En la siguiente presentación digital, podrán conocer, un poco más acerca
de nuestro Folklore Paraguayo, especificando a las viviendas de nuestro
bello país.
Como todos sabemos, las viviendas se diversifican en miles de maneras, y
aquí en nuestra sociedad existen estas a la vez, con sus diferentes
características, pero contando a la vez con similitudes.
Comentaremos tanto acerca de las casas más sencillas, como los ranchos,
que son más frecuentes en zonas boscosas, como de las casas más grandes
y mejor elaboradas que son las que conocemos mejor, que se encuentran
ya en lugares más amplios.
El objetivo primero de esto, es que la gente, vaya conociendo más sobre
estos pequeños detalles, pues parecen insignificantes, pero la verdad, es
que como paraguayos/as debemos tratar de adentrarnos más a ellos,
porque así respetamos no solo nuestro folklore y nuestro país, sino que
nos respetamos a nosotros mismos.
Para la construcción de las viviendas se tiene en cuenta la orientación, aunque no
siempre Norte-Sur, que evita sufrir los vientos predominantes de esas direcciones, y
permite tener el sol por la mañana de un lado, y por la tarde, del otro.
Existen 2 tipos de casas: el rancho y la casa de material.
Es la vivienda provisoria de los que trabajan en el bosque, yerbatales, en
construcción y conservación de caminos, de pescadores y cazadores, llamadas tapyi o
tejupa, en forma de toldo, choza. Se arman con palos con horqueta, plantados, para
sostener el solero y los laterales, que suelen ser de palos más delgados o takuaras,
sirviéndose de ysypó para atarlos. El techo puede llegar al suelo. Esta hecho de paja,
kapi´i, jahepé, etc. Suele ser de 2 aguas o vertientes. Puede quedar revestido por
palmas, pajas apretadas con tirantillas de takuara a lo largo, por chapas onduladas de
zinc, de placas de madera impregnadas con aceite, con tejas españolas, coloniales, y en
zonas como Itapúa, tejas francesas.
Sus paredes están hechas de troncos de karanda´y. En la región oriental, pueden
apreciarse paredes de troncos de cocoteros, y en zonas madereras, las paredes suelen
ser de tablas colocadas verticalmente.
El piso suele ser de tierra apisonada. Sus puertas y ventanas pueden quedar con
aberturas descubiertas. Se suelen ver ventanas de cuero vacuno o por lonjas de cuero, o
por hojas de tablas de madera(machimbre) o directamente sin estas características.
En casas rústicas, suelen verse ventanas de cuero vacuno, madera o lata. Sus propios
dueños, las elaboran.
El espacio central se reduce a la entrada, zaguán, que se comunica
con las habitaciones laterales.
El terreno alrededor de la casa o toda la propiedad está delimitada generalmente por
alambrado.
La entrada de la casa y la propiedad se hace por el portón o la tranquera, a veces por un
mataburro.
Sus paredes son de adobes o de ladrillos, con revoque y pintura a la cal.
El techo, puede estar cubierto por cieloraso, que pueden ser de listones, o más
frecuentemente, de lienzo grueso pintado de blanco, armados sobre cuadros de madera, los
cuales se apoyan en las paredes.
Para el piso, se emplea actualmente la baldosa, pero es común ver pisos de ladrillones o
ladrillos. Sus puertas son de una hoja ancha o de dos, al exterior, ventanas verticales, con
rejas de hierro o de madera, poseen marcos y hojas de madera, barnizada, pintada o lustrada.
Pueden verse ventanas de vidrio en bastidor y persianas externas.
La madera para los marcos es el lapacho y para las hojas el cedro.
Poseen corredor al frente con pilares de tronco de madera.
La huerta: cerca de la casa, se delimita una fracción de tierra para evitar la entrada de
animales domésticos. En ellas se plantan las hortalizas más comunes, como el ajo, perejil,
berro, repollo, zanahoria, ect. También utilizan las huertas, para pantar flores y demás
plantas, como la rosa, el jazmín (lo utilizan para ponerlo entre las ropas), lirio, azucena,
pacholí, y yerbas medicinales tales como la menta, manzanilla, anis, romero, ruda, etc.
Cocina: puede o no estar
dentro de la casa, su construcción y
forma guarda relación con las demás
habitaciones de la casa. Es más
frecuente, que la cocina cuente con
fogón levantado. Anexo va la pileta
para lavado de utensilios.
Pozo: también cerca de la
casa se halla el pozo
excavado, fuente del agua
de uso diario o un aljibe
para recoger el agua.
Horno: suele estar
junto a la cocina, de
material, de ladrillos
con revoque, forma
semiesférica. Sirve
para cocinar chipa,
sopa paraguaya, etc.
Baño: hecho con material
análogo al empleado para
el excusado. Dentro hay
latas para el agua,
palanganas, y de los
postes o paredes, algún
grueso clavo par colgar la
ropa.
Muebles y enseres domésticos:
en el dormitorio, están el catre
de lona, la cama, el baúl-arcón,
roperos, armarios, candeleros,
etc.
Comedor: contiene sillas,
bancos, mesas, armarios o
alacenas, cristalera, un cántaro
sobre un pie o sostén, etc.
Utensilios: de la cocina: recipientes en general de
latón, de barro cocido, vasija con alas o
agarraderas, platos, el cántaro, ollas, sartén, tetera,
mortero, cestas, etc.
Corredores: y
lugares de estar:
sillas de madera
con asiento de
paja, algún sillón
de mimbre,
Silletas, bancos.
No faltan las
guitarras,
tocadiscos, etc.
Iluminación: donde no hay electricidad, se
hace con candil, velas de sebo, de esperma,
lámpara de kerosene, farol “mbopi”,
lámpara a carburo, etc.
..Acabamos de ver las principales características del folklore material, con respecto
a las viviendas, pero ahora, en el siguiente segmento del trabajo, podrán conocer,
que piensan estas 5 personas, acerca del folklore material (casas) y del folklore
paraguayo en general…
¿Qué es lo que más te llama la atención de las
A. Antonio Martínez viviendas de nuestro país?
02.08.10 20:30
-Las casas paraguayas, son características.
Casa del abuelo de Distintas a las casas de otros países. Los ranchos
Valeria
son muy bonitos. Yo visité algunos, y es hermoso
entrar en sintonía con la naturaleza, estar con los
animales que andan por allí.
Ivo C. Inoue V.
03.08.10 11.45
Casa de Valeria
¿Si pudieras elegir un tipo de casa, cuál sería: un
rancho o una casa de material?
-Y creo que por las necesidades y mayores
comodidades, preferiría una casa de material, pues
brinda mayor seguridad como todos sabemos.
Pero los ranchos… si son espaciados y con cierta
estructura, serían también cómodos para vivir. Me
gusta la naturaleza, y a veces es necesario estar en
más contacto con ella.
Teresa Reinoso Zayas
09.08.10
8:30
Por messeger
Guillermina Reinoso Z.
09.08.10
9:10
Casa de los abuelos de
Valeria
Vos vivís en Argentina, pero obviamente como
paraguaya, recuerdas y conoces sobre nuestro
Folklore… las casas.
-Desde luego. Extraño mi país, sentirme unida a
esas características únicas que tenemos. Y claro,
las casas son especiales. Son tan distintas unas
de otras.
Yo viví en las afueras del país durante 5 años, y
aprendí tanto, en la casa de una tía, como unir
los trozos de takuara para colocarlos como
cortinas, sea para ventanas o puertas. Eso nunca
olvidaré. La artesanía se entremezcla con las
casas, pues para mí, una vivienda, es arte, por las
decoraciones y la creatividad que uno pusiese
tener.
Decime…¿qué es lo que más te agrada de nuestro
folklore?
-Y… nuestro folklore tiene una gran versatilidad. Se
divide en tantas cosas hermosas. Desde la
deliciosa comida, hasta el arte en general. Y
ustedes, haciendo el trabajo referente a las
viviendas, también son únicas. Viví en las típicas
casas de material por 2 años, y es lo más
reconfortante. Estás completamente alejada de los
ruidos…y solo encuentras naturaleza.
Justo Mamoru
Inoue Shoji
09.08.10
12:00
Casa de los abuelos
de Valeria
Bueno, vos vivís acá desde hace largo
tiempo, y me imagino que conoces sobre
nuestro folklore. Desearía que me cuentes
cómo viviste los primeros años aquí, luego
que desde Japón tuviste que huir por la 2da
Guerra Mundial. ¿en que tipo de casa te
hospedaste?
Y es realmente una larga historia. Y sí, claro que conozco al Paraguay. Es
totalmente distinto a lo que la gente cuenta por ahí. El Folklore es maravilloso,
tiene tanto. Uno puede llegar a aprender tantas cosas con tan solo leer un
poquito.
Es más que interesante.
Y con respecto a la última pregunta, diré que viví cómodamente. Me esperaba
otro futuro con dolor allá, y al llegar aquí, nos instalamos en una casa sencilla,
muy humilde, hecha de material. Teníamos tan solo una habitación, pero era de
un considerable tamaño.
Teníamos una pequeña huerta, en la colonia de Las Almenas. Animales más
comunes como vacas, cerdos, cabras también. Amo el Paraguay, por la gente y
el ambiente, respeto por ende su Folklore hermoso y brillante!!!
Tantas cosas pudimos como grupo conocer a través de este pequeño
proyecto sobre el Folklore Paraguayo especificando el material o “Tavarandu
Mba´e Rehegua”.
Comprendimos todo acerca de las casas, como pueden clasificarse, cuales
son las diferencias entre una casa de material y un rancho, sus partes, lo que
tienen y lo que no tienen, como trabajan las personas para poder realizar por
ejemplo las ventanas, puertas o techos con takuaras, el trabajo increíble que
eso implica.
Pudimos encontrar la gran necesidad de saber profundamente esto, ya que
como parte de este país, el conocer como se construyen las casas, o como
son, que materiales se usan, es de suma importancia, y fue por esto que nos
interesó el proyecto a tal punto de preguntarnos del cómo antes no
investigamos cosas así… el Folklore es especial en cualquier parte del mundo,
y al nuestro debemos respetarlo, apreciarlo y adorarlo, porque es
simplemente único e inigualable.
Valeria Sol Megumi Inoue Martínez: Al mirar a través de todo el trabajo ya concluido, pude
encontrar solo una respuesta a todo esto: somos parte de este país, y no porque algunas cosas no
salgan como deseamos, no debemos ignorar lo bueno que tenemos. Nuestro folklore es bellísimo,
y debemos apreciarlo, respetarlo y defenderlo frente a cualquier blasfemia. Las viviendas, bueno,
pude ver como se elaboran y las diferencias que poseen. Y estas como parte del folklore, debemos
respetarlas y conocer, informarnos sobre ellas, pues el folklore material y el folklore en general, no
aparecieron porque sí, sino que aparecieron para adornar a nuestro país. Sí, apareció de la nada,
pues como sabemos el folklore es espontáneo, pero tiene una función, y debemos amarla e
impulsarla.
Gabriela María Anahí Jara González: Con este trabajo, pude conocer más acerca de las
casas y sus partes. Las diferencias entre las casas más sencillas o ranchos y las de
material, que son las más complicadas.
Bárbara Montserrat Camacho Giménez: Con el proyecto de viviendas, yo
pude experimentar como se siente construir una maqueta, estableciendo las
características de las casas, tanto de material como los ranchos. Comprendí
bastante sobre nuestro folklore material (casas.).
Ximena Sol Elías Galeano: Del folklore material y su subdivisión, pude conocer la parte de
viviendas, adentrarme dentro de las características principales y establecerlas en las
maquetas. Fue interesante y recreativo.
Internet: images.artelista.com/.../3/6575359541389785.jpg
images.folklore.com.py/T440x/rancho
=http://www.yluux.com/2010/04/13/una-semana-en-lacampaña-paraguaya
=http://www.histarmar.com.ar/InfHistorica/ExcCientParaguay1892/
10VillaEncarnacion.jpg&imgrefurl
=http://www.histarmar.com.ar/InfHistorica/ExpCientParaguay1892.
htm&usg
Libro: Dionisio Torres: “Folklore del Paraguay”
Descargar

Diapositiva 1