El ser del catequista se refiere a...
El catequista debe tener claro:
 Indiferencia religiosa
 Deterioro de la vida moral
 Bautizados sin experiencia
de Dios y débiles en su fe
 Confusión en lo que se cree
 Adultos y niños no
bautizados
El catequista se caracteriza por:
Seguidor de Jesús
Da razón de su fe
(Credo)
Vive los valores fundamentales
del Evangelio
El catequista se caracteriza por:
Tiene experiencia
de Dios
Ora
Celebra los sacramentos
El catequista se caracteriza por:
Revindicando la dignidad
de toda persona
Comprometido con
el mundo
El catequista se caracteriza por:
Preocupados por la conversión
al Señor: testimonio y anuncio
Convencidos en recuperar
la fe de los que no creen
Vive su propio itinerario de fe
como oyente de la Palabra
Participa en los sacramentos de la Iglesia,
de donde recibe la fuerza para hacer frente
a los retos de cada día
Lo expresa en su cercanía y trato con
cuantas personas le rodean, saliendo
al paso de sus necesidades
Se preocupa y tiene un trato
personal con el niño/a,
joven encomendado
Trata de conocer su realidad,
exigencias, inquietudes,
dificultades e intereses
Fomenta la relación interpersonal, la amistad sincera y generosa
entre los miembros del grupo, promoviendo que se compartan
experiencias personales y el modo como cada uno va percibiendo
la acción de Dios en su vida e intenta darle respuesta
Despertará la atención a Dios que
manifiesta su voluntad a través de
su Palabra y de la historia
Ayudará a cada miembro del grupo a
“Caminar en la presencia de Dios”
Que a imitación de María, de San José, de Madre
Petra, le lleva a ejercer su misión como catequista
con sencillez, humildad y perseverancia
Descargar

Diapositiva 1