SIN PECADO CONCEBIDA
Don Marcelo de Sevilla -como llamaban al
cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Marcelo
Spínola- al tomar posesión de su cargo en 1896,
publicó en el boletín eclesiástico, una carta
pastoral dirigida a su archidiócesis en la que
recordaba: "Nadie que esté
medianamente versado en el dogma
católico ignora que el primer grito que
se oyó en la iglesia para pedir la
definición dogmática del Misterio de la
Concepción Purísima de María, salió de
España y partió de Sevilla".
El cronista sevillano D. Diego
Ortiz de Zúñiga, recoge en
sus "Anales eclésiasticos y
seculares de la M.N.YM.L. ciudad
de Sevilla, metrópoli de
Andalucia", que en las fiestas de la
natividad de la Virgen, el 8 de
Septiembre de 1613, en el hoy
desaparecido convento dominico
de Regina Angelorum, se
pronuncia un sermón que levanta
ampollas entre los sevillanos, por
llevar "...la opinión menos piadosa
acerca de la Concepción de la
Reyna de los Angeles...". Sevilla
reacciona a esta ofensa a su fe,
tomando partido claramente por el
"bando inmaculista", teniendo que
dedicarle "...gran cuidado..." a la
familia de quien provocó tal
alboroto en la ciudad, para que no
recibieran la ira del pueblo
La definición del dogma,
contenida en la
bula Ineffabilis Deus, de 8
de diciembre de1854, dice
lo siguiente:
...Para honra de la
Santísima Trinidad, para la
alegría de la Iglesia
católica, con la autoridad de
nuestro Señor Jesucristo,
con la de los Santos
Apóstoles Pedro y Pablo y
con la nuestra: Definimos,
afirmamos y pronunciamos
que la doctrina que sostiene
que la Santísima Virgen
María fue preservada
inmune de toda mancha de
culpa original desde el
primer instante de su
concepción
Todo este escándalo, trajo consigo
"...grandes demostraciones públicas
en desagravio..." tales como "solemne
procesión", fiestas de particulares y
de comunidades, etc... Asimismo otro
gran defensor del misterio, el poeta
Miguel Cid, compuso unas coplas que
se hicieron muy populares, desde
aquellos días. Hoy se pueden leer
dicha estrofa, en el exterior de la
parroquia de San Vicente, justo en el
azulejo que hay bajo el letrero que
rotula la calle Miguel Cid, en la
esquina de la calle Cardenal Cisneros:
La doctrina de la
Inmaculada Concepción no
es aceptada por los
miembros de las iglesias
protestantes. Los
protestantes rechazan la
doctrina ya que no
consideran que el
desarrollo dogmático de la
teología sea un referente
de autoridad y que
la mariología en general,
incluida la doctrina de la
Inmaculada Concepción, no
se enseña en la Biblia.
Sin embargo, el iniciador del
movimiento protestante, Martín
Lutero, dijo:
Es dulce y piadoso creer que la
infusión del alma de María se
efectuó sin pecado original, de
modo que en la mismísima
infusión de su alma ella fue
también purificada del pecado
original y adornada con los dones
de Dios, recibiendo un alma pura
infundida por Dios; de modo que,
desde el primer momento que ella
comenzó a vivir fue libre de todo
pecado.
INMACULADA DE ESTEPA
Iglesia de Santa Ana
S. Juan Aznalfarache
Iglesia Sta Cruz
Postigo del aceite
Castilleja de la
Cuesta
Umbrete
Los Javieres
Sacristía de la
catedral
S. Roque
Iglesia Sta Catalina de
Sevilla
En el XI Concilio de Toledo el rey visigodo
Wamba ya era titulado «Defensor de la
Purísima Concepción de María», Monarcas
como Fernando III el Santo, Jaime I el
Conquistador, el emperador Carlos V o su
hijo Felipe II fueron fieles devotos de la
Inmaculada
Iglesia de
S. Benito
Iglesia de S. Pablo
España celebra a la Inmaculada como patrona y protectora desde 1644, siendo
el 8 de diciembre fiesta de carácter nacional. Durante la celebración de dicha
festividad, los sacerdotes españoles tienen el privilegio de
vestir casulla azul. Este privilegio fue otorgado por la Santa Sede en 1864,
como agradecimiento a la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción que
hizo España.
Puente Genil (Córdoba) fue el primer pueblo de
Andalucía en hacer fiesta en honor a la Purísima
Concepción. El 26 de octubre de 1617 el Cabildo
acuerda hacer una fiesta solemne en defensa
inmaculista, pero de manera concreta hizo Voto oficial
el 8 de mayo de 1650.
Fue una iniciativa oficial del Ayuntamiento, una propuesta
institucional y no particular como ocurría en otras ciudades,
pues cofradías hacían su voto de defensa y, o bien se han
extinguido o bien se han renovado esporádicamente y de
manera individual.
«Llena de gracia», es el nombre más
bello de María, nombre que le dio el
mismo Dios para indicar que desde
siempre y para siempre es la amada, la
elegida, la escogida para acoger el don
más precioso, Jesús, «el amor
encarnado de Dios» (encíclica «Deus
caritas est», 12).
La fiesta de la Inmaculada ilumina como
un faro el período de Adviento, que es
un tiempo de vigilante y confiada espera
del Salvador. Mientras salimos al
encuentro de Dios, que viene, miremos
a María que «brilla como signo de
esperanza segura y de consuelo para el
pueblo de Dios en camino» («Lumen
gentium», 68). Benedicto XVI
1. Es una persona como nosotros. No es Dios, pero
es la Madre de Dios; por eso ella nos facilita mucho
llegar a Dios; es el camino más cercano y recto.
2. Es la Madre de Jesús, que nació en Belén de
Judá. Como Jesús es Dios, ella se convirtió en la
Madre de Dios.
3. Dios la preparó para ser su madre; por eso
nació sin pecado original y nunca tuvo
pecados en su vida. En ella no había sitio
nada más que para Dios.
4. Sus padres fueron San Joaquín y Santa Ana. Se casó con
San José, pero tuvo a Jesús por gracia del Espíritu Santo. San
José no es el padre de Jesús, sólo su padre adoptivo
(putativo).
. Inmaculada significa sin mácula, sin mancha. Quiere
decir que ella fue concebida en el seno de Santa Ana sin
pecado y fue libre de pecado en toda su vida.
Se representa embarazada en Murillo y en la
escuela sevillana.
Ella concibió en su seno a Jesús sin intervención de
S. José, sino por obra y gracia del Espíritu Santo.
"El Espíritu Santo vendrá sobre ti y la fuerza del
Altísimo te cubrirá con su sombra..." por eso quien
en ella se engendra no es sólo hombre sino
también el Hijo de Dios (Lc 1, 32).
San José no mantuvo
relaciones sexuales
con la Virgen María.
Por eso no es el
padre de Jesús. El
padre de Jesús es
Dios Padre. San José
no es más que el
padre adoptivo.
Las predicaciones del dominico Fray
Diego de Molina, diciendo en sus
sermones: “Fue concebida la Virgen
como vos, como yo y como Martín
Lutero”, producían gran malestar entre
los fieles, y por otro lado, la defensa del
misterio por los franciscanos de San
Diego, hicieron patente una continua
lucha entre el “con” y el “sin” que dio
lugar a que se popularizaran versos y
cantares como éste:
Con pecado y sin pecado
uno afirma y otro niega.
Yo pongo el "sin" a mi lado
y ponga la gente ciega
aquel "con" desatinado.
Que aunque más ladre el mastín
a la Pura Concepción
diciendo "con", "con" sin fin
¿Que importa que diga "con"
si fue concebida "sin"?
Cuando Isabel tenía
seis meses de
embarazo de su
hijo Juan el Bautista
recibió María el
anuncio de que
sería la madre de
Jesús, el Hijo del
Altísimo
Se marchó
enseguida para
ayudar a parir a su
prima y fue
reconocida como
"la Madre de mi
Señor" (Lc 1, 43).
Se celebra en estas fechas,
el 8 de diciembre, porque
ella es una de las figuras
centrales del adviento
junto con Juan el Bautista
y el profeta Isaías.
La Virgen María resume
toda la espera ansiosa
del pueblo de Israel. Da
el sí a la propuesta de
Dios. Así colabora
estrechamente a la
salvación y al sentido de
la vida de los hombres
junto a su hijo Jesús el
Señor.
Oración a la Inmaculada Virgen María
Santísima Virgen, yo creo y confieso
vuestra Santa e
Inmaculada Concepción pura y sin
mancha.
¡Oh Purísima Virgen!,
por vuestra pureza virginal,
vuestra Inmaculada Concepción y
vuestra gloriosa cualidad de Madre de
Dios,
alcanzadme de vuestro amado Hijo la
humildad,
la caridad, una gran pureza de corazón,
de cuerpo y de espíritu,
una santa perseverancia en el bien,
el don de oración,
una buena vida y una santa muerte.
Amén"
Descargar

Diapositiva 1