FISIOLOGÍA DEL APARATO
DIGESTIVO
PARTE I
FISIOLOGÍA EL APARATO
DIGESTIVO
PARTE I
CONTENIDO:
.- CONCEPTO
.- FUNCIONES
.- CONSTITUCIÓN
.- DIGESTIÓN EN LA BOCA
APARATO DIGESTIVO
CONCEPTO: El aparato digestivo es uno de los
sistemas funcionales con que consta nuestro organismo
para mantener la vida. A continuación, señalamos las
principales funciones en las se ha especializado este
aparato.
FUNCIONES DEL APARATO DIGESTIVO:
1.- Digestión: transformar los nutrientes, mediante
procesos físicos y químicos en pequeñas moléculas que
puedan ser incorporadas al organismo.
2.- Secreción: producir sustancias que efectuarán las
transformaciones químicas necesarias para la digestión.
3.- Absorción: incorporar esas pequeñas moléculas de
nutrientes, derivadas de los procesos digestivos, al
organismo.
4.- Excreción: eliminar aquellas sustancias que no se
pueden absorber (defecación).
CONSTITUCIÓN DEL APARATO
DIGESTIVO
Siempre, para comprender la
fisiología de un órgano, aparato o
sistema, es imprescindible
conocer como esta formado éste.
Por tanto vamos a referirnos en
esta primera parte a como esta
constituido este importante
sistema.
Esta constituido por un
conjunto de órganos tubulares,
conectados en serie y que
colectivamente reciben el
nombre de tubo digestivo, así
como por un grupo de órganos
glandulares, algunos de ellos
no exclusivos del aparato
digestivo, pero que contribuyen
con sus secreciones de forma
determinante en la digestión.
Los órganos tubulares que lo
integran son: boca, faringe,
esófago, estómago, intestino
delgado (formado a su vez por:
duodeno, yeyuno e íleon) e intestino
grueso o colon (constituido a su vez
por: colon ascendente, colon
transverso, colon descendente,
sigmoides y recto).
Los órganos glandulares son: las
glándulas salivares, el hígado y el
páncreas; estos dos últimos
órganos no sólo participan del
proceso digestivo de forma
importante, sino que cumplen con
otras muchas funciones en el
organismo que no están
directamente relacionadas al
proceso digestivo.
CONSTITUCIÓN DE LAS PAREDES
DEL TUBO DIGESTIVO
ESTRUCTURA DE LAS PAREDES DEL TUBO DIGESTIVO QUE
MUESTRA SUS DISTINTAS CAPAS DE TEJIDO.
CONSTITUCIÓN DE LAS PAREDES DEL TUBO DIGESTIVO:
Las paredes del tubo
digestivo están constituidas
por distintos tipos de tejidos
que se asocian para permitir
que este conjunto de órganos
Capa mucosa
pueda desempeñar sus
funciones satisfactoriamente.
Los tejidos forman varias
capas: la más interna, la
Vellosidades
mucosa, que presenta células
con actividad secretora y de
absorción de nutrientes; la
submucosa, a continuación,
formada por tejido conectivo,
presentando glándulas y
vasos sanguíneos; les siguen
las capas musculares, la más
Epitelio
interna llamada circular y la
mas externa longitudinal, por
la disposición espacial de
Capa muscular interna
sus fibras. Estas capas le
(circular)
imprimen distintos tipos de
Capa muscular externa
(longitudinal)
movimiento a las paredes del
tubo digestivo; por último, la capa más externa, la serosa, de tejido conectivo, que
envuelve externamente al órgano protegiéndolo.
MOTILIDAD Y SECRECIONES DEL TUBO
DIGESTIVO
Las capas musculares de la pared del tubo digestivo tienen la función
de brindarle motilidad, permitiendo así que los alimentos sean
mezclados con las secreciones digestivas y a la vez, que el contenido
digestivo vaya progresando a lo largo de los distintos segmentos del
tubo digestivo; estos dos tipos de movimientos de las paredes del
tubo digestivo reciben los nombres de movimientos de mezcla y
movimientos peristálticos.
El tubo digestivo produce distintos tipos de secreciones que permiten
la digestión y absorción adecuadas de los nutrientes, así como
protección contra la actividad química digestiva de muchas de sus
propias secreciones. Por tanto, vamos a encontrar secreciones
compuestas por: enzimas proteolíticas ( digieren proteínas), lipolíticas
(digieren lípidos) y enzimas amilasas y disacaridasas ( digieren
carbohidratos). Estas enzimas las encontraremos formando parte de
secreciones tales como: saliva, jugo gástrico (que además contiene
ácido clorhídrico), jugo pancreático (que es producido por el páncreas
y vertido al duodeno) y el jugo intestinal. Se encuentran también
cantidades variables de bilis, producida por el hígado y vertida
también al duodeno. La secreción que produce el tubo digestivo para
protección de su mucosa es un polisacárido resistente a la acción de
las enzimas digestivas y recibe el nombre de mucus.
A CONTINUACIÓN VAMOS A
COMENZAR A ESTUDIAR LA
FISIOLOGÍA DE LA DIGESTIÓN
DE NUTRIENTES DESDE EL
PRIMER SEGMENTO DEL
APARATO DIGESTIVO: LA
CAVIDAD BUCAL.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
La digestión de los alimentos comienza en la cavidad oral o bucal. La
cavidad bucal consta de órganos especiales, duros, que son las
piezas dentarias o dientes encargadas de efectuar la partición y
trituración de los alimentos, proceso que se lleva a cabo mediante
movimientos de descenso y ascenso de la mandíbula, función esta
que se denomina masticación.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
En la boca tienen lugar otros dos
procesos digestivos además de
la masticación. Tienen lugar los
siguientes procesos:
1- Masticación
2- Insalivación
3- Deglución (primera fase)
1- MASTICACIÓN DE ALIMENTOS:
Como ya se mencionó, en la
boca los órganos llamados
dientes, insertados en los alvéolos dentarios de los huesos maxilares
superiores y maxilar inferior (mandíbula), son los destinados a partir, rasgar
y triturar los alimentos sólidos, de forma que queden reducidos a pequeñas
partículas. Los dientes están dispuestos en dos hileras o arcadas dentarias,
una superior y otra inferior.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
MASTICACIÓN, MÚSCULOS
MASTICATORIOS:
Los músculos que hacen posibles los
movimientos de la mandíbula, propios de la
masticación, son los llamados músculos
masticatorios. Sus nombres son: músculos
temporales, maseteros y pterigoideos
externos e internos. En la figura de arriba se
muestran el temporal y el masetero del lado
derecho. En la figura de abajo se muestran
los pterigoideos externo e interno del lado
derecho.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
2- INSALIVACIÓN DE LOS ALIMENTOS:
A medida que los alimentos sólidos van
siendo triturados por el proceso de la
masticación, simultáneamente van
siendo empapados por la secreción
salival procedente de tres pares de
glándulas salivales, localizadas en
regiones laterales de la cara, piso de la
boca y región submaxilar
(submandibular). Los nombres de estas
glándulas son: parótidas, submaxilares
y sublinguales (ver fig.). La saliva es
una secreción de ph 7, necesario para
la acción de una enzima digestiva de carbohidratos (almidones) llamada
ptialina. La ptialina es una enzima a-amilasa que al actuar sobre los
almidones, los digiere hasta dextrinas y cadenas de polisacáridos,
reduciendo las dimensiones de las moléculas de almidón.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
PTIALINA
ALMIDÓN
DEXTRINAS + CADENAS POLISACÁRIDAS
La saliva es una secreción que contiene muchos otros constituyentes
que cumplen con diferentes funciones; vamos a señalar algunos de
los más importantes: mucus (lubrica y protege la mucosa oral),
mucina (glicoproteína que le da viscosidad a la saliva), lisozima
(enzima que destruye al ac. N-acetil murámico, constituyente de la
pared de bacterias), iones bicarbonato (le confieren un ph neutro casi
alcalino), iones K+, IgA (inmunoglobulinas A), etc.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
Las glándulas parótidas segregan una saliva que es rica en ptialina y
otras proteínas, mientras que las submaxilares y sublinguales
segregan una saliva muy rica en mucina. Las parótidas vierten su
secreción, cada una, por un conducto (conducto de Stenon) que
desemboca por los carrillos de cada lado. Las submaxilares vierten su
producción por otros conductos que desembocan a ambos lados de la
base el frenillo lingual.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
REGULACIÓN DE LA SECRECIÓN SALIVAL:
La secreción salival fluye de manera constante desde las glándulas
salivales hasta la boca, manteniendo la mucosa de la cavidad oral
siempre húmeda. Mientras no estemos ingiriendo alimentos, la saliva
que se va acumulando en la boca es deglutida (tragada). La secreción
de saliva aumenta cuando los alimentos entran en contacto con la
mucosa de la lengua; al ocurrir esto
partículas de alimentos estimulan unas
estructuras pequeñas localizadas
sobre la superficie de la lengua
llamadas papilas gustativas, que son
receptores nerviosos que transmiten
hacia el sistema nervioso central
información sobre el sabor de los
alimentos (sensibilidad gustativa).
Como resultado de esta transmisión de
información al cerebro nos enteramos
del sabor del alimento, pero también se informan, al mismo tiempo, otros
centros nerviosos que desencadenan una respuesta refleja consistente en
impulsos nerviosos que viajan hacia las glándulas salivales haciendo que
estas descarguen mayor cantidad de saliva hacia la cavidad bucal.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
VÍAS SENSITIVAS DEL SENTIDO DEL GUSTO
En la fig. se muestran las vías nerviosas que conducen la sensibilidad gustativa
mediante los nervios craneales facial y glosofaríngeo hasta el sistema nervioso
central (núcleo en azul) y por vías centrales (flecha blanca) hacia el cerebro.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
El mecanismo que acabamos de describir y que produce un aumento de la secreción salival se
denomina REFLEJO SALIVATORIO. En la figura se muestran las vías nerviosas de ese reflejo.
La línea azul que parte de la lengua, representa a las fibras nerviosas que llevan la sensibilidad
gustativa desde las papilas linguales hasta el sistema nervioso central; la línea roja más
inferior, representa las fibras motoras que desde el sistema nervioso central traen las órdenes
secretoras hasta las glándulas salivales.
DIGESTIÓN EN LA BOCA
3.- DEGLUCIÓN:
La deglución es la siguiente función que
sigue a la masticación y a la insalivación de
los alimentos. Como resultado de las dos
funciones anteriores, el alimento sólido ha
quedado reducido a una masa blanda,
homogénea y resbalosa, constituida por
múltiples fragmentos pequeños llamada
BOLO ALIMENTICIO, quedando listo para
ser deglutido (tragado). La deglución es el
acto de tragar el alimento y transcurre en
tres fases:
.- Fase oral o bucal.
.- Fase faríngea.
.- Fase esofágica.
Cada una tiene el nombre del segmento del
tubo digestivo donde transcurre.
FASE ORAL DE LA DEGLUCIÓN:
El bolo alimenticio es empujado
por la base de la lengua hacia
arriba y hacia detrás para caer
hacia la faringe. Esta fase es la
única de las tres que se controla
voluntariamente. Cuando el bolo
contacta con el paladar blando,
termina esta fase y el resto de la
deglución se torna un acto
involuntario.
FASE FARÍNGEA DE LA
DEGLUCIÓN
BREVE RECUENTO
ANATÓMICO DE LA
FARINGE:
Antes de pasar a explicar como transcurre la
fase faríngea de la deglución, hagamos un
breve resumen de la anatomía faríngea para
poder comprender mejor como transcurre la
deglución en este órgano.
La faringe es un órgano eminentemente
muscular, hueco de forma semitubular
que continúa por detrás de la boca y se
continúa por su extremo inferior con el
esófago. Se comunica por su extremo más
superior con la parte posterior de las
fosas nasales, recibiendo el nombre de
nasofaringe en este extremo superior; la región intermedia de la faringe comunica con
la parte posterior de la boca, recibiendo el nombre de orofaringe; la región más
inferior está relacionada en su parte anterior con la laringe, órgano de la fonación
perteneciente al aparato respiratorio y por su parte inferior se continúa con el esófago
recibiendo esta región el nombre de laringolaringe o hipofaringe (ver fig.).
RECUENTO ANATÓMICO DE LA
FARINGE (cont.).
*
*
*
ASPECTO DE LA FARINGE POR SU CARA POSTERIOR: En la fig. se observa la
pared posterior de la faringe, donde destacan los músculos constrictores superior,
medio e inferior (asteriscos) de la faringe, los cuales se contraen para impulsar y
hacer descender el bolo hacia el esófago. Hacia la derecha estos músculos han
sido cortados y separados para dejar ver la laringe en la pared anterior faríngea.
RECUENTO ANATÓMICO DE LA
FARINGE
(cont.).
En la siguiente fig. se cortó completamente
el rafe medio y se separaron los músculos
constrictores de ambos lados, dejando ver
la pared anterior de la faringe con todos
sus detalles. Obsérvese como en la
porción más alta (nasofaringe), se
observan los dos orificios posteriores de
las fosas nasales (coanas), pudiéndose
apreciar en su interior los extremos
posteriores de los cornetes. En la parte
intermedia (orofaringe) se ve el orificio
orofaríngeo y dentro de la boca, vemos la
parte posterior de la lengua; a través de
ese orificio penetra el bolo alimenticio a la
faringe procedente de la boca. Nótese
también, más arriba, el paladar blando
(velo palatino) con la úvula (campanilla). El
velo palatino se eleva durante la fase
faríngea de la deglución para tapar las
coanas y que no regurgiten los alimentos
hacia las fosas nasales. En la parte inferior
(laringofaringe) vemos la laringe y su
orificio de acceso (aditus) a la epiglotis y
vías aéreas inferiores.
RECUENTO ANATÓMICO DE LA
FARINGE (cont.)
En esta figura se muestran las
relaciones y posición anatómica
de la faringe, abierta por su línea
media posterior, tal y como se
vería a través de la nuca del
paciente.
FASE FARÍNGEA DE LA
DEGLUCIÓN (cont.)
Una vez que el bolo alimenticio cae
a la faringe, se inicia la fase
faríngea de la deglución que es
totalmente involuntaria y consta de
una muy rápida sucesión de
eventos reflejos, totalmente
automáticos, que están
encaminados a que el bolo
alimenticio se encamine
directamente hacia la abertura
esofágica superior, no regurgite
hacia arriba por la nasofaringe,
coanas y fosas nasales y que
tampoco penetre en la laringe para
que no invada vías aéreas
inferiores.
FASE FARÍNGEA DE LA DEGLUCIÓN:
Al final de la fase oral, cuando el bolo
contacta con el velo palatino, se
estimulan muchos receptores
nerviosos localizados a ese nivel que
envían al SNC impulsos nerviosos que
desencadenan varias respuestas
reflejas que mencionamos a
continuación.
FASE FARÍNGEA DE LA
DEGLUCIÓN (cont.).
1.- La primera respuesta refleja consiste en una elevación del velo
palatino para que se cierren las coanas y evite el reflujo de alimentos
hacia las fosas nasales.
2.- Los pliegues palatofaríngeos, a cada lado de la faringe se
desplazan hacia la línea media, aproximándose entre sí y formando
una hendidura vertical a través de la cual pasan los alimentos hacia
la faringe, de forma selectiva como fragmentos blandos y pequeños,
evitando el paso de los demasiado grandes.
3.- Cierre de las cuerdas vocales de la laringe por aproximación de
las mismas, al tiempo que los músculos elevadores de la laringe tiran
con fuerza de ella, desplazándola hacia adelante y hacia arriba, con
descenso, simultáneo, del cartílago epiglótico sobre la laringe
cubriendo su entrada para evitar el paso de alimentos al interior de
las vías aéreas.
4.- Contracciones escalonadas de los músculos constrictores
faríngeos que hacen descender el bolo hacia la unión
faringoesofágica.
FASE FARÍNGEA DE LA
DEGLUCIÓN (cont.).
En la presente figura se ilustran los distintos estadíos de la fase
faríngea de la deglución que describimos anteriormente. Obsérvese
como en a el velo palatino asciende y ocluye la comunicación con la
nasofaringe, evitando el paso de alimentos a las vías aéreas
superiores y como en b y en c el cartílago epiglótico desciende
sobre la laringe tapándola y evitando la entrada de alimentos hacia la
laringe ( entrada a las vías aéreas superiores).
ANIMACIÓN QUE ILUSTRA EL DESARROLLO DE LA
MASTICACIÓN Y LAS FASES ORAL Y FARÍNGEA DE LA
DEGLUCIÓN
FASE ESOFÁGICA DE LA
DEGLUCIÓN
BREVE RECUENTO ANATÓMICO DEL ESÓFAGO:
De igual manera que hicimos con la
fase faríngea, comenzaremos antes
de explicar la fase esofágica, por
hacer un breve recuento
anátomofuncional del esófago.
El esófago es un órgano del
aparato digestivo de forma tubular,
que se extiende desde el límite
inferior de la faringe, a la cual
continúa, hasta su unión con el
estómago, en donde desemboca.
Es un conducto de unos 25cm. de
longitud promedio en el adulto,
cuya función es permitir la
conducción rápida de los alimentos
desde la faringe hasta el estómago.
FASE ESOFÁGICA DE LA DEGLUCIÓN
BREVE RECUENTO ANATÓMICO
DEL ESÓFAGO (cont.).
Es un órgano de paredes eminentemente
musculares. La musculatura de su tercio
superior, al igual que la de la faringe, está
constituida por músculo estriado, la de
los dos tercios inferiores está constituida
por músculo liso, dispuesto en dos
capas, la más interna circular y la más
externa con sus fibras dispuestas (ver
figura) longitudinalmente, al igual que en
el resto de los otros órganos tubulares
del aparato digestivo. A nivel de la unión
faringoesofágica existe un engrosamieto
de la musculatura que constituye una
válvula o esfínter faringoesofágico, que
regula el paso del bolo desde la faringe al
esófago. También a nivel de la unión del
esófago con el estómago hay un
engrosamiento de la capa muscular
circular del esófago que constituye el
esfínter gastroesofágico, cuya función es
mantener cerrada la comunicación entre
esófago y estómago.
FASE ESOFÁGICA DE LA DEGLUCIÓN
(continuación)
La fase esofágica de la deglución es la
tercera y última etapa de este proceso
digestivo y se inicia por la relajación
del esfínter faringoesofágico y paso
del bolo alimenticio al interior de la luz
esofágica. El esófago desarrolla con
su musculatura movimientos
peristálticos, que muchos de ellos son
la continuación de la onda peristáltica
descendente, iniciada más arriba por
los músculos constrictores de la
faringe, otros son contracciones
peristálticas secundarias que se
inician en la misma musculatura esofágica por distensión de sus paredes y
refuerzan el descenso del bolo. Generalmente, la onda peristáltica primaria,
originada en la faringe , se transmite a la musculatura esofágica y va
empujando al bolo hasta hacerlo llegar al estómago, proceso que
normalmente se desarrolla en 5 a 8 segundos. Si estas ondas primarias no
logran llevar el alimento hasta el estómago, entonces se desarrollan las
ondas peristálticas secundarias que completan el vaciamiento esofágico.
FASE ESOFÁGICA DE LA DEGLUCIÓN
(continuación)
*
*
*
*
**
Finalmente, cuando el bolo alimenticio llega empujado por las ondas
peristálticas hasta la unión gastroesofágica, se produce la relajación del
esfínter gastroesofágico con apertura de dicho orificio y la consiguiente
entrada del alimento al estómago.
En ambas figuras de arriba, se puede observar en detalle la unión
gastroesofágica con el engrosamiento de la capa muscular circular
(asteriscos) que constituye el esfínter gastroesofágico.
ANIMACIÓN DODNDE SE PUEDE OBSERVAR LA DINÁMICA DE LAS
TRES FASES DE LA DEGLUCIÓN
Descargar

FISIOLOGÍA DEL APARATO DIGESTIVO