MIL MILLONES DE BOCAS
© www.webdericardo.com
Mil millones de bocas en las manos,
y digo sólo mil por decir algo.
© www.webdericardo.com
Pueden ser muchas más o pocas menos,
Lo cierto es que ahí están: muriendo.
© www.webdericardo.com
No voy a
repetir la
misma
historia,
NO QUIERO
QUE MI
CANTO
SEA
HIPÓCRITA.
© www.webdericardo.com
Mil millones de hombres nos esperan,
otros muchos ya han muerto…
¡pero aún quedan!
© www.webdericardo.com
Quisiera que mi canto
no os gustara,
que mi voz fuese ronca,
y mi guitarra llorase…
al ver pasar tanta miseria
en amargo desfile
ante sus cuerdas
© www.webdericardo.com
Ésta es la vieja historia, la balada
del que por no tener, no tiene nada.
© www.webdericardo.com
Sólo tiene el
horror en su
mirada
que un buen día
en mis ojos se
volcara.
© www.webdericardo.com
Por ahora
nada más…
¡y nada
menos!
Y ahora
cada cual
juegue su
juego.
© www.webdericardo.com
Las reglas, ciertamente,
están muy claras,
pero aún así,
¡qué fácil olvidarlas!
© www.webdericardo.com
¿De qué lado estás tú en esta batalla?
¿De los que piden pan y piden agua,
o de los que les niegan las migajas?
¿De los que se condenan o se salvan?
© www.webdericardo.com
¿De qué lado estás tú en esta batalla?
¿De los que piden pan y piden agua,
© www.webdericardo.com
o de los que les niegan las migajas?
¿De los que se condenan o se salvan?
© www.webdericardo.com
Presentación: Samuel Arranz // Tema musical: Mil millones de bocas (Ricardo - Album Quédate)
REFLEXIÓN –COMPROMISO
•
¿Qué es lo que más te ha impactado del texto de la canción y
las imágenes?
COMPROMISO: Descubrir las cualidades de los otros
•
Procura estar atento con tus compañeros/as y descubre lo
bueno que hay en ellos.
ORACIÓN: “Conectados a Jesús”
Abre nuestros ojos, Señor,
para que podamos verte a ti
en nuestros hermanos y hermanas.
Abre nuestros oídos, Señor,
para que podamos oír las invocaciones
de quien tiene hambre, frío, miedo,
y de quién está oprimido.
Abre nuestro corazón, Señor
para que aprendamos
a amarnos los unos a los otros
como tú nos amas.
Danos otra vez tu Espíritu, Señor,
para que nos volvamos un sólo corazón
y una sola alma en tu nombre.
Amén.
Descargar

Diapositiva 1