Tema II
LOS PADRES COMO
TRASMISORES RESPONSABLES DE
LA VIDA
Objetivo:
Que los matrimonios se concienticen y
valoren la grave responsabilidad que
tienen en la transmisión de la vida y así
ejercer el Don de la Paternidad, de
acuerdo al plan de Dios, quien es el único
Dueño y dador de la misma.
Oración inicial: Salmo 128 (127)
Bendición para la familia.
Felices los que temen al señor
Y siguen sus caminos.
Comerás del trabajo de tus manos,
Esto será tu fortuna y tu dicha.
Tu esposa será como vid fecunda
En medio de tu casa,
Tus hijos serán como olivos, nuevos
Alrededor de tu mesa.
Así será bendito
El hombre que teme al Señor.
¡Que el señor te bendiga desde Sión:
Puedas ver la dicha de Jerusalén
Durante todos los días de tu vida!
¡Que veas a los hijos de tus hijos
Y en Israel, la paz!
Dios los bendijo, diciéndoles: "Sean
fecundos y multiplíquense. Llenen la
tierra y sométanla. Tengan autoridad
sobre los peces del mar, sobre las aves
del cielo y sobre todo ser viviente que
se mueva sobre la tierra". Gn. 2,28.
Reflexión comunitaria
Todo poder implica una gran
responsabilidad, el don de la paternidad
nos dota de un gran poder, para la
transmisión de la vida, dado por el
creador al matrimonio, el cual debe ser
ejercido y administrado con
responsabilidad apegado siempre al plan
de quien regala ese hermoso don.
Recordemos siempre la palabra del Señor
que ha dice: "Al que se le ha dado
mucho, se le exigirá mucho: y cuanto más
se le haya confiado, tanto más se le
pedirá cuentas".
Le 12,48.
"La herencia del Señor son los hijos”
recompensa el fruto de las
entrañas", (Sal 127/126,3): La
familia es "santuario de la vida". La
familia está llamada a esto a lo largo
de la vida de sus miembros. Desde
el nacimiento hasta la muerte.
La familia es verdaderamente "el
santuario de la vida...., el ámbito
donde la vida, don de Dios, puede
ser acogida y protegida de manera
adecuada contra los múltiples
ataques a que está expuesta, y
puede desarrollarse según las
exigencias de un autentico
crecimiento humano". (EV 92).
Asimilación y compromiso.
® ¿Conoces algún matrimonio que no ha
podido tener hijos? ¿de acuerdo a lo
iluminado hoy por qué crees?
• ¿Quién es el único dueño y dador de la
vida?
• El don de la paternidad implica la
responsabilidad
de:___________y__________ ___
Oración final.
Oh Maria,
Aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
ATI confiamos la causa de la vida:
Mira, Madre, el número inmenso
de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas
de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia
o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la Vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo
como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud
durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo
con solícita constancia, para construir,
junto con todos los hombres de buena volunta,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida. Amén
(Juan Pablo II 1995)
Descargar

Diapositiva 1