PSICOLOGÍA
Bases biológicas
de la conducta
Colegio Alcántara de La Florida
2008
Llamamos Sistema Nervioso al conjunto organizado de órganos y tejidos que
en los animales coordina diversos procesos: la recepción de los estímulos del
medio, la transmisión de impulsos al interior del organismo y la activación de
los efectores (músculos y glándulas).
División del sistema nervioso
1.
Sistema Nervioso Central (SNC): Compuesto por los órganos del
encéfalo y por la médula espinal.
2. Sistema Nervioso Periférico (SNP): compuesto por todo el resto de
tejido nervioso que se ramifica hacia nuestros órganos y miembros. Se divide en:
2.1. S. N. Somático: Controla los actos voluntarios de nuestro
cuerpo.
2.2. S. N. Autónomo (o vegetativo): Controla las funciones
involuntarias del organismo (respiración, digestión, latidos cardíacos, secreción de
hormonas, etc.) Se divide en:
2.2.1. S. N. Simpático: Prepara el organismo para la
actividad física: estimula el corazón, dilata los bronquios, contrae las arterias, e
inhibe el aparato digestivo.
2.2.2. S. N. Parasimpático: Tiene los efectos
opuestos: dispone el organismo para el reposo, relaja el corazón, prepara la
digestión.
La célula nerviosa
La neurona es la unidad estructural y funcional básica del sistema nervioso; desde
nuestro cerebro hasta el más pequeño de los nervios que recorren nuestro cuerpo
están compuestos por cadenas y redes de neuronas. No hay pleno acuerdo al
respecto, pero se calcula que poseemos en total al menos unos diez mil millones de
ellas: algunos autores señalan que este número correspondería sólo a la corteza
cerebral, mientras que otros calculan en total números muy superiores (hasta cien
mil millones).
La función básica de la neurona consiste en transmitir impulsos: tiene la capacidad
de ser estimulada (irritabilidad) y conduce esta señal a través de sus prolongaciones
para estimular la neurona siguiente. Puesto que los órganos y tejidos del sistema
son diversos y cumplen funciones distintas, las neuronas que los componen y la
manera en que ellas se organizan serán diferentes, sin embargo, el impulso es
básicamente el mismo.
Dentro de las estructuras de la neurona que nos interesa destacar se
encuentran:
Cuerpo celular: también llamado soma; en él se encuentra el núcleo celular y
la mayor parte del citoplasma.
Dendritas: son prolongaciones ramificadas del cuerpo celular, se encargan de
recibir el estímulo y conducirlo al resto de la neurona.
Axón: es una larga prolongación que nace del cuerpo celular: a través de ella
viaja el estímulo nervioso. Posee ramificaciones terminales, que lo conectan
con las dendritas de la neurona siguiente.
Podemos clasificar las neuronas en tres clases, atendiendo a su función:
1. Receptoras (o sensitivas): sus dendritas están en conexión con los
órganos sensoriales (nervio olfativo, papilas gustativas, etc.).
2. Efectoras (o motoras): sus axones están conectados con los órganos
efectores (músculos y glándulas).
3. Conectoras: sus axones y dendritas están conectadas con otras
neuronas.
El impulso nervioso
Denominamos así a la señal que recorre la neurona. El mismo impulso tiene dos
medios de transmisión complementarios:
1. Cuando el impulso viaja dentro de la neurona es de carácter eléctrico o, siendo
más rigurosos, electroquímico. En estado de reposo la neurona se encuentra
polarizada, existe un equilibrio eléctrico entre las sustancias químicas de sus
superficies interna y externa. En presencia de un estímulo, se genera un intercambio
entre estas sustancias (despolarización), fenómeno que tiene la propiedad de
propagarse a la región adyacente, hasta recorrer toda la neurona.
2. Cuando el impulso se transmite desde una neurona a otra, se trata de un
fenómeno químico y se denomina sinapsis. Las ramificaciones del axón poseen
en sus extremos los llamados botones terminales, que se conectan con la
dendrita de la neurona siguiente (postsináptica). En presencia de un impulso, los
botones liberan ciertas sustancias químicas denominadas neurotransmisores,
que viajan hasta la dendrita, donde son percibidos por diminutos órganos
llamados receptores; decimos que viajan porque la conexión no es directa.
No todos los impulsos pasan por el encéfalo. Ante determinados estímulos,
existen cadenas neuronales que llegan a la médula espinal, desde la cual
se envían impulsos hacia los efectores de manera inmediata: estos son los
denominados actos reflejos. El camino del impulso desde el estímulo
exterior hasta el órgano efector de llama arco reflejo.
Descargar

Diapositiva 1