Realismo mágico
El término realismo mágico primero fue aplicado a las artes
plásticas.
Es un término acuñado por el crítico de arte alemán Franz
Roh en 1925 para representar la nueva pintura de los
post-expresionistas.
En las artes plásticas el término no tuvo éxito y se remplazó
por el de “Nueva Objetividad”
Sería el cubano Alejo Carpentier en el prólogo de su
novela El reino de este mundo de 1949 quien con la
pregunta “ ¿Qué es la historia de América Latina sino una
crónica de lo maravilloso en lo real? el que reactive el uso
del término, está vez aplicado a la literatura.
Junto al guatemalteco Miguel Ángel Asturias y al cubano
Alejo Carpentier, Uslar Pietri, fue el iniciador de la
corriente literaria conocida como "realismo mágico”.
Ángel Flores en 1954 fue el primero en llamar al rico estilo
literario suramericano realismo mágico.
A partir de ese momento la expresión “Realismo Mágico”
sirvió para definir una tendencia en la narrativa que nació
en Hispanoamérica entre los años 1950 a 1970.
Las novelas del realismo mágico se caracterizan por algunos
de los siguientes rasgos.
Son obras en las que la realidad se funde con elementos
fantásticos, mágicos y fabulosos. Presupone una actitud
frente a la realidad que permite aceptar el misterio que hay
en las cosas.
El realismo mágico refleja a través de su fantasía toda una
serie de supersticiones, creencias populares y religiosas
que son propias del sentir latinoamericano.
En una realidad cuidadosamente creada como verosímil
irrumpen hechos extraordinarios que son aceptados con
naturalidad.
Los elementos mágicos son intuidos, pero nunca explicados.
Los personajes suelen tener viajes no de tipo físicos sino que
cambian de espacios y tiempos desde sus pensamientos y
estados oníricos.
Floreció a raíz de las discrepancias surgidas entre cultura de
la racional tecnología y la cultura de la superstición.
Se desarrolló en un momento en que el auge de las dictaduras
convirtió la palabra en una herramienta infinitamente
preciada y manipulable.
Predomina el uso de la exageración o hipérbole.
Se incorporan situaciones absurdas que muchas veces en el
contexto real llevan al humor.
Se dan situaciones o personajes ligados al mundo de los
espíritus.
Pese a encontrarse en algunos novelistas europeos, este
género es propio de la literatura de América Latina,
prosperando durante la década del sesenta y parte del
setenta y provocando lo que se denominó el 'boom' de la
novela latinoamericana.
Julio Cortázar
Gabriel
Mario
Carlos Fuentes
García
Márquez
Vargas LLosa
Aparte de "Cien años de Soledad" como el más conocido
exponente del realismo mágico,
también debemos mencionar a Juan Rulfo con "Pedro
Páramo”, donde se puede apreciar un incipiente realismo
mágico.
Carlos Fuentes con ”Aura" y ”La muerte de Artemio Cruz”
y en la literatura más actual destacarían escritores
pertenecientes al “Post-Boom”.
Son autores que surgen al final de los años 70 y alcanzan
máxima expresión en los 80.
Algunos representantes son:
Isabel Allende
Laura Esquivel
Marta Traba
Maria Luisa Valenzuela
Es una literatura menos experimental, de carácter cronológico
y más fácil de entender.
Descargar

Realismo mágico - Arleta High School