30
DELTIEMPO
ORDINARIO
PARROQUIA
S. JOSÉ DE OVIEDO
Vienen con alegría, Señor,
cantando vienen con alegría, Señor,
los que caminan por la vida, Señor,
sembrando tu paz y amor. (2)
Vienen trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad;
a un mundo que busca
y que no alcanza
caminos de. amor y de amistad.
SEÑOR,
TEN
PIEDAD
GLORIA
A DIOS
EN EL
CIELO
OREMOS
1ª LECTURA
Exodo 22, 20-26
900 millones
amenazados de
muerte por el
hambre
Salmo 17
Señor, yo te amo.
Tú eres mi fortaleza.
2ª Lectura
1ª de S. Pablo
a
Tesalonicenses
1, 5-10
Tesalónica
s.IV
Maestro, ¿cuál es el
mandamiento más
importante de la ley?
Evangelio
San Mateo
22, 34-40
Tú, Señor, me llamas,
tú, Señor, me dices:
«Ven, y sígueme» (2).
Señor, contigo iré. (2)
Dejaré en la orilla mis redes,
cogeré el arado contigo, Señor:
guardaré mi puesto en tu senda,
sembraré tu palabra en mi pueblo,
y brotará y crecerá.
Estudiosos de las 613 leyes judías
El gran mandamiento es AMAR
Joven judío
con la Ley en
las manos
El principal lo
llevamos dentro
Dios ha
escrito
su Ley
en
nuestro
corazón
(Jer 31,33)
Gustad y ved
qué bueno es el Señor. (2)
1. Yo soy el agua:
venid a mí, sedientos,
saciaos de verdad
en mis palabras.
Gustad y ved
qué bueno es el Señor. (2)
2. Yo soy la Vida:
alzad los que estáis muertos,
vivid con ilusión la vida nueva.
Gustad y ved
qué bueno es el Señor. (2)
3. Yo soy la Senda:
seguidme en vuestros pasos
y vuestro será
el reino prometido.
El mundo gime, Señor,
cargado de heridas.
Duele la guerra
entre países pobres.
Duele el hambre,
la injusticia, la incultura...
Duelen los inmigrantes,
refugiados y parados...,
todos los que tienen
sus derechos pisoteados
y no cuentan en esta
loca historia nuestra.
No permitas, Señor,
que vivamos en el conformismo
de los inconscientes,
ni que nos consideremos
hijos tuyos
si no nos responsabilizamos
de nuestros hermanos.
Arranca de nuestro corazón
el orgullo
de quienes buscan sólo
su bienestar.
Guíanos en la tarea
que nos has encomendado
de cambiar corazones
para que nuestro mundo
sea cada vez un poco más
semilla y primicia de tu Reino.
Haz, Señor, que
AMEMOS a Dios, a
los demás, y a
nosotros mismos,
con todo el
corazón.
Descargar

Diapositiva 1