La investigación es algo inherente del ser humano, ya que como nos dice la
introducción del libro Metodología de la investigación de Sampieri, las
personas investigan desde niños, frecuentemente indagan sobre personas
que les interesan, la historia de un personaje histórico, al buscar empleo,
temas diversos. Aunque el proceso de investigación es algo inadecuada, ya
que no se sigue un orden y metodología para asegurar que la información
y conocimiento que se obtenga sea verídica y confiable. Es por esta razón
que se utiliza una metodología, el conocimiento obtenido debe ser real y
confiable y para ello se debe seguir una serie de pasos rigurosamente. “La
investigación científica es esencialmente como cualquier tipo de
investigación, solo que más rigurosa y cuidadosamente realizada”
Investigación Científica y Tecnológica 2010. Recuperado el 23 de febrero de 2011 de
www.mitecnologico.com/.../ImportanciaInvestigacionCientificaYTecnologica -
Es la actividad de búsqueda que se caracteriza por ser reflexiva, sistemática y
metódica; tiene por finalidad obtener conocimientos y solucionar problemas
científicos, filosóficos o empírico-técnicos, y se desarrolla mediante un proceso.
La investigación científica es la búsqueda intencionada de conocimientos o de
soluciones a problemas de carácter científico; el método científico indica el
camino que se ha de transitar en esa indagación y las técnicas precisan la
manera de recorrerlo
Investigación científica 2009. Recuperado el 23 de febrero de 2011 de www.scribd.com/.../02-Unidad-La-InvestigacionCientifica -
La investigación tiene un proceso muy riguroso, este proceso
contiene los
siguientes pasos:
• Elección del tema
• Objetivos
• Delimitación del tema
• Planteamiento del problema
• Marco teórico
• Metodología
• Informe
La investigación tecnológica en las ciencias de la ingeniería presenta
una serie de características que la vinculan en forma natural con la
innovación tecnológica, lo cual indica que las instancias de promoción
inicial de los proyectos de investigación y la evaluación de la
investigación tecnológica pueden ser utilizadas como un instrumento
para fomentar la innovación.
La investigación tecnológica en la ingeniería 2008. Recuperado el 23 de febrero de 2011 de
http://www.unrc.edu.ar/publicar/23/dossidos.html
Con innovación tecnológica se designa la incorporación del
conocimiento científico y tecnológico, propio o ajeno, con el
objeto de crear o modificar un proceso productivo, un
artefacto, una máquina, para cumplir un fin valioso para una
sociedad.
Con investigación tecnológica en las ciencias de la ingeniería se
designa un ámbito de producción de conocimiento tecnológico
validado, que incluye tanto el producto cognitivo, -teorías,
técnicas, tecnologías, maquinarias, patentes, etc.- como las
actividades que desarrollan los ingenieros para producir y
validar dichos productos y conocimientos.
1) El pensamiento ingenieril
2) La finalidad de la investigación
3) Las influencias externas
4) La realizabilidad
5) La presentación inicial de objetivos
6) El diseño no es definitivo
7) Los métodos
8) La retroalimentación de los resultados de cada etapa
9) El resultado
``El problema de la investigación científica en México es de recursos y de
educación'', menciona Mario Molina, primer mexicano en ganar el premio Nobel
de Química.
El principal problema de que la investigación científica no tenga mucho auge en
nuestro país, no es la falta de interés, sino la falta de medios y de recursos, ya que
aquél que esté interesado en seguir con sus investigaciones tiene que ir a donde se
le apoye, en este caso, a Estados Unidos.
El dedicarse a la investigación es un muy buen ejemplo de aplicación de interés
por la sociedad.
En México no falta interés, sino que la misma falta de medios hace que los
investigadores deserten de su trabajo, hace que pierdan las esperanzas en lo que
hacen.
México tiene muy buenas Universidades e Institutos Tecnológicos de
los que egresan muy buenos profesionistas, pero, si no se fomenta
la investigación desde los principios de su formación, nada bueno
puede lograrse en ese aspecto, es decir, el habito de la
investigación debe fomentarse desde la educación preescolar o
primaria.
México destina sólo 0.4% del
Producto Interno Bruto a la
investigación científica, en tanto que
países como Suecia le dedican 3.8%.
En un año, los investigadores
mexicanos registran en promedio dos
patentes por cada millón de
habitantes; Finlandia registra 271.
Toda comparación es odiosa, pero hacerlo
ayuda a entender las causas de esta
trágica situación: en el año 2000 asumió
el poder en México un hombre que tuvo la
oportunidad histórica de promover el
cambio que requiere México. Cinco años
más
tarde,
Vicente
Fox
estaba
proponiendo al Congreso que redujera en
11.5% el presupuesto del Consejo Nacional
de Ciencia y Tecnología para el 2006.
Paradójicamente, en Brasil ocurrió un
hecho insólito: un socio investigador del
Centro Internacional de Investigaciones
para el Desarrollo, Fernando Henrique
Cardoso, fue electo presidente de ese país.
Cuando Cardoso dejó el poder en 2002,
México ya no le veía ni el polvo a los
brasileños en materia de investigación
científica y tecnológica.
En México existe un enorme rezago en investigación tecnológica,
por lo que urge a la sociedad y al gobierno a adoptar la calidad y
los avances como valores fundamentales de una nueva cultura
productiva empresarial y laboral.
El incremento del presupuesto en el rubro tecnológico, es de 118 millones de
pesos (US$ 11,6 millones) en 2006, y de mil millones para este año (US$
98,4 millones), los cuales se distribuyen a través de un fondo mixto.
Este año recibieron el Premio Nacional de Tecnología las siguientes
empresas: Chrysler de México, Centro de Investigación y Desarrollo Carso,
Nucitec, Centro de Investigaciones en Polímeros, Servicios Especializados y
Tecnología Informática y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de
Monterrey.
El punto de partida de la política científica y tecnológica nacional es el
reconocimiento, en los hechos, de la importancia estratégica que esta actividad
tiene para el desarrollo económico, social y cultural de México. La competitividad
y la competencia, en un mundo globalizado, de las naciones, grupos sociales,
instituciones, empresas e individuos, se concentra cada vez más en la capacidad
de generar, transmitir, difundir y aplicar el conocimiento.
Así, la gestión de la ciencia y la tecnología en el país debe entenderse como una
inversión y no como un subsidio.
Si la ciencia y la tecnología en el país no logra contar con un apoyo decidido y
sostenido de los actores involucrados, seguiremos viendo cómo se ensancha la
brecha del desarrollo respecto de los países más avanzados e incluso seguiremos
observando cómo otros países, que entendieron la importancia del
capital humano e intelectual y actuaron en consecuencia, aceleran su paso y nos
dejan atrás, cada vez más como espectadores y no como actores del nuevo
concierto mundial.
Para lograr el desarrollo científico y tecnológico que México
requiere y merece, es necesario concentrar esfuerzos en las
siguientes líneas de acción:
-Promover la descentralización de las actividades científicas y
tecnológicas
-Aumentar la formación y la incorporación de recursos
humanos calificados.
-Incrementar de manera sostenida el financiamiento a la
ciencia y la tecnología.
-Incorporar de manera efectiva la enseñanza de la ciencia y la
tecnología en todos los niveles educativos.
-Promover la difusión y la divulgación científica en toda la
población.
-Integrar el sistema científico y tecnológico con los sectores social,
gubernamental y productivo.
-Contar con un marco legislativo adecuado en todos los niveles
de gobierno.
A pesar de los rezagos que tiene el país en cuanto a
investigaciones existen muchos científicos y tecnólogos
que muchas de las veces con recursos propios o privados
logran llevar a cabo sus investigaciones .
A continuación se muestran algunos ejemplos de ellos:
Científico e inventor del catalizador pentametálico nacido en la Ciudad de México, D.
F. el 26 de mayo de 1954, especializado en
el área aeroespacial y de propulsión de
cohetes.
Inventor del catalizador penta-metálico
usado en los motores de cohete de peroxido
de hidrógeno y también del equipo para
producir peroxido de hidrógeno grado
combustible para ser usado en sistemas de
propulsión de cohetes.
Diseñador del avión aerobático "Bradley
Aerobat" BA-100
Única persona en el mundo que ha
fabricado y volado un cinturón volador
(rocket belt) con sus propias manos y el
único piloto de rocket belt en el mundo
fuera de Estados Unidos.
(México D.F., 1932) es un físico mexicano
destacado por la divulgación de la ciencia en
México.
En 1974 obtuvo el premio Kalinga de la
UNESCO. Fue Fundador y director de la revista
Naturaleza (1968-1985), fue director del Centro
Universitario de Comunicación de la Ciencia de
1980 a 1989. En 1990 estuvo entre los
fundadores de la Sociedad Mexicana para la
Divulgación de la Ciencia y la Técnica
(SOMEDICYT). Fue miembro titular del
Seminario de cultura mexicana (1988-2009) y
se desempeña como investigador del Centro de
Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico
(CCADET) de la UNAM.
Investigador mexicano, primer director
general del Consejo de Ciencia y
Tecnología del Estado de Morelos.
Anteriormente fue director del Centro de
Investigación en Energía de la UNAM.
Fue distinguido con el Premio Nacional
de Energía Renovable 2005, Primer
Lugar en la Categoría de Promoción,
por la Secretaría de Energía y la
Comisión Nacional para el Ahorro de
Energía; presidió la Academia Nacional
de Ingeniería, 1997 a 1999, y la
Asociación Nacional de Energía Solar,
1982 a 1984, y condujo al CIE a ser
merecedor en 1999 de la “Venera José
Ma. Morelos y Pavón / Morelenses de
Excelencia”,
en
la
categoría
“Modernización
Tecnológica
e
Industrial”.
(23 de diciembre de 1929- 25 de abril de
2009, Puebla, México) Fue un divulgador
científico, físico, matemático, químico,
astrónomo, que popularizó esas ciencias en
su sección de una plana del periódico, en
televisión y radio para un vasto número de
mexicanos,
también
fue
profesor
universitario, conferencista, director de
planetarios,
humanista,
filósofo
e
historiador.
Escribió más de 800 artículos de una plana
de periódico sobre temas relativos a las
ciencias y la filosofía, en inglés y español, su
obra continúa saliendo en su sección del
periódico debido a la enorme cantidad de
trabajo que dejó escrito.
ALVAREZ HERNANDEZ IRENE ESPERANZA
CAMPOS MARTINEZ MACARIO
MALDONADO MUÑOS CLAUDIA GUADALUPE
RODRIGUEZ QUIROZ NORBERTO ISMAEL
TELLO ORTIZ CELIA CECILIA
Descargar

Diapositiva 1