La Fuente de Almanzor.
Leyenda de Almedíjar
Castellón
Cristina
Sanfrancisco.
Mayo 2015
Este pequeño municipio de montaña de 20,87
Km2 de superficie y poco más de trescientos
habitantes, que sitúa su casco urbano a 411
metros de altitud, se encuentra en la comarca
del Alto Palancia …
…Su territorio es agreste en
su orografía y exhuberante
en su naturaleza.
Aquí encontramos el Barranco de Almanzor,
con su espectacular bosque de alcornoques…
…y la Fuente de Almanzor, a unos
4 km del pueblo , que desde 1959,
en que se canalizó, es la que lleva
sus aguas a toda la población de
Almedíjar. …
Según la leyenda, la
fuente debe su nombre al
rey Almanzor, sobrenombre
de un morisco de Algar de
Palancia llamado Garbau,
que era “alamín“, es decir,
juez de riegos del pueblo y
que se había puesto al
mando de la Rebelión que
los Moriscos de la Sierra de
Espadán llevaron a cabo en
1526.
Tema de Historia: Los moriscos. Su nombre deriva de “moro” y eran los musulmanes
de Al Andalus que tras la reconquista
1502 o a marcharse después.
“sarraïns” (sarracenos) y aquí
protegidos por sus señores,
les pagaban, conservaron sus
Los moriscos valencianos por su
del árabe, se relacionaron con
el temor de que éstos les
estallaron como protesta ante
terminarían en 1609 cuando
La nobleza valenciana se opuso
de sus rentas y, de hecho,
mano de obra y causó una
valencianos tardarían en salir.
fueron obligados a bautizarse en
En Valencia eran llamados
quedaron muchos que por ser
debido a los fuertes impuestos que
costumbres…
cercanía a la costa y su dominio
turcos y berberiscos, lo que motivó
apoyaran en las revueltas que
los abusos contra ellos y que
Felipe III decretó su expulsión.
al decreto porque que dependía
su salida dejó los campos sin
gran crisis de la que los territorios
En el verano de 1526, como decía antes de la clase, se desató una rebelión morisca en la Sierra de Espadán
por ciertas medidas represivas sobre la población morisca: 15 de enero de 1526, un decreto del rey ordenaba
que “el morisco que no se convierta sea hecho esclavo y se le confisquen sus bienes”; se les prohibía vender
sus joyas y se les obligaba a “oír los sermones de los predicadores cristianos, a entregar las armas, a llevar en
los turbantes una media luna azul y a descubrirse cuando pasara el Santísimo Sacramento, además de no
poder reunirse ni practicar su religión y a cerrar las Mezquitas”… Muchos se negaron a obedecer y se
refugiaron en la Sierra de Espadán, al abrigo de las montañas.
Garbau, se autoproclamó
rey con el nombre de
“Zelim Almanssor”,
organizando la guerra en
toda la Sierra…
…Y Almedíjar fue la plaza que resistió más tiempo sin reconquistar por los cristianos que sometieron la
zona a un duro estado de sitio para abortar la rebelión.
Muchas familias moriscas de labradores, pastores, artesanos y el grueso de la soldadesca (unos 4000) se
trasladaron hasta allí buscando protección…
…Lo que ocasionó una escasez de agua que acuciaba a la población musulmana.
Zelim Almanssor estaba muy preocupado por la escasez de agua en la fortaleza y reunió a sus hombres de
confianza para buscar una solución...
Y a partir de aquí, la historia se mezcla
con la leyenda…
Así que decidió tomar parte en la batalla para tratar de
romper el cerco cristiano y poder llegar al lugar rico en
el agua que tanto necesitaban…
Pero en la lucha, una flecha le
hirió en el pecho, dejándolo
gravemente herido y sus
correligionarios le llevaron de
retorno a Almedíjar para
curar su herida, de la que no
paraba de manar sangre y no
tenían suficiente agua para
limpiar la herida…
Viendo la urgencia de la situación, una cautiva
cristiana que deseaba tanto o más que los propios
médicos la recuperación de Almanzor pues en ello
le iba el único medio de encontrar la libertad, se
ofreció a llevarlos hasta un lugar donde poder
disponer del agua que necesitaban, a cambio de
ser liberada.
¡Seré libre!
Así que salieron del castillo con su escolta siguiendo el barranco y llegaron hasta un enorme castaño que
Almanzor ordenó talar para hacer leña.
Pero la cautiva, viendo sus intenciones le habló así:
“Cristiana soy, mi señor, pero bisnieta de
hebreos…Ese castaño que alza sus siete
brazos al cielo para adorar a su Dios, lo
plantó mi bisabuelo. Respétalo pues,
Almanzor, que por Alá te lo ruego, y que lo
admiren los hombres hasta el final de los
tiempos”…
Y Almanzor, viendo la sabiduría que expresaba su ruego, accedió a su petición.
Y pronto reanudaron su camino en busca
del agua…
…Y hallaron el nacimiento de
una fuente para gran júbilo de
sus descubridores.
Lo que causó gran
alegría también entre
la población, ya
amenazada por la
falta de medios
higiénicos.
Amanzor agradeció a Allah el
favor recibido y concedió a la
doncella el deseo acordado.
Cuando cesaron las guerras, este suceso
se propagó como un reguero de pólvora
por toda la zona, y como recuerdo de
aquel honroso hecho, se llamó en
adelante Almanzor tanto la fuente,
como el barranco que recoge sus aguas.
Pasado el tiempo, este mismo barranco
solo unos metros más abajo del lugar
donde recoge las aguas de la fuente, ha
cambiado su nombre por el de Íbola y,
tras rebasar la población, vuelve a
cambiarlo ahora por el de la Rambla de
Almedíjar, que termina su curso en el
río Palancia a la altura de Soneja.
El agua de Almedíjar con sus saludables propiedades es hoy
uno de los grandes atractivos del municipio ya que, además
de comercializarse embotellada para el consumo especial de
personas con dolencias de riñón , es una fuente turística a
través de propuestas relacionadas con las rutas del agua, el
el turismo rural y cultural.
Descargar

PowerPoint 簡報