Crucifixión
Un vistazo a la brutal forma
de ejecución romana
Unos cuantos comentarios de
introducción
• Algunas de las cosas que está a punto de saber
pueden ser demasiado impresionantes.
• Cicerón (siglo I a.C.) escribió que los
ciudadanos romanos nunca debieran tener que
temer ser crucificados. Ni siquiera tendrían que
oír la palabra “cruz”, mucho menos presenciar
una crucifixión.
• Vamos a darnos una idea de cómo era una
crucifixión en realidad.
Origen de la crucifixión
• Incierto. Herodoto menciona que los persas
crucificaron a otros en el año 500 a.C.
• En el siglo IV a.C., Alejandro Magno realizó
2,000 crucifixiones en una sola ocasión.
• Tras la derrota final de Espartaco, en el año 72
a.C., Craso clavó a 6,000 prisioneros a lo largo
de la Vía Apiana.
Tratamiento dado a una víctima antes de
su ejecución
• Sócrates, Platón, Herodoto y Josefo hablan de
personas quemadas con fuego o hierros calientes y
(o) mutiladas antes de crucificarlas.
• Los romanos generalmente azotaban a las víctimas
antes de crucificarlas. Desde la última parte del
siglo I a.C. hasta el final del siglo I d.C., Dionisio,
Livio, Filón de Alejandría y Josefo informan
sobre gente atormentada con látigos, fuego y todo
tipo de torturas antes de ser crucificada.
• Luciano informa de un hombre azotado a
quien le sacaron los ojos y le cortaron la
lengua antes de ser crucificado.
• A mitad del siglo II, El martirio de
Policarpo informa de gente cuya carne fue
“tan desgarrada por los azotes” que sus
“venas y arterias” podían verse a simple
vista.
• Josefo escribe sobre un hombre de 32 años
quien, 24 años antes que Jesús, fue azotado
hasta que sus huesos quedaron expuestos.
¿Qué efectos tiene este tipo de tortura en
un individuo?
El examinador forense, Dr. Fred Zugibe (Univ.
de Columbia), dice que tan sólo la flagelación
reduciría a la víctima “a una condición
espantosa de agotamiento con temblores, sudor
severo, ataques frecuentes y una sed intensa”.
Agrega que dada la compleja distribución de
nervios de la cabeza, la corona de espinas debe
haber producido el tipo de dolor sentido cuando
el dentista toca los nervios con el taladro.
¿Cómo eran las cruces?
• Tres escritores de los siglos I y II dijeron que las
cruces tenían forma de “T”. (Bernabé, Luciano
y Artemidoro Daldiano)
• Los arqueólogos han descubierto gemas antiguas
del siglo II y III con grabados de Jesús que
muestran una viga transversal.
¿Cómo eran las cruces?
• Dibujos de la primera mitad del siglo III muestra una
viga transversal.
• Es muy poco probable que la cruz haya tenido un
asiento como el que muestran muchas pinturas
medievales. Sólo hay una posible referencia a un
asiento. Pero no es clara. Además, si las víctimas
hubieran estado apoyadas en un asiento, quebrarles las
piernas tendría poco sentido para acelerar la muerte,
como veremos en un momento.
Durante la crucifixión misma, los
ejecutores daban rienda suelta a su
sadismo.
Generalmente los romanos preferían clavar
las manos y pies de la víctima a la cruz, en
lugar de amarrarlas. Las amarras se
mencionan sólo en un relato egipcio. Clavar
a la víctima era la norma. En 1968 se
descubrieron en Jerusalén los restos óseos de
una víctima crucificada, aún con un clavo en
uno de sus tobillos.
Algunas veces se crucificaba a las
personas en diferentes posiciones
“Veo cruces ahí, no sólo de un tipo, sino
de muchas formas diferentes: En algunas
la víctima está con la cabeza hacia el
suelo; en otras sus genitales están
empalados”.
Séneca (siglo I d.C.)
Algunas veces se crucificaba a las
personas en diferentes posiciones
“Los soldados, por ira y odio, y a manera de
burla, clavaban a los prisioneros a la cruz en
diferentes posturas, y su número era tan grande
[unos 500 por día] que no había suficiente
espacio para las cruces y los cuerpos”.
Josefo (siglo I d.C.)
Crucifixión: Un proceso indescriptiblemente
doloroso.
• Las pinturas medievales muestran los clavos
atravesando las palmas.
• Sin embargo, ahora sabemos que podría no
haber sido así. Algunos estudios muestran
que las palmas se desgarrarían por el peso
de la persona.
¿Acaso no informa el NT que las
manos de Jesús fueron clavadas?
Sí (Lucas y Juan). Sin embargo, la palabra
griega utilizada también significa todo el brazo.
Clavar a la víctima por la muñeca no sólo
soportaría el peso de la persona en la cruz, sino
que causaría un dolor extremo. Hoy sabemos
que los clavos en las muñecas pueden dañar el
nervio mediano sensomotor. Esto daría por
resultado uno de los dolores más horribles que
pueden experimentarse, equivalente a presionar
el nervio del codo con unas pinzas.
Más problemas con la cruz
• Debido a que los brazos se extienden en la
cruz, los hombros se dislocan.
• Aparecen severos calambres y molestos
insectos se alimentan en las profundas
heridas de la víctima.
• En el primer siglo, Séneca describió a las
víctimas crucificadas como “cadáveres
maltratados e inservibles”, “mutilados”,
“deformes”, “clavados” de los cuales se
“extraía el aliento de vida en una larga
Algunas veces se trataba brutalmente a
las víctimas mientras estaban en la cruz
• Tácito informa que Nerón crucificaba
cristianos y por la noche les prendía fuego
para que sirvieran de lámparas.
• Algunas veces, los actores representaban a
criminales en el teatro. En el siglo I,
Marcial describe una función con detalles
muy gráficos, en la cual un criminal real fue
crucificado en el teatro y luego se soltó un
oso que lo desgarró mientras aún estaba vivo
en la cruz.
Josefo informa de un acto particularmente
brutal
“[los hombres] eran azotados con varillas, y sus
cuerpos eran hechos pedazos, y eran crucificados,
mientras aún respiraban: también estrangulaban a
las mujeres y sus hijos, a quienes habían
circuncidado, como el rey había ordenado,
colgando a éstos de los cuellos de ellas mientras
seguían en la cruz. Y si se encontraba algún libro
sagrado de la Ley, era destruido, y aquel a quien
se le encontraba, también perecía
miserablemente”.
Josefo. Antigüedades 12:256
Los cuerpos de las víctimas crucificadas
generalmente se convertían en comida de
buitres, cuervos y perros.
• Pseudo Maneto (siglo III): “Castigados con
los miembros abiertos y estirados, ven el
madero como su destino; son amarrados (y)
clavados a él en el más amargo de los
tormentos, nefasto alimento para las aves de
rapiña y desoladora elección para los perros”.
• Juvenal (principios del siglo II): “El buitre se
apresura desde el ganado muerto, perros y
Las víctimas no descansaban en la
cruz
• La víctima tenía que empujarse hacia
arriba con los pies para exhalar el CO2.
• Según Cicerón, el Evangelio de Juan y el
Evangelio de Pedro, podía usarse un
pesado marro o garrote para quebrar las
piernas a la víctima, lo cual siempre
apresuraba la muerte, pues ya no podía
impulsarse hacia arriba.
Deshonra
• Uno de los motivos para crucificar a una
persona era someterla a la máxima
humillación. Entre más alto se le alzaba en
la cruz mayor era la vergüenza. Es por eso
que en Ester, Amán construyó una horca de
23 metros de altura para Mardoqueo.
• Melitón informa que las víctimas
crucificadas estaban desnudas.
Deshonra
• Además, era común que la gente se
burlara de la víctima en la cruz. En el
siglo I a.C., el rey judío Janaeo crucificó
a un hombre y luego celebró un
banquete frente a él. Mientras unos
flautistas tocaban, él bailó frente al
hombre que sufría en la cruz.
Deshonra
• A los crucificados generalmente se
les negaba un entierro digno.
– Deshonra
– Perspectiva pagana de la vida después de la muerte
Deshonra
• Así que la víctima era sometida a torturas horribles,
luego a la más dolorosa muerte a la vista de todos,
desnuda, sintiendo un intenso dolor mientras la gente se
burlaba de ella, algunas veces su posteridad era eliminada
ante sus ojos, se le negaba un entierro digno y su cuerpo
era abandonado a las aves de rapiña, perros e insectos.
Era la mayor vergüenza.
• Además, la interpretación rabínica de Deuteronomio
21:23 de que la víctima crucificada es maldecida por
Dios, aumentaba la vergüenza a ojos de los judíos.
Deshonra
Ahora podemos entender por qué en el
siglo I a.C. Cicerón se refirió a la
crucifixión como “ese castigo de lo más
cruel y repugnante”, “los peores extremos
de tortura” y “el terror de la cruz”.
¿Quiénes eran crucificados?
La crucifixión romana generalmente se
reservaba a los esclavos, los peores
criminales y los insurrectos. Excepto por
unos cuantos casos, los ciudadanos
romanos estaban exentos de ella.
Los esclavos no tenían protección
contra la crucifixión injustificada
• Una mujer hizo crucificar a un esclavo
inocente e hizo que le cortaran la lengua
para que no pudiera defenderse. (Cicerón)
• Un esclavo abandonó a su amo, quien había
tramado asesinar al emperador Augusto. Sin
embargo, Augusto permitió que el padre del
conspirador crucificara públicamente al
esclavo por escapar. (Dión Casio)
Los esclavos no tenían protección contra
la crucifixión injustificada
• Un esclavo informó a su amo que sus hijos
planeaban traicionar al país con un enemigo.
Después de confirmar el reporte, el amo mató a
sus propios hijos, liberó a su esclavo por salvar al
país, luego lo crucificó por traicionar a sus hijos.
(Juvenal)
¿Cómo sabemos que Jesús fue
crucificado y murió?
• Lo informan los cuatro evangelios
• Lo informan varios escritores no cristianos:
Josefo, Tácito, Luciano
• Sólo existe un relato de una persona que
sobrevivió a la crucifixión
• Los rigores de la flagelación y la crucifixión
hacen muy improbable la Teoría de la
muerte aparente. Además, en 1879 el crítico
alemán D. F. Strauss escribió una famosa
crítica.
La historia arroja luz sobre
pasajes selectos de la Biblia
Los escritores del NT entendieron la
crucifixión de Jesús como el cumplimiento de
una profecía
“Como agua he sido derramado, dislocados están
todos mis huesos…. Se ha secado todo mi vigor
como una teja; la lengua se me pega al paladar.
¡Me has hundido en el polvo de la muerte! Como
perros de presa me han rodeado; me ha cercado
una banda de malvados; me han traspasado las
manos y los pies. Puedo contar todos mis huesos;
con satisfacción perversa la gente se detiene a
mirarme”.
Salmo 22:14-18
“Y se puso su sepultura entre los
malvados y con los ricos su
tumba”
Isaías 53:9
“siendo por naturaleza Dios, no consideró el
ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.
Por el contrario, se rebajó voluntariamente,
tomando la naturaleza de siervo y
haciéndose semejante a los seres humanos.
Y al manifestarse como hombre, se humilló
a sí mismo y se hizo obediente hasta la
muerte, ¡y muerte de cruz!
Pablo (Fil. 2:6-8)
“Nosotros predicamos a Cristo
resucitado. Este mensaje es
motivo de tropiezo para los
judíos, y es locura para los
gentiles”
Pablo (1 Cor. 1:23)
Hebreos 12:2
Jesus “por el gozo que le esperaba,
soportó la cruz, menospreciando la
vergüenza que ella significaba, y ahora
está sentado a la derecha del trono de
Dios”
Descargar

SP-Crucifixion