!
El amor que llegó,
en las alas del afecto,
uniendo dos corazones solitarios,
que hoy se alimentan de felicidad.
Autora del poema:
Marilda Diório “OlhosDe£in¢e”
http://www.olhosdelincemarilda.com/
Autor presentación:
Vte. Sánchez Pino
Música: Lovers In The Dark
Ernesto Cortazar
Traducida al español:
Vte. Sánchez Pino
Imagenes: By *Ja (Mulher)*
Fecha: 9-7-2008
Descargar

Diapositiva 1