LA LITERATURA DESDE EL
SIGLO XVIII A LA
ACTUALIDAD
Esther Garrido García 4ºB
SIGLO XVIII
Confianza en la razón y la
experiencia.
La Razón ilustra al hombre. Por eso
este siglo también es conocido como
el Siglo de las Luces.
Los avances científicos fomentan el
progreso. Se logran mejoras en la
agricultura, la medicina etcétera y se
inicia la Revolución Industrial.
Los Ilustrados proponen numerosas
medidas políticas y sociales pera la
reforma de la sociedad. Para llevarla
a cabo es necesaria una forma de
gobierno conocida como
Despotismo Ilustrado en el que los
gobernantes buscan el beneficio de
la sociedad sin la participación
democrática del pueblo.
Se publica en Francia la
Enciclopedia de las ciencias, de las
artes y de los oficios para difundir
todo el saber ilustrado.
El estilo artístico de este siglo es el
Neoclasicismo.
La literatura tiene las siguientes
características:
Se interesa por la difusión de las
nuevas ideas.
La obra se concibe como algo útil,
que enseña y educa.
La obra debe ser verosímil.
Se prefiere la moderación.
La obra debe respetar las normas
neoclásicas.
El género más cultivado fue el
ensayo. No fue un siglo propicio
para la novela.
Literatura del siglo XVIII
LA POESÍA
El conceptismo y el culteranismo
dieron paso a una poesía neoclásica,
más sencilla y equilibrada.
La poesía de es etapa sigue varias
tendencias:
POESÍA ANACREÓNTICA Y
AMOROSA.
POESÍA SOCIAL Y FILOSÓFICA.
POESÍA DIDÁCTICA: LAS FÁBULAS.
Las fábulas son la mejor expresión de
la finalidad didáctica de la poesía. A
través de anécdotas de animales se
pretende transmitir una enseñanza de
forma amena.
Destacaron Félix María de Samaniego
con Fábulas morales y Tomás de
Iriarte con Fábulas literarias.
Fragmento de Fábulas morales.
De Félix María Samaniego.
Entre montes, por áspero camino,
Tropezando con una y otra peña,
Iba un Viejo cargado con su leña,
Maldiciendo su mísero destino.
Al fin cayó, y viéndose de suerte
Que apenas levantarse ya podía,
Llamaba con colérica porfía
Uno, dos y tres veces á la muerte.
Armada de guadaña, en esqueleto,
La Parca se le ofrece en aquel punto;
Pero el Viejo, temiendo ser difunto,
Lleno más de terror que de respeto,
Trémulo la decía y balbuciente:
«Yo.... señora.... os llamé desesperado;
Pero....» –«Acaba, ¿qué quieres, desdichado?»
–«Que me cargues la leña solamente.»
Tenga paciencia quien se crea infelice;
Que aun en la situación más lamentable
Es la vida del hombre siempre amable.
El Viejo de la leña nos lo dice.
Literatura del siglo XVIII
EL TEATRO
Las nuevas ideas ilustradas suponen
una nueva concepción del teatro
alejada de los gustos del público. Fue
impulsado desde el poder para difundir
los nuevos ideales. Sus características
son:
Respeto a la regla de las tres
unidades.
Los elementos trágicos y cómicos no
aparecen juntos.
Los argumentos deben ser
verosímiles.
La obra debe seguir el propósito de
educar.
El teatro triunfará a finales de siglo con
Leandro Fernández de Moratín,
también poeta y crítico literario.
Entre su obras destacan:
El café
La mojigata
El sí de las niñas
Ésta es la más famosa. Sigue la regla
de las tres unidades dramáticas y es
de estructura simple, en prosa y
personajes inspirados en la realidad y
tiene una fuerte crítica hacia la falta de
libertad de la juventud.
Los sainetes se empezaron a cultivar,
teatro cómico y popular en el que
destaca Ramón de la Cruz. Una obra
suya es el sainete Manolo (tragedia
para reír o sainete para llorar, no con
tres sino con tres mil unidades) que
parodia el teatro neoclásico.
Literatura del siglo XVIII
EL ENSAYO
Éste género fue el más cultivado ya que
difundía mejor las ideas, y también
contribuyó a su desarrollo la aparición de la
prensa. Destacaron:
Fray Benito Jerónimo Feijoo:
Pretende combatir creencias y supersticiones
erróneas con el sentido común y el análisis
científico en obras como Teatro crítico
universal.
Gaspar Melchor de Jovellanos:
Es uno de los más influyentes. Ocupó
grandes cargos defendiendo el reformismo.
Entre sus obras destacan: Memoria sobre
espectáculos y diversiones públicas, Informe
sobre la ley agraria y Memoria sobre la
educación pública.
José Cadalso:
Militar de excelente educación. Entre sus
obras destacan:
Eruditos a la violencia.
Cartas marruecas
En ésta expone una visión crítica de la
sociedad y se estructura de forma epistolar
Consiste en el intercambio de cartas entre
tres personajes: Gazel, Nuño y Ben-Beley.
Noches lúgubres
es una obra narrativa en la que el
protagonista enloquece al morir su amada.
Por la pasión sombría es un antecedente del
Romanticismo.
Jovellanos
Siglo XIX. EL ROMANTICISMO
Los rasgos de la literatura del romanticismo son:
Individualismo: tienden a expresar lo subjetivo.
Exaltación de la libertad y el espíritu rebelde.
Idealismo: aspiración a lo espiritual y defensa de los ideales.
Irracionalismo: predominio de los instintos, las pasiones…
Exotismo y evasión: suelen ver frustrados sus ideales y tienden a evadirse
situando sus obras en mundos exóticos, irreales…
Lenguaje retórico y exaltado.
Originalidad.
Literatura del siglo XIX
Fragmento de “Himno al sol”.
De José de Espronceda.
LA LÍRICA
La poesía es ampliamente cultivada por su
capacidad para expresar sentimientos
Utiliza un lenguaje grandilocuente y retórico
Presenta las combinaciones métricas
clásicas y nuevas.
A menudo los poemas son polimétricos.
Los principales temas son la libertad, el amor,
el desengaño , la soledad y el paisaje que
refleja los sentimientos del poeta.
Destaca en la poesía de Romanticismo:
José de Espronceda.
Llevó una vida agitada y rebelde y estuvo en
la cárcel. Estuvo exiliado y se enamoró de
Teresa que lo abandonó. Cuando vio el
cadáver de su esposa, compuso Canto a
Teresa. Otros poemas conocidos son el
Himno al Sol, la Canción del pirata, con
figuras marginales. El diablo mundo es un
poema filosófico inacabado. Su estilo es
musical, con cambios des estrofa que dan
variaciones rítmicas a sus poemas.
Para y óyeme ¡oh sol! yo te saludo
Y extático ante ti me atrevo á hablarte:
Ardiente como tú mi fantasía,
Arrebatada en ansia de admirarte,
Intrépidas á ti sus alas guía.
¡Ojalá que mi acento poderoso,
Sublime resonando,
Del trueno pavoroso
La temerosa voz sobrepujando,
¡Oh sol! á ti llegara
Y en medio de tu curso te parara!
¡Ah! si la llama que mi mente alumbra,
Diera también su ardor á mis sentidos,
Al rayo vencedor que los deslumbra
Los anhelados ojos alzaría,
Y en tu semblante fúlgido atrevidos
Mirando sin cesar los fijaría.
¡Cuánto siempre te amé, sol refulgente!
¡Con qué sencillo anhelo,
Siendo niño inocente
Seguirte ansiaba en el tendido cielo,
Y extático te vía
Y en contemplar tu luz me embebecía!
De los dorados límites de Oriente,
Que ciñe el rico en perlas Oceano,
Al término sombroso de Occidente
Las orlas de tu ardiente vestidura
Tiendes en pompa, augusto soberano,
Y el mundo bañas en tu lumbre pura.
Vívido lanzas de tu frente el día,
Y, alma y vida del mundo,
Tu disco en paz majestuoso envía
Plácido ardor fecundo,
Y te elevas triunfante,
Corona de los orbes centellante.
Literatura del siglo XIX
LA PROSA
Tuvo dos vertientes:
Novela histórica: tuvo gran desarrollo en
Europa con autores como Walter Scott
(Ivanhoe) o Alejandro Dumas (El conde de
Montecristo) y Enrique Gil y Carrasco (El
señor de Bembibre).
El costumbrismo se cultivó en géneros
periodísticos. Trata asuntos de la sociedad
contemporánea. Destaca Ramón Mesonero
Romanos que escribió Escenas matritenses
con el seudónimo de El Curioso Parlante.
Un autor de prosa importante fue:
Mariano José de Larra
De niño estuvo exiliado en Francia y en
España ejerció el periodismo y defendió a los
liberales. Abandonado por su esposa tuvo
relaciones con otra mujer que lo dejó. Se
suicidó de un tiro. Escribió bajo los
seudónimos de Fígaro y El pobrecito
hablador artículos como el castellano viejo,
una novela histórica (El doncel de don
Enrique, el Doliente) y un drama (Macías)
EL CASTELLANO VIEJO
Ya en mi edad pocas veces gusto de alterar el
orden que en mi manera de vivir tengo hace
tiempo establecido, y fundo esta repugnancia en
que no he abandonado mis lares ni un solo día
para quebrantar mi sistema, sin que haya
sucedido el arrepentimiento más sincero al
desvanecimiento de mis engañadas esperanzas.
Un resto con todo eso del antiguo ceremonial que
en su trato tenían adoptado nuestros padres, me
obliga á aceptar á veces ciertos convites á que
pareciera el negarse grosería ó, por lo menos,
ridícula afectación de delicadeza.
Andábame días pasados por esas calles á buscar
materiales para mis artículos. Embebido en mis
pensamientos, me sorprendí varias veces á mí
mismo riendo como un pobre hombre de mis
propias ideas y moviendo maquinalmente los
labios; algún tropezón me recordaba de cuando
en cuando que, para andar por el empedrado de
Madrid, no es la mejor circunstancia la de ser
poeta ni filósofo; más de una sonrisa maligna,
más de un gesto de admiración de los que á mi
lado pasaban, me hacía reflexionar que los
soliloquios no se deben hacer en público; y no
pocos encontrones que al volver las esquinas di
con quien tan distraída y rápidamente como yo las
doblaba, me hicieron conocer que los distraídos
no entran en el número de los cuerpos elásticos, y
mucho menos de los seres gloriosos é impasibles.
En semejante situación de mi espíritu, ¿qué
sensación no debería producirme una horrible
palmada, que una gran mano, pegada (á lo que
por entonces entendí) á un grandísimo brazo, vino
á descargar sobre uno de mis hombros, que, por
desgracia, no tienen punto alguno de semejanza
con los de Atlante?
Literatura del siglo XIX
EL TEATRO
Representa conflictos entre ideales y
realidad.
El lenguaje es grandilocuente y lleno de
exclamaciones y preguntas retóricas.
Utiliza la prosa y el verso
Da gran importancia a la escenografía.
No respeta la regla de las tres unidades.
Pretende conmover y emocionar al
espectador.
En el teatro de la época destacan autores como:
El duque de Rivas:
Ángel de Saavedra fue aristócrata y militar. Su
obra más importante es Don Álvaro o la
fuerza del sino. Mezcla lo trágico y lo cómico,
la prosa y el verso, lenguaje popular y
culto…. Y situaciones violentas y trágicas.
José Zorrilla:
Compuso unas treinta obras de teatro de
tema histórico. Su obra más importante es
Don Juan Tenorio, basado en El burlador de
Sevilla de Tirso de Molina y recrea la figura
del hombre mujeriego, seductor y arrogante
que seduce a cuanta mujer se le pone
delante.
EL
POSROMANTICISMO
Periodo desde 1845 a 1870 en el que
coexisten varias tendencias literarias. El
estilo se atenúa y adquiere un tono más
moderado.
Gustavo Adolfo Bécquer::
Sevillano, fue pintor y escritor. Se trasladó a
Madrid y sufrió problemas económicos y
sociales. Escribió las Rimas que son poemas
cortos agrupados en cuatro secciones según
su tema. En prosa escribió las Leyendas,
relatos fantásticos, ambientados en la edad
Media, como El rayo de luna.
Rosalía de castro:
Gallega, llevó una vida desgraciada. Sus
obras más importantes son: Cantares
gallegos, Follas novas y En las orillas del Sar.
Literatura del siglo XIX
Fragmento de Rimas.
De Gustavo Adolfo Bécquer.
Cuando miro el azul horizonte
Perderse á lo lejos,
Al través de una gasa de polvo
Dorado é inquieto,
Me parece posible arrancarme
Del mísero suelo,
Y flotar con la niebla dorada
En átomos leves
Cual ella deshecho.
Cuando miro de noche en el fondo
Oscuro del cielo
Las estrellas temblar, como ardientes
Pupilas de fuego,
Me parece posible á do brillan
Subir en un vuelo,
Y anegarme en su luz, y con ellas
En lumbre encendido
Fundirme en un beso.
En el mar de la duda en que bogo
Ni aun sé lo que creo;
¡Sin embargo, estas ansias me dicen
Que yo llevo algo
Divino aquí dentro!...
Siglo XIX. EL REALISMO
Objetividad y espíritu científico
Prefieren la novela.
En el lenguaje evitan las complicaciones y dan más importancia a las ideas.
Narrador omnisciente.
La mayoría de las novelas tiene protagonistas problemáticos y tiene como
título el nombre de su protagonista, como Ana Karenina de Tolstoi y
Madame Bovary de Gustave Flaubert.
En los inicios del realismo destacan Cecilia bÖhl de Faber que escribía con
el seudónimo de Fernán Caballero y que escribió La gaviota y Pedro
Antonio de Alarcón que escribió El sombrero de tres picos.
Literatura del siglo XIX
LA NARRATIVA
Esta etapa coincide con la Restauración y hay
dos ideologías: la de los que defienden la
tradición y la de los que apoyan la
modernidad.
Los escritores defienden una de estas
ideologías y se cultiva la novela de tesis.
Los autores más destacados son:
Juan Valera
Conservador, muestra preferencia por los
personajes femeninos y no muestra los
problemas sociales. Algunas de sus obras son
Pepita Jiménez y Juanita la Larga.
José María de Pereda
Conservador, escribe cuadros costumbristas
como Escenas montañesas, novelas de tesis
como Don Gonzalo González de la Gonzalera
y novelas más costumbristas como Sotileza.
Vicente Blasco Ibáñez
Liberal, participó activamente en política. Sus
actividades antimonárquicas lo llevaron al
exilio. Sus novelas más importantes son
Cañas y Barro y Los cuatro jinetes del
Apocalipsis.
Benito Pérez Galdós
Liberal, concebía la novela como un género capaz de
reflejar todos los aspectos de la sociedad. Tiene
varias etapas:
LOS EPISODIOS NACIONALES
46 novelas breves que cuentan la historia reciente de
España.
LAS PRIMERAS NOVELAS
Son novelas de tesis, como Doña Perfecta en la que
ataca al bando conservador.
LAS NOVELAS CONTEMPORÁNEAS
24 novelas escritas a partir de 1881. se refleja la
sociedad con personajes profundos. Algunas obras
son La Desheredada, Miau y Fortunata y Jacinta.
ÚLTIMAS OBRAS
Con temas espirituales como Misericordia.
Leopoldo Alas, Clarín
Republicano, publicó con el seudónimo de Clarín varios
cuentos entre los que destacan Pipá y Adiós, Cordera,
el los que refleja simpatía hacia los personajes pobres
y dos novelas que son Su único hijo y La Regenta.
Esta última es una de las obras fundamentales de el
siglo.
Emilia Pardo Bazán
Introductora del naturalista, conservadora. En la etapa
naturalista destaca Los Pazos de Ulloa y en su etapa
espiritual La sirena negra.
Siglo XIX-XX. EL MODERNISMO
Coincide con la crisis por la
regencia de María Cristina, la
Guerra de Cuba conocida como
el Desastre del 98 que origina un
ambiente de pesimismos
El modernismo es una reacción
contra lo antiguo, contra los
conservadores, luego se
desarrolló en Hispanoamérica,
como afirmación de la americano
contra la hegemonía de España
Características de la literatura:
Rechazo de la realidad inmediata
y evasión.
Refinamiento, búsqueda de la
belleza.
Incorporación de la cultura griega,
romana…
Preciosismo y sensualidad.
Musicalidad de los versos
Gran riqueza léxica.
Literatura del siglo XIX-XX
LOS ESCRITORES ESCRIBEN EN
VARIOS GÉNEROS.
Los escritores más importantes son:
Rubén Darío
Félix Rubén García Sarmiento, de
Nicaragua usó ese seudónimo. Su poesía
se divide en dos etapas:
PRIMERA ETAPA
Destacan Azul, que es un libro en prosa y en
verso, que rechaza a España y en el que
aparecen las características del
Modernismo. Y Prosas profanas.
SEGUNDA ETAPA
Destaca Cantos de vida y esperanza. En el
que insiste en la evasión a mundos
exóticos y muestra preocupaciones
políticas, y se siente orgulloso de sus
raíces españolas.
Ramón M.ª del Valle-Inclán.
Posee una personalidad excéntrica, teatral y
provocadora. Su obra se acerca mucho al
Modernismo, aunque se le considera de la
generación del 98.
Compuso varias novelas: Sonata de Estío,
Sonata de Otoño…, La guerra carlista y
Tirano Baderas.
En lírica escribió la trilogía Claves Líricas,
con un estilo caricaturesco y esperpéntico.
En su obra teatral hay varios periodos, pero
el más importante es el esperpéntico al que
pertenece Luces de Bohemia, en la que se
deforma degrada la realidad subrayando sus
aspectos grotescos.
Siglo XIX-XX. LA GENERACIÓN
DEL 98
Es un movimiento puramente español, simultaneo al modernismo.
Sus características son:
Preocupación por los problemas de España y por su regeneración.
Predilección por Castilla, como símbolo y esencia de lo español.
Sobriedad en la expresión
Subjetivismo y reflexiones filosóficas.
Literatura del siglo XIX-XX
Miguel de Unamuno
Tenía una crisis espiritual que influye en sus obras.
Escribió varios ensayos como Vida de Don Quijote y
Sancho en los que desarrolla en concepto de
intrahistoria. También escribió muchas novelas a las
que llamó nivolas en las que no se respetan las
convenciones habituales como Niebla y San Martín
Bueno, mártir. También escribió poesía lírica y teatro.
Azorín
Como ensayista se preocupaba del paisaje, de la
historia y de la literatura. Ensayos conocidos son
Castilla y Ruta de Don Quijote. También escribió
novelas de carácter autobiográfico. Más tarde éstas
expresaban sus preocupaciones como Pueblo.
Antonio Machado
Nació en Sevilla. Fue catedrático en Soria, donde
conoció a Leonor, con quien se casaría y ella moriría
pronto. En Soledades, Galerías y otros poemas utiliza
elementos del simbolismo. En Campos de Castilla
predominan los poemas sobre tierras castellanas y
andaluzas que la recuerdan a Leonor. Más tarde
publicó Nuevas canciones.
Pío Baroja
Su obra es fundamentalmente narrativa. Su estilo es
claro y sencillo. Algunas de sus novelas se agrupan en
trilogías: La lucha por la vida, Tierra vasca y La raza.
Siglo XX. EL NOVECENTISMO Y
LAS VANGUARDIAS
Según Ortega y Gasset en su obra La
deshumanización del arte, las
características de esta literatura son:
Supresión del sentimentalismo.
Suscita emoción de tipo intelectual.
Busca la originalidad, lo nuevo y
desconcertante.
El nuevo arte es para una minoría
entendida.
LAS VANGUARDIAS
Son diferentes movimientos que tratan de
oponerse a las normas tradicionales
del arte y son:
El futurismo
El cubismo
El dadaísmo
El creacionismo
El surrealismo.
El ultraísmo
en España éste último estaba
representada por Ramón Gómez de La
Serna, autor de las famosas
greguerías, que eran frases cortas que
unían metáfora y humor.
Literatura del siglo XX
El escritor más importante de la época es…
Juan Ramón Jiménez.
Nació en Palos de Moguer. Su juventud estuvo
marcada por la depresión, el miedo a la
muerte y mala salud. Se casó con Zenobria
Camprubí. En la guerra civil apoyó al bando
republicano y se exilió. En 1956 obtuvo el
Premio Nobel. Su literatura tiene varias
etapas:
Etapa sensitiva
Influido por el Modernismo escribe versos
llenos de sentimentalismo. En Arias triste y
La Soledad Sonora aparecen los temas de la
nostalgia, tristeza, la soledad…
Etapa intelectual
Se inicia con su viaje a América y descubre el
mar como símbolo de la vida, la soledad… su
poesía se depura y su obra más importante
es Diario de un poeta recién casado.
Etapa última o verdadera
Corresponde a su exilio. Busca lo
trascendente y y llega a identificarse con
Dios. Obras destacables son Animal de fondo
y Dios deseado y deseante.
Fragmento de Platero y yo.
De Juan Ramón Jiménez.
LXV LA MUERTE.
Encontré a Platero echado en su cama de paja, blandos los ojos
y tristes. Fui a él, lo acaricié, hablándole, y quise que se
levantara...
El pobre se removió todo bruscamente, y dejó una mano
arrodillada... No podía... Entonces le tendí su mano en el suelo,
lo acaricié de nuevo con ternura, y mandé venir a su médico. El
viejo Darbón, así que lo hubo visto, sumió la enorme boca
desdentada hasta la nuca, y meció sobre el pecho la cabeza
congestionada, igual que un péndulo.
—Nada bueno, ¿eh?
No sé qué contestó... Que el infeliz se iba... Nada... Que un
dolor... Que no sé qué raíz mala... La tierra, entre la hierba...
A mediodía, Platero estaba muerto. La barriguilla de algodón se
le había hinchado como el mundo, y sus patas, rígidas y
descoloridas, se elevaban al cielo. Parecía su pelo rizoso ese
pelo de estopa apolillada de las muñecas viejas, que se cae, al
pasarle la mano, en una polvorienta tristeza.
Por la cuadra en silencio, encendiéndose cada vez que pasaba
por el rayo de sol de la ventanilla, revolaba una bella mariposa
de tres colores.
LXVI NOSTALGIA.
Platero, tú nos ves, ¿verdad?
¿Verdad que ves cómo se ríe en paz, clara y fría, el agua de la
noria del huerto; cuál vuelan, en la luz última, las afanosas
abejas, en torno del romero verde y malva, rosa y oro por el sol
que aún enciende la colina?
Platero, tú nos ves, ¿verdad?
¿Verdad que ves pasar por la cuesta roja de la Fuente Vieja los
borriquillos de las lavanderas, cansados, cojos, tristes en la
inmensa pureza que une tierra y cielo en un solo cristal de
esplendor?
Platero, tú nos ves, ¿verdad?
¿Verdad que ves a los niños corriendo, arrebatados, entre sus
propias flores, liviano enjambre de vagas mariposas blancas,
goteadas de carmín?
Platero, tú nos ves, ¿verdad?
Platero, ¿verdad que tú nos ves? Sí, tú me ves. Y yo oigo, en el
poniente despejado, endulzando todo el valle de las viñas, tu
tierno rebuzno lastimero...
Siglo XX. LA GENERACIÓN DEL 27
En los años veinte surge un grupo de poetas que están relacionados por
lazos de amistad . La fecha hace referencia al tercer centenario de la
muerte de Góngora.
Mezclan vanguardia y tradición.
Pasó distintas etapas: al principio cultivan la poesía deshumanizada. Más
tarde se inicia un proceso de rehumanización. El fin de la Guerra Civil
supone el inicio de una tercera etapa en la que los miembros de la
generación se dispersan
Literatura del siglo XX
Pedro Salinas
Pasó por las tres etapas su obras más
importantes son Seguro azar, La voz a ti
debida, Razón de amor y Largo Lamento y
Todo más claro.
Gerardo Diego
En su tendencia tradicional estuvo influido
por Bécquer y en las vanguardias fue
representante del creacionismo con Imagen y
Manual de espumas.
Jorge Guillén
su poesía es de corriente pura e intelectual y
sus obras más importantes son: Cántico,
Clamor y Homenaje.
Vicente Aleixandre
Obtuvo el Premio Nobel en 1977. Sus obras
más destacables son Espadas como labios y
La destrucción o el amor.
Luis Cernuda
Su obra es La realidad y el deseo. En sus
poemas insiste en el tema de la soledad y el
pesimismo.
Dámaso Alonso
No se exilió. Publicó Hijo de la ira, que refleja
el dolor sufrido en la guerra.
Federico García Lorca
Dirigió La Barraca. En la poesía destacan las
obras populares como Poema del cante
jondo y Romancero gitano. Escribió una
elegía, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías y
varios teatros como Bodas de sangre, Yerma,
La casa de Bernarda Alba.
Rafael Alberti
Representa la poesía popular en obras como
Marinero en tierra. Su poesía posterior es
vanguardista como Sobre los ángeles.
También escribió ensayos y obras de teatro.
Miguel Hernández
De familia humilde fue autodidacta. Al acabar
la guerra fue encarcelado y murió allí.
Escribió poesía y teatro. Dos de sus poemas
son Perito en lunas y El rayo que no cesa.
Siglo XX. LITERATURA A PARTIR DE
LA GUERRA CIVIL.
LA LITERATUA CAMBIA EN LOS DOS
PERIODOS: EL DE LA DICTADURA Y
EL DE LA DEMOCRACIA.
LA LÍRICA
LA LÍRICA DE POSGUERRA
Poesía arraigada
La cultivan los cercanos al bando
vencedor y en revistas como Escorial y
Garcilaso: Dionisio Ridruejo, Luis
Rosales…
Poesía desarraigada.
La cultivan los poetas más alejados del
régimen franquista en revistas como
Espadaña y Corcel. Cultivan una
poesía existencia, humana…
Literatura del siglo XX
POESÍA SOCIAL DE LOS CINCUENTA
Critica a la dictadura y la injusticia.
Sus autores más destacados son Gabriel
Celaya y Blas de Otero con su obra Pido la
paz y al palabra.
POESÍA DE LOS SESENTA
Busca la instropección y el intimismo sus
autores más destacados son Ángel González
con su obra Palabra sobre palabra, Jaime Gil
de Biedma, Jose Ángel Valente y Claudio
Rodríguez con su obra Don de la ebriedad.
POESÍA DE LOS SETENTA
se hacen llamar los Poetas Novísimos a
poetas como Pere Gimferrer y Leopoldo
María Panero. Cultivan una poesía muy
cuidada.
POESÍA A PARTIR DE LOS OCHENTA
La tendencia más conocida es la poesía de la
experiencia. Su autor más destacado es Luis
García Montero. Otros autores destacables
de esta época son Antonio Colinas, Luis
Alberto de Cuenca, Carlos Marzal…
LÍRICA HISPANOAMERICANA DEL SIGLO
XX
Destacan César Vallejo, con sus Poemas
Humanos y Octavio Paz.
Literatura del siglo XX
LA NARRATIVA
EL REALISMO SOCIAL
Denuncia los aspectos de la sociedad injustos.
Destaca Sánchez Ferlosio con El Jarama.
LA NOVELA DESDE LOS AÑOS 60 A AL
ACTUALIDAD.
Perpestivismo
El argumento pierde importancia
Monólogo interior
Libertad en el estilo.
Destacan:
Camilo José Cela
La familia de Pascual Duarte y La colmena.
Miguel Delibes
El Camino, Cinco horas con Mario y Los santos
inocentes.
Rafael Sánchez Ferlosio
El Jarama
Juan Goytisolo
Reivindicación del conde Don Julián y Señas de
identidad.
LA NOVELA CONTEMPORÁNEA
Arturo Pérez-Reverte: El Capitán Alatriste
LA NARRATIVA
HISPANOAMERICACA DEL SIGLO
XX.
DESTACAN:
Jorge Luis Borges
El aleph
Julio Cortázar
Rayuela
Gabriel García Márquez
Cien años de Soledad
Mario Vargas Llosa
La ciudad y los perros y La fiesta del chivo
Literatura del siglo XX
EL TEATRO
LA ALTA COMEDIA
Ambientada en ambientes burgueses,
desarrolla temas triviales, con final feliz y
valores conservadores, destaca Jacinto
Benavente.
EL TEATRO CÓMICO
Enrique Jardiel Poncel
Cuatro corazones con freno y marcha atrás y
Eloísa está debajo de un almendro.
Miguel Mihura
Tres sombreros de copa
EL TEATRO POÉTICO
Usa un lenguaje poético lleno de elementos
fantásticos.
Alejandro Casona
La dama del alba
EL TEATRO SOCIAL
Teatro de rebeldía y protesta.
Antonio Buero Vallejo.
En la ardiente oscuridad
EL TEATRO REALISTA
EL TEATRO INDEPENDIENTE Y LOS
GRUPOS UNIVERSITARIOS
Los grupos de teatro amateurs que luego se
especializaron más conocidos son:
Els Joglars
Els Comediants
La Fura dels Baus
EL TEATRO EXPERIMENTAL
Renuncia a la estructura tradicional, se
incorporan elementos tradicionales, se
mezcla con elementos de otro tipo de
espectáculo, se recurre a la improvisación…
destacan Fernando Arrabal con Pic-nic y
Francisco Nieva.
EL TEATRO ACTUAL
Destaca:
Fernando Fernán Gómez
Las bicicletas son para el verano
Descargar

LA LITERATURADESDE EL SIGLO XVIII A LA ACTUALIDAD