La función de los nexos en un texto.
Las palabras cuya función es servir de nexos.
Las conjunciones.
Las preposiciones.
Los nexos son expresiones (palabras o
frases) que tienen como función relacionar
dentro de un texto diferentes clases de
elementos: palabras u oraciones.
Al expresarnos, utilizamos el nexo que nos conviene
de acuerdo con nuestra intención comunicativa. Los
principales tipos de nexos que utilizamos al formular
mensajes son: las conjunciones y las preposiciones.
Entonces tenemos que la función de los nexos es
servir de enlace entre dos palabras o dos oraciones.
Ejemplos:
Todos bailan y cantan.
Ana e Isabel pasean.
Tal vez sea bueno o malo.
Luis no come ni duerme.
Y, e, o, ni,
son nexos que unen elementos del mismo
nivel sintáctico;
es decir,
dos sustantivos, dos adjetivos, dos
verbos.
Estos nexos son las conjunciones.
Según la función que cumplen, las conjunciones
pueden ser:
1. Copulativas.
Y, e. enlazan palabras u oraciones equivalentes:
-Exteriores e interiores.
-Entran y salen.
Pueden enlazar también una oración afirmativa
y otra negativa:
-Se hizo tarde y no pudo realizar el recorrido.
La conjunción ni, que tiene esta misma función
copulativa, sirve para unir palabras o frases con
sentido negativo:
-Ella no compra revistas ni periódicos.
-No enviaron el paquete ni el sobre.
2. Disyuntivas.
O, u, ya…ya.
Relacionan palabras u oraciones, pero una de ellas
excluye a la otra:
-Estudia o te atrasarás.
-Elsa u Olga.
-Vendrán a la fiesta, ya lleva, ya truene.
3. Adversativas:
más, pero, sin embargo.
Expresan oposición entre las palabras u oraciones
que enlazan:
-Llegó tarde, más alcanzó el autobús.
-Les gusta leer, pero no les alcanza el tiempo.
-Hacía frío, sin embargo, siguieron patinando.
4. Consecutivas:
por consiguiente, por tanto, pues.
Relacionan oraciones, una de ellas consecuencia de la otra:
-Ganaron el concurso, por consiguiente, saldrán de viaje.
-Cuida tus libros, pues siempre los necesitarás.
Que es una más de las conjunciones.
Puede ser:
Copulativa:
Baila que baila
Necesito tiempo, que no ayuda.
Disyuntiva:
Queremos que no, debemos ir.
Otro uso muy común de la conjunción que es enlazar al verbo tener con otro,
para expresar obligación:
- Tienes que estudiar.
Al principio de oraciones exclamativas, la conjunción que
implica un verbo de mandato o deseo:
¡Que llegue pronto!
La conjunción que, unida a adverbios y preposiciones,
forma frases conjuntivas:
antes (de) que, así que, bien que, después que, siempre que
y por más que, entre otras.
Otra clase de nexos son las preposiciones.
A diferencia de las conjunciones, las preposiciones
establecen una relación de dependencia entre dos
elementos; es decir, un elemento queda
subordinado a otro para completar su significado.
Observa:
barco de vela.
Café con leche.
En estas construcciones, la preposición enlaza dos
sustantivos, el primero de los cuales subordina al siguiente:
vela está subordinado a barco.
Leche está subordinado a café.
Las preposiciones que más se usan son las siguientes: a,
ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta,
para, por, según, sin, sobre y tras. Hay otras poco comunes
en la lengua actual, como cabe (junto) y so (bajo).
Cada preposición tiene diversos significados, de acuerdo con
las palabras que relaciona.
Por ejemplo:
A expresa dirección, destino, fin; indica también modo:
Irán a colima mañana.
Estaban dispuestas a trabajar.
Lo juzgaron a la ligera.
De significa:
Posesión: El libro de Pablo está en su escritorio.
Procedencia: Viene de Guatemala.
Materia: Trajeron una mesa de madera.
Desde señala punto de partida:
En el tiempo: Está listo desde ayer.
En el espacio: El autobús recorre la costa desde
Ensenada hasta Mazatlán.
En indica localización en el tiempo:
-Vivimos en el siglo XX.
En el espacio:
-Descansa en su casa.
Hacia denota una relación de movimiento, en una
dirección determinada:
Fuimos hacia el parque.
Conduje el auto hacia la escuela.
Se dirige en autobús hacia la ciudad.
Hasta expresa término o límite de tiempo, de lugar
o de cantidad.
Jugaron hasta el atardecer.
Llegaron hasta la orilla del río
Llena el vaso hasta el borde.
Para indica destino o fin de una acción o un objeto:
Compré un regalo para Miguel.
Tomarán un curso para contadores.
Estudia para progresar.
Por expresa una relación de causa, y también de
lugar y de tiempo:
Lo hizo por agradarnos.
Camina por la calle.
Viene por la tarde.
Sobre denota una relación de lugar:
Está sobre la mesa.
La relación que indican las preposiciones es muy
importante; por eso, debes emplearlas de manera
adecuada para expresar lo que realmente quieres
decir, y no lo contrario o algo diferente.
En ocasiones se utilizan mal las preposiciones
hasta y bajo.
Como se dijo con anterioridad, hasta indica término
o límite temporal. Sin embargo, con frecuencia se
emplea para señalar el inicio de algo.
Por ejemplo:
Las clases se inician hasta septiembre
Cuando lo correcto es:
Las clases se inician desde (o en) septiembre.
La tienda abre hasta las cuatro.
Cuando lo correcto es:
La tienda abre desde las cuatro.
Otro error consiste en usar la preposición bajo, que
significa “debajo de”, para expresar ideas que nada
tienen que ver con ese significado.
Por ejemplo:
“Bajo ese punto de vista…”
“Bajo esos términos…”,
Cuando lo correcto es:
“En esos términos…”
En otras ocasiones, se agrega una preposición que
es innecesaria.
Por ejemplo:
Debo de salir.
Requiere de cuidado.
En estos casos, las oraciones correctas son las
siguientes.
Debo salir.
Requiere cuidado.
Algunas veces se utiliza una preposición por otra,
de manera incorrecta:
“temas a estudiar”, en vez de “temas por
estudiar”
“distinto a”, en vez de “distinto de”
“en relación a”, en vez de “en relación con”
“de acuerdo a”, en vez de “de acuerdo con”.
Como ves, debes ser cuidadoso al usar las
preposiciones. Para aprender a emplearlas
correctamente no hay nada mejor que observar
cómo las utilizan los buenos escritores, en los textos
que lees.
Descargar

Diapositiva 1