LA SED O LA IMAGEN
1. EXPOSICIÓN
Al maestro le preguntaron: “¿Y quién fue vuestro maestro?” Él
respondió: “Un perro. Lo vi al borde de un estanque que agua
clara; jadeaba de sed y no se atrevía a beber. Al acercarse a la
superficie del agua veía su imagen reflejada, creía que era otro
perro que le amenazaba y huía sin beber. Al final, la sed pudo
más que el miedo, se arrojó al agua, con lo que desapareció el
otro perro y bebió a gusto”.
“¿Y de qué le sirvió a usted ese incidente?”, insistieron los
discípulos. El maestro explicó: “Entendía en aquel momento
que el obstáculo que impedía al perro saciar su sed era su
propia imagen, es decir, la falsa imagen de la ilusión del yo. Una
vez que ésta desapareció, el perro alcanzó su objetivo. Ésa es la
suprema lección. El obstáculo que te impide avanzar es tu
imagen.
Carlos G. Vallés
2. Análisis
• Ser persona es vivir “con sed”. Todos tenemos necesidades
profundas que nos hacen avanzar y que necesitamos saciar
para ser quien estamos llamados a ser.
• Pero muchas veces nos encontramos con un grave problema:
muchas cosas nos impiden oir realmente esas necesidades
profundas. Y una de estos impedimentos más cotidianos es la
obsesión por nuestra propia imagen. Estamos tan
preocupados por la imagen de nuestro yo, que nos olvidamos,
precisamente, de nuestro yo más hondo.
• Necesitamos ir hasta el fondo, no podemos quedarnos en la
epidermis porque ahí no se sacia la sed del hombre.
3. INTERIORIZACIÓN
• ¿Eres una persona exageradamente
preocupada por tu imagen?
• ¿En qué momentos cuidas tu interior?
• ¿Cuidas más la imagen de tu yo o tu yo?
4. EXPRESIÓN Y COMPROMISO
Hoy quiero expresar, Dios mío,
mi sentimiento de alegría por verme sostenido en tus
manos.
Con el corazón desbordado, por tanto amor recibido
y tanto horizonte abierto.
Lleva a buen término la obra que
en toda persona, en mí, has comenzado.
No dejes, Dios mío, que mi cobardía
mi orgullo, mi superficialidad, mi vaguería,
puedan estropear el trabajo que día a día.
Con paciencia y con esmero
Tú has ido haciendo en mí..
Sigue abriendo mi corazón, toda mi persona
a tu Palabra hecha carne
en tantos rostros que hoy conozco
y en los que conocerá mañana.
Descargar

APRENDAMOS A VIVIR DESDE LA INTERIORIDAD CON …