FORMACIÓN DE
EMPRENDEDORES
¿Dé que hablamos,
cuándo hablamos de
cultura emprendedora?
espíritu
emprendedor
acción
emprendedora
espíritu
emprendedor
y
acción emprendedora
son
inseparables
en la
condición humana
Antes de continuar…
¿Quién es el ser emprendedor?
No es solo quién
hace un negocio
No es quién ejerce una profesión determinada
No es quién posee
algún gen especial
Es quién descubre (por
búsqueda o padecimiento),
se involucra y resuelve una
inquietud humana
insatisfecha
La insatisfacción
puede estar en el
mundo exterior o
en el mundo
interior
¿Puede haber en la condición
humana, personas no
emprendedoras?
El emprendedorismo
está en la esencia de
la condición humana
Por lo tanto
emprendedor se nace
ENTONCES…
¿Qué nos diferencia
de otros seres vivos?
Vivimos con otros,
necesitamos
irrevocablemente de los
otros
¿Cómo hacemos para alcanzar
los objetos que vengan a
satisfacer el fin de la vida
psíquica: la no necesidad y el
placer?
1. Dependiendo
absolutamente de otros
2. Produciendo una vida en
común
La dependencia de otros
nos impone vínculos
sociales
¿Cuál es la naturaleza de esos
vínculo sociales?
1. Su naturaleza instrumental
2. Su naturaleza significativa
3. Sus modos de articulación
La búsqueda de sentido
El hombre es el único ser viviente
que logra trascender sus instintos
y necesidades y preguntarse por
el fundamento último de su
esencia:
1. ¿Qué soy? ¿Quién soy?
Y por el sentido último de la vida
2. ¿Para qué vivir? ¿Qué
significa una buena vida?
La distinción
El hombre está en el mundo
participando de campos,
espacios jerarquizados en
función de una distribución
desigual de capitales.
1. Capital material: (lo económico, los
derechos y atribuciones formales)
2. Capital cultural: (Formación,
conocimientos acreditadles, trayectoria y
pertenencias previas)
3. Capital social: (confianza y potencial
generativo de las conexiones y redes
relacionales)
La presencia de valores
El hombre es una especie que en
el momento de actuar, en el
momento de hacer y hasta en el
momento de pensar, siente que
está en presencia de valores.
1. Como barreras: (que la sociedad
impone a nuestras conductas)
2. Como principios: (éticos
formalmente compartidos)
3. Como mandatos: (trascendentes a
nuestra propia existencia)
La temporalidad
Cuándo hablamos de
temporalidad nos referimos a dos
cuestiones.
1. El ser humano se despliega
en el tiempo de la
conciencia, no en el tiempo
real del mundo.
2. El ser humano es conciente
de su tiempo, de su finitud.
La pregunta si…
estuvo siempre mal hecha
¿Cuál sería la nueva
pregunta?
TIPO DE EMPRENDEDORES
CIEGOS
NO SE DESPERTÓ EN ELLOS EL
ESPÍRITU EMPRENDEDOR.
PRODUCEN VALOR A PARTIR DE
INSATISFACCIONES QUE NO
RECONOCEN PROPIAS.
AMATEURS
SON IMPULSIVOS.
LOS RESULTADOS DEPENDEN
EN GRAN MEDIDA DE SU SUERTE.
PROFESIONALES
SON AUTOGENERADOS.
DISEÑAN Y SE ANTICIPAN.
LOS RESULTADOS DEPENDEN
MÁS DE SU CAPACIDAD
QUE DE SU SUERTE.
Cultura emprendedora...
descubrimiento
insatisfacción
espacio
insatisfecho
espíritu y acción
oferta de valor
emprendedor
efecto que causa
un agente sobre algo
espíritu emprendedor
y
acción emprendedora
involucramiento
solución
Cultura emprendedora...
descubrimiento
insatisfacción
oferta de valor
espíritu y acción
efecto que causa
un agente sobre algo
emprendedor
involucramiento
solución
espíritu emprendedor
y
acción emprendedora
espacio
insatisfecho
Espíritu
Principio generador,
carácter íntimo, esencia
o sustancia de algo.
Dispocisiones de ánimo previas
El que quiera ser emprendedor profesional necesitará
puerilizarse, infantilizarse, hacerse como el niño
pequeño.
esencialmente en percibir y sentir por dondequiera,
en el mundo de la realidad sensible, como en el
mundo de los objetos ideales, problemas, misterios;
admirarse de todo, sentir lo profundamente arcano y
misterioso de todo eso; plantarse ante el universo y
el propio ser humano con un sentimiento de
estupefacción, de admiración, de curiosidad
insaciable, como el niño que no entiende nada y
para quien todo es problema.
Thaumatzein
Dispocisiones de ánimo previas
El espíritu de rigor en el pensamiento
Esta exigencia de rigor tiene que tener para nosotros, dos aspectos fundamentales.
Por una parte, ha de llevarnos a
eliminar lo más posible de nuestras
consideraciones las cómodas pero
perfectamente inútiles tradiciones de la
sabiduría popular. Existe una sapiencia
popular que se condensa en refranes, en
tradiciones, en ideas, que la masa del
pueblo trae y lleva. El emprendedor
profesional por el contrario, ha de
reaccionar contra esa supuesta sabiduría
popular
Hay que convencerse, por otra parte, de
que el emprendedorismo no es ciencia.
El emprendedorismo es una disciplina
tan rigurosa, tan estrictamente rigurosa y
difícil como la ciencia; pero no es
ciencia, porque entre ambas hay mucha
diferencia de propósito y de método, y
entre otros éste: que cada ciencia tiene
un objeto delimitado, mientras que,
el emprendedorismo se ocupa de
producir cualquier objeto en general.
Ejercitando el espíritu emprendedor
Ejercitando el espíritu emprendedor
El famoso violinista estadounidense Joshua Bell ha demostrado que, pese a tocar de forma magistral las
piezas más exquisitas, si lo hace en el metro de la capital de Estados Unidos, los pasajeros pasan de largo
ante el virtuosismo.
El experimento, planificado por el diario «The Washington Post» y publicado en su dominical de esta
semana, consistía en observar la reacción de la gente ante la música tocada por Bell, uno de los mejores
violinistas del mundo, que aceptó la propuesta de actuar de incógnito en el subterráneo estadounidense.
El 12 de enero pasado, a las 07.51 de la mañana, el artista y ex niño prodigio comenzó su recital de seis
melodías de diversos compositores clásicos en la estación de L'Enfant Plaza, epicentro del Washington
federal, entre decenas de personas cuyo único pensamiento era llegar a tiempo al trabajo.
La pregunta que lanzó el rotativo era la siguiente: ¿sería capaz la belleza de llamar la atención en un
contexto banal y en un momento inapropiado?
En ese momento, Bell, ataviado con unos vaqueros, una camiseta de manga larga y una gorra, comenzó a
emitir magia desde su Stradivarius de 1713 -valorado en 3,5 millones de dólares- ante las 1.097 personas
que pasaron a escasos metros de él durante su actuación.
En los 43 minutos que tocó, el violinista (nacido en Indiana, en 1967) recaudó en su estuche 32 dólares y 17
céntimos -donados a la beneficencia-, una cifra muy lejana a los 100 dólares que los amantes de su música
pagaron tres días antes por asientos decentes (no los mejores) en el Boston Symphony Hall, que registró un
lleno completo. En cambio, en L'Enfant Plaza, alejado de las campañas de promoción de su arte, fuera de
los grandes escenarios y con la única compañía de su violín, a Bell sólo lo reconoció una persona y muy
pocas más se detuvieron siquiera unos momentos a escucharle.
http://www.videos-star.com/watch.php?video=hnOPu0_YWhw
Ejercitando el espíritu emprendedor
Una vieja historia de la India describe el caso de un cachorro de león que fue
criado por una manada de asnos salvajes. A medida que fue creciendo entre
ellos fue adquiriendo sus costumbres, hábitos y comportamientos. Así se
convirtió en un animal pacífico que comía hierba y que además era débil,
asustadizo y cobarde. Un día en que la manada de asnos pastaba cerca de
un lago, un león se acercó a cazar. Cuando vio que entre la manada había
otro de su especie imitando el comportamiento de aquellos, se quedo muy
sorprendido y decidió averiguar lo que sucedía. Salto de entre los matorrales
y se lanzó contra aquel león que corría lleno de pavor entre los asnos, a pesar
de ser mucho más corpulento y joven que el mismo.
Cuando finalmente consiguió atraparlo, el joven león estaba asustado como
cualquiera de los asnos e, ignorante de su fuerza y agilidad, en lugar de
defenderse suplicaba que lo soltara y lo dejara marchar con sus amigos. El
león era un sabio y rápidamente comprendió que la raíz del problema era que
se había identificado con las cualidades limitadas de los asno en lugar de las
de los leones. De manera que se acercaron al lago y le pidió que observara
su rostro reflejado en el agua y que lo comparara con el suyo. En cuanto lo
hizo, descubrió que el también era un león todos sus miedos e inseguridades
se desvanecieron sin ningún esfuerzo, y emergió toda su fuerza y valentía.
Una vez abandonadas sus identificaciones negativas encontró
su verdadero ser.
Actividad I:
A partir de su experiencia:
-analice un interés insatisfecho,
-delimite a qué espacio pertenece y
-qué solución propone para aquel.
Actividad II:
Estar presente:
-salir por 20’ y observar el entorno.
¿Qué -¿qué insatisfacciones encontró?
-qué solución propone para aquel.
GRACIAS MUCHAS!!!
GUILLERMO MORALES
Alma plena, conciencia de finitud
y espíritu en crecimiento.
Por sobre todo,
emprendedor.
WWW.VOLVERAEMPRENDER.BLOGSPOT.COM
[email protected]
Guifemo
Guillermo Morales
Descargar

INCUBADORAS DE EMPRESAS