La Dimensión Litúrgica y
Celebrativa es esencial para
tener acceso a la vida plena en
Cristo Resucitado.
El centro de nuestra
fe celebrada es el
Misterio Pascual
de Cristo.
¿Qué buscamos?
Ver cómo, por medio del culto litúrgico,
podemos lograr la renovación de la parroquia.
La gran ventaja de la liturgia es que, como
culmen y fuente de vida cristiana que es,
puede motivar e integrar todas las acciones de
renovación de las demás dimensiones.
CUATRO RETOS
• Ritualismo
• Lenguaje celebrativo
debilitado
• Formalismo
• Pérdida del sentido mistérico
RITUALISMO
RITO
CON
CIEN
CIA
FRUTOS
EN LA
VIDA
• No podemos vivir sin
Ritos
• Parte de la
Naturaleza Humana
• Falta Itinerario
formativo (prepararse)
• Falta formación para
celebrar de modo que
impacte en la vida
• Falta impacto en la
Vida
• Falta Testimoniar lo
que celebramos
Lenguaje Celebrativo Debilitado
PIEDAD
CON
CIEN
CIA
Deseo de
participar
• Hay Signos
• Hay Piedad
• Textos, Signos,
Actitudes y
Participación difíciles
• Falta Significatividad
• Falta asumir como
experiencia propia y
vital lo que
celebramos
Formalismo
FORMAS
CON
CIEN
CIA
FRUTOS
EN LA
VIDA
• Rúbricas
• Falta involucración
consciente
• Se trata sólo de
convenciones o
eventos sociales
• PASIVIDAD
Pérdida del sentido mistérico
RITO
CON
CIEN
CIA
FRUTOS
EN LA
VIDA
• Fe desgastada
“Ligth”
• Visión práctica y
rechazo al rito
• Se rechaza el
Misterio
• Interés por los
sobrenatural y
extraordinario
• Se acercan por
curiosidad a lo
extraordinario
• Falta experiencia
espiritual de Cristo
¿Qué riqueza litúrgica nos puede
ayudar a superar los retos?
•
•
•
•
•
•
Iniciación Cristiana
Año Litúrgico
Eucaristía Dominical
Inculturación de la Liturgia
Piedad Popular
Espacios Sagrados
Iniciación Cristiana
Personas adheridas al Señor con un corazón
abierto a su gracia y con el deseo de seguirle
Personas que valoran los sacramentos y los
viven como experiencia vital.
Tener un método que ayude a progresar y a
madurar integralmente la fe
Año Litúrgico
Preparar los tiempos, las fiestas y los sacramentos
Recuperar el sentido del misterio y vivirlo en el aquí
y el ahora.
Integrar la oración y la piedad popular, así la
planeación y realización del año litúrgico tendrá
más canales de acceso a la mentalidad y a la
sensibilidad de los fieles
Eucaristía Dominical
Darle su lugar a la Palabra de Dios
La formación y la animación litúrgicas hagan que
nos sintamos ofrenda viva para Dios y testigos
del amor de Cristo para los demás.
Tener lenguajes y gestos litúrgicos que sean
realmente significativos
Inculturación de la Liturgia
Espacios y tiempos de vivencia del encuentro
con Dios personal y comunitario
Ritos que introducen al misterio, enlazados con
nuestra ritualidad oficial
Piedad Popular
Las expresiones de piedad popular sean
testimonio de fe
Que anuncien al Dios vivo y actuante en la
historia y en la cultura actual
Espacios Sagrados
Que los espacios, el tiempo y los símbolos
sensibles estén articulados de manera
armónica y orienten a la experiencia
espiritual.
No basta la funcionalidad es preciso velar por la
belleza y el decoro de las celebraciones
¿Para qué lo hacemos?
• Despertar la conciencia Discipular
• Rescatar la conciencia Misionera
Descargar

Diapositiva 1