Lección 1 para el 5 de abril de 2008
JESÚS NO ERA JUAN
Además de ser contemporáneos,
las diferencias físicas entre Jesús
y Juan eran evidentes por su
forma de vestir,
El testimonio de Juan sobre Jesús (Juan 1:27):
“Éste es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual
yo no soy digno de desatar la correa del calzado”
JESÚS NO ERA ELÍAS
El Antiguo Testamento acaba
con la promesa de la llegada de
Elías, pero fue Juan el Bautista
el que cumplió la misión de
«Elías».
Aunque fue un gran profeta y fue llevado al cielo sin ver la muerte, huyó
ante las amenazas de Jezabel y, deprimido, deseo morirse.
JESÚS NO ERA JEREMÍAS
No hay nada en la difícil vida
de Jeremías o en las
Escrituras que haga pensar
que podría resurgir de algún
modo para predicar de nuevo.
Jeremías, “el profeta llorón”, no realizó ningún milagro. Desterrado y muerto
en Egipto, su tumba se halla en lugar desconocido. Nunca resucitó.
JESÚS NO ERA «ALGUNO»
DE LOS PROFETAS
Jesús fue, evidentemente,
profeta, pero no meramente
un profeta más.
Moisés era considerado por los rabinos como el más grande de los
profetas y fundador del pueblo de Israel. Fue resucitado y está en el
cielo. Pero Pablo declara que Jesús tiene “mayor gloria que Moisés”
(Hebreos 3:3)
Nací de una virgen, por obra del Espíritu Santo
En tres ocasiones, Dios, con voz audible, me
llamó «Mi Hijo amado»
Pasé más de tres años
haciendo milagros,
sanando a los
enfermos, resucitando
a los muertos…
Fui clavado en una cruz, sin culpa, para pagar
por TUS pecados
Resucité de los muertos, dejando mi tumba vacía
Ascendí a los Cielos
para ser recibido por
mi Padre en gloria
Estoy intercediendo ahora por ti en el Santuario
Celestial
Y vendré a buscarte
Jesús... es la escalera que une
al mundo celestial con el
terrenal. Su divinidad se aferra
al trono de Dios. Su
humanidad toca la tierra. Su
brazo humano rodea a toda la
humanidad.
Elena de W.hite (Carta 152, 1896)
Descargar

Diapositiva 1 - Ministerio Maranata