2 Tim. 4:8
“[…] me está guardada la corona de
justicia, la cual me dará el Señor,
juez justo, en aquel día.”
I. ANTES DE VENIR, ÉL
PROMETIÓ VOLVER
Existen centenas de
textos proféticos en el
Nuevo Testamento
que hablan del
regreso de Jesús.
Pero lo increíble es
que existen otros
textos que hablan de
la segunda venida,
anteriores a su venida
al mundo por primera
vez.
El testimonio de Job: Job 19:25, 26.
El testimonio de Enoc: Judas versículos 14 y 15
El testimonio del salmista: Salmo 50:3-5
El testimonio de Isaías: Isaías 25:8, 9
El testimonio de Daniel: Daniel 2:45, Daniel 12:1
Lo increíble es que
esas profecías fueron
dadas antes que
Jesús viniera por
primera vez y se
extienden más allá de
las profecías
Mesiánicas que vimos
en el primer tema de
esta semana.
II. SI ÉL VINO, ES UNA
SEÑAL DE QUE VOLVERÁ
Su encarnación y
crucifixión son las
principales evidencias
que él vendrá en gloria
y majestad para ser
considerado como
siempre debería haber
sido.
“Hay más de 1.500
profecías sobre la
segunda venida de
Jesús registradas en la
Biblia. Para cada
profecía sobre la
primera venida de
Jesús en el antiguo
Testamento hay ocho
que predicen su
segunda venida...
... El regreso de Jesús se
menciona una vez cada cinco
versículos en el Nuevo
Testamento (Mark Finley,
Estudiando juntos, p. 26).
Apreciados amigos y
hermanos, JESÚS ES LA
“SEÑAL”. Muchos enfocan los
acontecimientos, pero eso no
es seguro. Solo hay seguridad
en concentrarnos en Jesús,
ayer, hoy y siempre.
Jesús todavía no volvió porque
espera que sus hijos acepten su
sacrificio y se arrepientan. “El
Señor no retarda su promesa,
según algunos la tienen por
tardanza, sino que es paciente
para con nosotros, no
queriendo que ninguno perezca,
sino que todos procedan al
arrepentimiento” (2 Ped. 3:9).
III. JUZGARÁ A CADA
UNO SEGÚN SUS OBRAS
El tema bíblico del juicio
está relacionado con la
segunda venida de Jesús.
El hecho es que “todos
comparecerán” en ese
juicio (2 Cor. 5:10), y “toda
cosa” será juzgada, “sea
buena o sea mala”, las
conocidas y la encubiertas
(Ecle. 12:14).
I Fase: Juicio de investigación:
“Yo Jehová, que escudriño la mente, que
pruebo el corazón, para dar a cada uno
según su camino, según el fruto de sus
obras” (Jer. 17:10).
II Fase: Juicio de comprobación:
“No os maravilléis de esto; porque vendrá
hora cuando todos los que están en los
sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo
bueno, saldrán a resurrección de vida; mas
los que hicieron lo malo, a resurrección de
condenación” (Juan 5:28, 29).
III Fase: Juicio de ejecución:
“Y el que no se halló inscrito en el libro de la
vida fue lanzado al lago de fuego”
(Apoc. 20:15).
CONCLUSIÓN
encuentro salvación en la cruz
de Cristo. Allí me concedió la
justificación de los pecados.
y ver lo que hace por mí
en el Santuario Celestial
encuentro santificación,
pues él me da poder
para vencer el pecado.
cuando Jesús regrese
tendré la glorificación.
Viviremos la gloria
eterna que él ya
preparó para cada uno
de los que “aman su
venida”.
El amor no puede ser
interpretado sino vivido. Solo
Dios que es amor puede
colocar amor en nuestro
corazón.
Descargar

Apresentação do PowerPoint