Una mirada de ángel . . .
y que en sus ojos se refleja un verde bosque,,
limpio y tan puro
como lo es su corazón
La voz del alma sencillamente dulce y
con el eco de un te quiero que llega a la mente . . .
que se repite una y otra vez
Incesante capaz de hacer volar
la imaginación hasta
La luna pasando al lado de una
estrella fugaz . . .
saludando
A esta y pidiéndole un deseo y cuyo brillo se desvanece
En un intenso suspiro,
continuando un viaje por el
infinito
Espacio brincando de estrella
en estrella y con su toque
Sincero cambian de color
formando así su rostro un
Grupo de luceros los más bellos jamás vistos...
Grabándose esta imagen en la mente y como un hechizo
Que te persigue jamás su recuerdo se desvanecerá
Descargar

una mirada