Llego a tí desnudando el alma
escanciando aromas sutiles
de mi único sueño,
para que en la devolución
del beso
saborees mis esencias.
Ven...
Voy huyendo
de las batallas
de todas mis tormentas,
refugiándome en tus brazos
y vistiéndome con la piel
de todo tu cuerpo.
Destierra ya ese fantasma
de tu olvido
y acoge este sueño,
que a tu llamada de
ven...
te grito y respondo
que ya estoy yendo.
Tatiana Krahe
CRIS
[email protected]
m.c.n.
Descargar

VEN