Ria Slides
San Ezequiel Moreno nació
en Alfaro (La Rioja)
El 9 de abril de 1848 a las
once de la mañana, en el seno
de una humilde familia y con
gran devoción católica. Fue
bautizado al día siguiente en
la colegiata de San Miguel.
Su padre Félix tenía una
pequeña sastrería, su madre
Josefa Díaz es ama de casa
hacendosa y sencilla.
Ria Slides
Jugaba con sus compañeros y ya desde
niño mostraba su generosa caridad
privándose de las vaquillas en las
fiestas del pueblo por acompañar a un
niño enfermo. Era monaguillo de las
dominicas. A la pregunta de la
sacristana:
—¿Tú qué piensas ser de mayor?
—Yo, fraile, respondía.
—¿Tú fraile, tan calandrajo? ¿Para
qué te quieren en el convento?
La respuesta fue rápida y sin dudas:
—¡Ya me pondré un sombrero de copa
para parecer más alto!
Ria Slides
Cantaba en la real colegiata
de Alfaro. Cuando lo oyó el
obispo de Tarazona, lo invitó
a ingresar en el seminario y le
ofreció una beca. Su madre
también le animó, pues quedó
viuda y tendría cerca de sí a
su hijo sacerdote. Ezequiel
participó con 13 años en la
profesión de su hermano
Eustaquio en Monteagudo,
se sintió muy conmovido y
había tomado la firme
decisión de ser misionero.
Ria Slides
Y así lo hizo: el 21 de
setiembre de 1864, a sus 16
años, ingresaba en el noviciado
de Monteagudo (Navarra)
para aprender cómo ser fraile.
Un año intenso de vida de
comunidad y retiro donde va
asimilando un estilo de vida
con siglos de experiencia,
encauzada por la vida de
comunidad. Un año después,
en 1865, profesa vivir en
pobreza, castidad y obediencia
y jura ir como misionero a
Filipinas.
Ria Slides
Estudia la filosofía en Monteagudo y al año siguiente, 1866, pasa a Marcilla,
donde estudia la teología durante tres cursos. Ya entonces era tenido por sus
compañeros como “el bueno”. El padre Juan Gascón inculcará en los jóvenes tres
devociones que marcarán la vida de fray Ezequiel: al sagrado Corazón de Jesús, a
María Inmaculada y la fidelidad al Papa. Siendo todavía estudiante fray Ezequiel,
partió en 1869 hacia Filipinas con una expedición de 18 religiosos. y allí conoció a
su futuro biógrafo el padre Minguella. El 2 de junio de 1871 fray Ezequiel fue
ordenado presbítero en Manila, y en su primera misa tuvo a su hermano Eustaquio
por padrino.
Ria Slides
Quince años trabajó el padre
Ezequiel en Filipinas,
desempeñando diversos
ministerios en varios destinos,
En todas partes se mostró como
un santo religioso, abnegado y
sereno, alegre y entregado,
contemplativo y misionero. Tan
apreciado llegó a ser en la Orden
que, a los 37 años, en 1885, se le
encomendó la formación de los
agustinos recoletos de la
Provincia como rector del
noviciado de Monteagudo.
Ria Slides
En agosto de 1888 ha llegado la
llamada...
“Hace algún tiempo que me parece que el
Señor me llama a esta misión”
El 2 de enero de 1889 llegaba el padre
Ezequiel a Bogotá.
Le esperaba una labor ardua.
Organiza la nueva vida de los recoletos. Instala una comunidad en el histórico
convento de El Desierto de la Candelaria, cuna de la Orden en América, y
organiza el noviciado. También restauró las antiguas misiones recoletas de
Casanare, una extensa tierra llana casi inexplorada, al noreste de Colombia,
Allí “donde tanto trabajaron y tan grata y gloriosa memoria dejaron” los
agustinos recoletos. Y el aliento misionero del padre Ezequiel se enciende desde
la llegada a Colombia cada vez que piensa en ellos.
Ria Slides
Explora, visita enfermos, administra
sacramentos, regula matrimonios:
“Una inmensa multitud de fieles nos
rodeaba por todas partes,
besándonos el hábito y llorando a
grito vivo” Cristo reclama una
respuesta ante tantos que no le
conocen. “Una sola alma vale más
que la vida del hombre”
Es consagrado obispo el 1 de mayo
de 1894 en Bogotá. El mismo día
firma una carta a sus fieles de
Casanare: a ellos quiere consagrar su
vida hasta el fin y sin condición.
Allí –según su propósito“permanecerá hasta la muerte”
Ria Slides
En febrero de 1896 llegó a Casanare una
comunicación oficial de que monseñor Ezequiel
Moreno había sido nombrado obispo de Pasto.
En abril fue ordenado obispo su sucesor en el
Vicariato, el padre Nicolás Casas y en seguida
partió Ezequiel a su nuevo destino.
De 1896 hasta el inicio de 1906, ya como
obispo de Pasto, guiará a sus fieles con todos
los medios a su alcance. Buscó, como era su
costumbre, la máxima sencillez y en su alcoba
puso un jergón de paja. El padre Ezequiel se
ganó el corazón de la gente, se dedicó a animar
toda actividad que fomentase la vida cristiana.
Muy pronto comienza la visita a todas las
parroquias de su extensísima diócesis.
Ria Slides
Eran largas y extenuantes, de las que,
agotado o enfermo, regresaba tras
semanas de actividad por malos caminos,
posadas pésimas, con incontables
privaciones.
Confesaba varias horas, predicaba por la
tarde, dirigía la catequesis, a veces
sentado en el suelo.
Todo le parecía poco; y exclamaba:
—¡Hoy sí que he gozado, porque esos
pobres morenitos han aprendido lo
necesario para salvarse!
Esta vida pastoral ordinaria es lo que se
llevó la mayor parte de sus días y de sus
fuerzas.
Ria Slides
Acoge a monseñor Schumacher, expulsado de su diócesis de Portoviejo, y lo
defenderá como a hermano querido; acoge a los capuchinos perseguidos, a los que
encomendará muchas de las misiones apostólicas más exigentes; Los liberales se dan
cuenta del peligro que para sus tácticas constituye un obispo que habla con osadía y
sin prudencias políticas. Los liberales comprendieron que era urgente desprestigiar
al obispo de Pasto.
Ria Slides
—Si no retiran de Pasto al fraile
Moreno,
ya sabremos nosotros cómo
retirarlo.
“ Ahora toda la saña de esos
periódicos es contra mí..
Me han puesto y me ponen de
vuelta y media.
Números enteros no contienen otra
cosa que insultos contra mí.”
¡Bendito sea Dios!.
Ria Slides
Comprendemos ahora el atrevimiento sin límites de su acción pastoral,
únicamente buscando el honor de Dios y el bien de los hombres.
Y ese enamoramiento de Cristo nos abre al sentido de su extremada pobreza, miseria casi, en sus ropas
personales, escasas, viejas y remendadas; frugalidad en sus comidas; austeridad absoluta en sus
viajes -absteniéndose a veces de visitar santuarios o familiares, o de acudir a restaurantes, alojándose
en conventos pobres, o de socorrer a sus propios parientes necesitados; privaciones personales
máximas para máximas limosnas a los pobres... Con tal de gozar del amor de Cristo, todo lo demás le
parecía nada (Flp 3,8).
Ria Slides
—¡Oh Jesús de mi alma!
Déjame amarte así, aprisa,
aprisa, por si me queda poco
tiempo y por el tiempo que
he perdido! ¡Oh, sí, sí, Jesús
mío; déjame amarte a
montones, no poco a poco;
quiero más, más!.
Ria Slides
A mediados de 1905 se siente cansado, con
una llaga en el paladar que sangra y que no
cierra. —Me he puesto en manos de Dios.
Él hará su santa voluntad. Hay que
descansar en lo que él quiera hacer. ¡Qué
consolador es todo esto!, exclama.
Llega a Madrid el 10 de febrero de 1906 y,
ante el estado del enfermo, sus hermanos
recoletos le urgen a operarse allí mismo
Es una operación dolorosísima, con
cauterizaciones al rojo vivo, con
raspaduras. Todo lo soporta con paz
absoluta, exclamando de vez en cuando:
—“Bendito sea Dios”,
“Dios mío, dadme resignación
para sufrir por vos”.
Ria Slides
El cáncer avanzaba inexorable. Ya
había perdido un oído y hablaba con
dificultad. Su decisión es clara: Me voy
a morir a los pies de mi madre la Virgen
del Camino. Siempre vivió como
agustino recoleto, buscó la compañía de
sus hermanos, vistió el hábito. Ahora
podía volver a su añorada celda
conventual, anegado en su vida
interior. El 31 de mayo sale en tren
rumbo a Monteagudo, adonde llega al
día siguiente. Elige una celda austera,
con una pequeña tribuna que le permite
ver el sagrario y el camarín de la
Virgen.
Ria Slides
El 18 de agosto de 1906, pasa una noche muy agitada. Hasta que a las
seis de la mañana se sienta en la cama, arregla cuidadosamente las ropas,
alisándolas y estirándolas bien. Queda inmóvil un par de horas, en
absoluta tranquilidad. Y a las ocho y media, del 19 de agosto, teniendo
58 años de edad, descansa en el Señor.
Ria Slides
Su fama de santidad ha
pervivido intensa tanto
entre sus hermanos
religiosos como aún más en
el sencillo pueblo cristiano,
que no le olvida. Pocos
obispos han alegrado y
confortado tanto con sus
acciones a los católicos
fieles.
Ria Slides
En 1910 se abrió el proceso de canonización en Tarazona. En 1975 es
beatificado por Pablo VI. Juan Pablo II quiso canonizar a un santo
que simbolizara la gigantesca obra de la evangelización de América. Y
eligió a san Ezequiel Moreno.
Ria Slides
El 11 de octubre de 1992,
víspera del quinto centenario del
descubrimiento, en Santo Domingo,
en el marco de las solemnes
celebraciones del V Centenario de la
evangelización de América y de la IV
Conferencia general del episcopado
latinoamericano, ante más de
trescientos obispos y miles de fieles,
proclamó que
Ezequiel “en su vida y en su obra
apostólica compendia
admirablemente los elementos de la
efemérides que celebramos.
Ria Slides
“El incontenible deseo de anunciar a Cristo
guió todos los pasos de su vida”
Ria Slides
San Ezequiel Moreno
Ria Slides
Descargar

San Ezequiel Moreno