Amando los
no amables
(Colosenses 3:14)
Amando los no amables
Y sobre todas estas cosas
vestíos de amor, que es el
vínculo perfecto. (Colosenses 3: 14)
Amando los no amables
Introducción:
Uno de los hechos singulares de la naturaleza humana es que
podamos vincularnos unos a otros, pero muchas veces el
problema lo constituimos nosotros mismos, porque nos cuesta
mostrar el amor de Dios hacia otros, sin embargo, cuando
poseemos la plenitud del Espíritu, Dios pone el fruto del amor
en nosotros.
El amor ágape que ha sido derramado en nuestros corazones,
busca el bien de todos, y no busca el mal de nadie, busca la
oportunidad de hacer el bien. Es el espíritu en el corazón que
nunca buscará otra cosa sino el bien máximo de sus
semejantes.
Amando los no amables
¿Cuál es el contexto de su AMOR?
La Cruz es el amor de Dios en acción. ¡Cuán diferente hubiera
sido si Dios hubiera mirado nuestra condición perdida y
solamente haber mostrado solo piedad! Dios pudo haber
lamentado nuestra triste condición con verdadero y profundo
sentimiento, sin hacer nada más. Por
la Cruz
nosotros sabemos que Dios es amor. Y si el amor de Cristo está
en nosotros, debemos manifestarlo, con acciones semejantes
a las del Calvario.
Soportar y perdonar, es lo que Cristo hizo por nosotros.
(Colosenses 3:13)
Amando los no amables
¡Un nuevo mandamiento para nosotros!
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a
otros; como yo os he amado, que también os améis unos a
otros.
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis
amor los unos con los otros. (Juan 13: 34-35).
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo
os he amado. (Juan 15:12)
Amando los no amables
¿Cómo debemos andar y comportarnos?
Y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí
mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante
aroma. (Efesios 5:2)
No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque
el que ama a su prójimo, ha cumplido la ley. (Romanos 13:8)
Sobre todo, sed fervientes en vuestro amor los unos por los
otros, pues el amor cubre multitud de pecados. (1ª. Pedro 4:8)
Amando los no amables
El sigue demostrando su amor
Pero Dios demuestra su amor para con
nosotros,
en
que
siendo
aún
pecadores, Cristo murió por nosotros.
(Romanos 5:8)
Descargar

Diapositiva 1