ORAR
EN EL
SILENCIO
DEL
CORAN
UNA SENCILLA
ORACIÓN PARA
CADA DÍA DE LA
SEMANA
PRIMERA SEMANA
Espíritu Santo,
concédenos poner paz
allí donde hay antagonismos,
y hacer perceptible;
Por medio de nuestra vida,
un reflejo de la compasión de Dios.
Sí, concédenos amar
y decirlo con nuestra vida.
Jesús, nuestra paz,
por tu evangelio
tú nos llamas a ser muy sencillos y muy humildes.
Tú haces crecer en nosotros
un agradecimiento infinito
por tu continua presencia
en nuestros corazones.
Dios de consolación,
incluso si no sintiéramos nada
de tu presencia,
tú estás ahí.
Tú presencia es invisible,
pero tu Espíritu Santo
está siempre en nosotros.
Espíritu Santo,
que llenas el universo,
tú pones al alcance
de nuestra fragilidad humana
estos valores del Evangelio:
la bondad del corazón,
el perdón,
la compasión.
Dios de todos los seres humanos,
cuando con sencillez deseamos
acoger tu amor,
poco a poco se
enciende una llama
en lo más recóndito
de nuestra alma.
Pueda que sea muy frágil,
pero arde siempre.
Jesús, esperanza nuestra,
en ti encontramos la consolación
con la que Dios viene a inundar nuestras vidas,
y comprendemos que,
en la oración;
podemos entregártelo todo,
confiarte todo.
Espíritu Santo,
Tú tienes para todos nosotros una llamada,
Por eso, ven a preparar nuestros corazones,
para que podamos descubrir
lo que esperas de cada uno de nosotros.
Orar en el silencio del corazón Cien oraciones
Recreación: Agustín Fdez Buj
Descargar

Diapositiva 1